Ofrecido por

GurusBlog

Angela Merkel se sale con la suya en Opel, General Motors la vende a Magna y la factoría de Opel en España sale perdiendo

Opel General Motors GMPese a que el fondo RHJ aumentó hace pocos días su oferta por Opel, finalmente y como era de prever el fabricante de componentes austro-canadiense Magna, y su socio el banco ruso Sberbank han sido los vencedores en la disputa por la compra de Opel a General Motors (GM), lo que supone un duro revés para la planta de Opel en España (situada en Zaragoza, Figueruelas) que sufrirá un importante ajuste.

En esta decisión ha tenido mucha importancia la opinión del gobierno alemán, quien ha proporcionado hasta ahora 1.500 millones de euros para mantener Opel a flote. Angela Merkel en el momento del anuncio de la operación declaró que se ha realizado según “las condiciones planteadas por el gobierno” de Berlín, es decir, bajo la premisa que no haya cierre de ninguna factoría alemana.

Está decisión tan celebrada por el gobierno de Merkel, no es una buena noticia para la factoría de Opel en Figueruelas, que siendo la de mayor productividad de Opel, verá como perderá peso en favor de las plantas alemanas, especialmente la de Eisenach, de la que GM tenía previsto desprenderse, y que ahora será la que en un futuro no muy lejano producirá más Corsas en lugar de la planta española, significando una pérdida de 1.700 empleos para la planta de Zaragoza, un 25% de su plantilla.

Alemania apoyó dede el inicio a Magna en lugar de a RHJ, ya que su plan de reestructuración beneficiaba mucho más a las fábricas alemanas que cuentan con 20.000 empleados, y que sólo perderían 3.000 empleados, es decir un 15% de la plantilla, pese a ser mucho menos productivas que otras plantas. Además para Angela Merkel, este anuncio le llega como anillo al dedo, en un momento políticamente importante a pocas semanas de las elecciones alemanas en las que parecía estaba perdiendo apoyos.

El acuerdo supone que Magna y su compañero de viaje ruso se harán con el 55% de Opel, mientras que General Motors mantendrá el  35%. El 10% restante estará en manos de los empleados. Además, los nuevos propietarios invertirán 500 millones en Opel.

Plan de ajuste

Según los planes de Magna, cuyo plan de reestructuración es más duro que el de RHJ, la planta de Figueruelas dejará de montar las 20.000 unidades que se producían anualmente de la versión 3 puertas del Corsa, y perderá la exclusividad del modelo de cinco puertas. Con estos movimientos, la fábrica española perderá una de sus dos línias de producción, disminuyendo su capacidad máxima de fabricación en 100.000 unidades anuales, para quedarse con una capacidad máxima de 320.000 unidades.

En cambio, y de aquí la alegría de Merkel, la planta de Eisenach se concentrará en el montaje del Corsa y podría fabricar hasta 180.000 coches al año. Además, la factoría española perderá una parte de sus naves de prensa en favor de Kaiserlautern. Mientras, la gran perjudicada del proceso es la factoría belga de Antwerp, que Magna pretende cerrar.

Será curioso ver como reaccionan los diferentes gobiernos europeos involucrados ante la petición de Magna de ayudas públicas por un valor de 4.500 millones de euros, y como supervisará este proceso la Comunidad Europea, ya que todas estas ayudas públicas tienen como objetivo competir por mantener puestos de trabajo en cada uno de los países y no una finalidad empresarial o industrial.



Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR