Ofrecido por

GurusBlog

Alemania en la encrucijada, por fin

http://i1.wp.com/fabulouslyfrugirl.files.wordpress.com/2012/05/cross-roads.jpg?resize=227%2C171John Mauldin es un analista clarividente al que seguimos en sus opiniones de forma regular. Su visión sobre los acontecimientos europeos tienen la perspectiva norteamericana. Y eso, a veces, añade a sus análisis una objetividad y una perspectiva de la que los analistas europeos carecen. A continuación os traducimos libremente y de forma resumida un fragmento de sus últimos comentarios sobre la Eurozona, publicadas en Thoughts From The Frontline. Y al final del artículo os haremos algunas reflexiones al respecto:

9 de Junio 2012 “(…) Europa va a tener que comprar toda la deuda española durante años. Y no sólo la deuda nueva sino también la antigua que se está impagando y deberá ser refinanciada. Hablamos de cientos de miles de millones de euros. ¿Y si Grecia hace default? La cifra será aún mayor. Decir que se trata de 46bn (46.000 millones €) como asegura el FMI es simplemente ignorar la realidad. Ese dinero tendrá que salir de algún sitio. El BCE tendría que monetizarlo (posible pero no probable?), o bien una entidad pan-Europea como el ESM debería ser autorizada a convertirse en un banco, para poder así pedir inyecciones de capital y crédito al BCE para reflotar al sistema bancario español (y otros).

Es obvio hasta para los analistas más ineptos, que para que la Eurozona sobreviva, deben suceder antes muchas cosas. Primero se debe crear algún ente a modo de FDIC europeo (FGD a la europea). Las garantías bancarias y la regulación deben convertirse en una responsabilidad europea en su conjunto, y no de cada uno de los países miembros. ¿Qué habría sucedido si el resto de los EE.UU. hubiesen decidido que New York debía haber rescatado a sus propios bancos, cuando la crisis del 2008?

En segundo lugar si se permite al ESM convertirse en un banco, ¿en cuánto se convertirían esas garantías? Porque el compromiso original de los países miembros para respaldar una cantidad limitada y específica de deuda, se vería entonces miltiplicada por diez. Y el vecindario europeo se encontraría con un pastel de 4 a 5 trillions (billones). ¿Cómo es posible alcanzar esa cifra? Pues porque no sólo será España. ¿Puede Italia andar muy lejos, dado el vasto alcance de la recesión europea? ¿Y los bancos franceses? ¿Y Francia en sí misma, dada la nueva dirección política de su gobierno y sus propias deudas masivas?

Pongamos que son sólo 4 trillions (billones), y durante sólo unos pocos años. Alemania sería responsable de al menos un 25% de dicha cantidad, o el equivalente a un 40% de su PIB. Y eso suponiendo -que es mucho suponer- que Grecia, Irlanda y demás periferia pudieran asumir sus correspondientes porcentajes… ¿Querrá Alemania asumir una deuda tan descomunal? Los países periféricos ya le deben al Bundesbank germano más de 1 trillion (billón) de €. y la ratio de deuda/PIB alemana está ya en el 80%. Los CDS (credit default swaps) de alemania ya se están encareciendo.

Si Alemania da el primer paso, debe estar dispuesta a continuar por ese camino hasta el final. Porque pararse en cualquier momento sería generar aún mayores daños, ya que ellos serían corresponsables de su cuota en la deuda que se cree a partir de ese primer paso. Como se dice en el póker “In for a dime, in for a dollar”

Ciertamente, si van a aceptar tanta deuda, deben existir garantías de control fiscal de los países que necesiten ayuda. Y eso significa una unión fiscal férrea. Cuando se creó el Euro, los líderes europeos pensaron que una moneda única desembocaría naturalmente en una unión fiscal. Porque las uniones monetarias sin una unión fiscal, crean disfunciones letales. O bien el BCE deberá monetizar directamente la deuda, lo cual va en contra del pensamiento alemán. De cualquiera de las maneras, supone un gran cambio en la posición germana adoptada hasta ahora.

Hay tres problemas que Europa debe solucionar. Tiene un problema de deuda soberana, como consecuencia de un problema de solvencia bancaria. Ambos son evidentes y pueden tener solución, pero pasa por aportar tiempo y dinero.

Pero el tercer problema es el más difícil de todos. Es el balance comercial entre Alemania y los países periféricos. Y los diferentes niveles de productividad de sus trabajadores. Los déficits comerciales deben alinearse. La manera más común de equilibrarlo es mediante una devaluación del país con déficit. Eso no es posible en los países de la Eurozona. Por tanto, la única manera es que los trabajadores de los países menos competitivos, acepten rebajar sus condiciones laborales. Hasta que eso no ocurra, el proceso será lento y penoso, y conllevará una larga recesión o depresión. Y ello nos conduce a las protestas y disturbios, que a su vez generarán cambios políticos (…)”

Es obvio que Mauldin no nos descubre hechos que desconozcamos, pero sí que cabe resaltar la encrucijada ante la que se encuentra Alemania. Hasta hoy, la política ha podido ir sorteando la decisión final e irreversible de mantener la Eurozona actual mediante la implicación alemana, o permitir su involución y desmembramiento. Pero la mecha se está ya acabando, y el rescate de la banca española es lo último que Alemania puede bendecir sin tomar irreversiblemente el camino que menciona Mauldin: El camino de no retorno de los 4 o 5 trn (billones) de €. Y ese es el único camino en el cual la UE va a poder utilizar de forma simultánea las 3 herramientas básicas de la economía que mencionábamos en “Las 3 herramientas elementales de la UE”.

some_textNo va más, señores, no va más. Rien ne va plus. Ha llegado la hora de la verdad. De saber si Alemania teme más la involución y centrifugación traumática de la Eurozona, o su evolución hacia la homogeneización y socialización absoluta de sus economías. Merkel ya no puede gobernar por más tiempo sin definir el camino que va a tomar. Puede ser cuestión de semanas o tal vez meses. Y como periférico diría que celebro que se acabe la agonía y que lleguemos al final de la inoperancia, sea cual sea la dicisión alemana.

Los alemanes son conscientes de que ambos caminos son malos para sus intereses y su status actual. Pero cada día son más los que se percatan también de que hoy viven en un sueño irreal de bienestar y crecimiento falsamente aislado, en una Europa destrozada por la deuda y los abusos. Quizá cometieron el mayor error de su historia moderna, después del nazismo, al firmar los tratados europeos y decidir, no sólo pertenecer, sino liderar la potencia mundial económica europea. Cometieron graves errores de cálculo al desprenderse de su divisa y permitir la unión monetaria sobre un mar de divergencias económicas, productivas y sociales.

En su favor hay que decir que de haber renunciado a incorporarse a la Eurozona, habrían sido estigmatizados por haber truncado la senda marcada por el padre de la reunificación alemana y del europeísmo alemán, Helmut Kohl. Y también hay que recordar que en aquellos años las divergencias económicas estaban maquilladas y falsamente minimizadas por el abuso del mar de deuda en el que comenzaba a nadar el mundo desarrollado. Las economías precarias periféricas se vieron de repente nadando en la abundancia de dinero debido, y eso ayudó a confundir a los alemanes, que veían crecimiento sólido en sus vecinos burbujeantes.

Sea cual fuere el motivo que llevó a Alemania a tirarse a la piscina del Euro, hoy se enfrenta a la encrucijada más importante desde la reunificación: Aceptar empobrecerse solidariamente y con un futuro incierto, o romper la baraja y enfrentarse a un futuro convulso y aún más incierto. No pretendáis tratar de discernir lo que más le conviene a Alemania como futuro probable, puesto que sea cual sea la decisión, conllevaría valentía. Y no olvidéis que la decisión será política, ergo cobarde e in extremis.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

87 comentarios

  1.    Responder

    Alemania está en la encrucijada que se metió ella misma al controlar el BCE, y llevar políticas monetarias pro-gemánicas, que ayudaron a crecer la super-burbuja inmobiliaria. Ahora debe asumir responsabilidades.

  2.    Responder

    hola, no soy economista, sólo un pequeño empresario, con una nave llenas de máquinas paradas, sin trabajadores y lo que es peor, sin demanda. Actualmente la demanda internas está a o, en los peores niveles desde que empezó la crisis.Creo que será el peor trimestre a nivel industrial.
    Ahora, todo lo nubla la crisis de deuda y no nos deja ver nada más, pero no es el momento de que la sociedad, nos replanteemos els sistama social y productivo actual, esto es, un capitalismo salvaje, que actua como una enfermedad autoinmune en nuestra sociedad?¿?¿ basado en producción, producción y precios baratos, todo vale para un presio barato, aniquilación de las materias primas, explotación de los trabajadores, perdida de derechos que ya creíamos consolidados.
    Es posible, que llegado un momento, la economía no pueda crecer un 3% del PIB año a año, es posible que funcione un sistema productivo igual válido para la convivencia social que no tenga como fín último este crecimiento del PIB, y sí crecimoento en otros factores sociales como trabajo.
    quizás soy un ignorante por pensar que nuestros hijos, merecen un mundo mejor y menos agresivo que el actual, que podemos vivir todos con menos para que más puedan vivir mejor.
    Desde mi punto de vista, al igual que no puede existir una europa de dos velocidades, tampoco puede existir una globalización comercial a 5 velocidades. Creo que quizás es el momento de que la sociedad se replantee qué estamos haciendo y a dónde queremos llegar.
    un saludo.

    1.    Responder

      Interesantes las reflexiones que planteas, Gabriel. Quizá estamos en ese proceso de que en este lado del planeta vivamos todos con menos, para que en otros países más pobres puedan vivir con más. Desarrollados en recesión y emergentes con crecimiento. En cuanto a la agresividad de este mundo, creo que siempre va a estar ahí, aletargada en tiempos de bonanza crediticia pero exacerbada en tiempos de contracción. A pesar de todo, hasta la fecha este Sistema es el que ha creado más riqueza en todo el planeta (y sigue creándola en el mundo emergente), y por el momento no hemos sido capaces de mejorarlo.

      Suerte Amigo.

  3.    Responder

    Alemania dira que nones.Pensara que mejor sola y rica. Nadie elige empobrecerse si puede ser el unico gallo(rico) del corral. Va contra naturaleza humana.

  4.    Responder

    Vaya! Caramba! Al fin! Alguien que dice lo que yo vengo avisando hace un tiempo…

    Y que aquí os lo resumo:

    Primero, crítica a los tapados de la crisis:

    http://bolseros.blogspot.com/2012/05/opinion-los-tapados-de-la-crisis.html

    A continuación cifras de los tapados de la crisis:

    http://bolseros.blogspot.com/2012/06/la-tercera-guerra-mundial.html

    Y posteriormente el aviso de Moody’s a los bancos alemanes y austriacos.

    http://bolseros.blogspot.com/2012/06/primer-aviso-moodys-rebaja-rating.html

    Un saludo 🙂

    1.    Responder

      Gracias Javier, les echaré un vistazo.

      1.    Responder

        Espero que te haya servido de algo mis posteos. Creo que el gráfico de exposición a la deuda griega es bastante aclarador de la situación. Agradezco tu atención e interés. Gracias.

  5.    Responder

    En España no se pueden rebajar más las condiciones laborales.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR