Ofrecido por

GurusBlog

Y la banca siguen experimentando con bombas nucleares

producto financiero banca

Deux ex machina o a saber cuando los bancos  se creyeron que eran Dios y desde entonces no deja de aparecer el listo dentro del sector que sigue maquinando con la ingeniería financiera para intentar convertir un mierda en oro y quizás lo peor creerse que es oro, o eso,  a uno es que realmente es muy convincente cuando se embolsa miles de dólares en comisiones.

Lenin les tendría que levantar un monumento, porque ningún comunista o marxista ha estado tan cerca de acabar con el sistema capitalista como los Goldmans Sachs, JP Morgan o Merrill Lynch de turno.  Y lo peor es que siguen perseverando.

Hace sólo 5 años, que esos juegos de ingeniería financiera casi acaban con parte del sistema financiero mundial, con los CDO, CLO, MBO, y otros acronónimos que el común de los mortales no conocía.

Ahora, miles de millones de dólares en rescates y miles de folios de nueva regulación después,  sin hacer ruido y de forma silenciosa (es lo que tiene la radiación nuclear, que ni se oye ni se huele),  Los JPMorgan, Bank Of America de turno, vuelven a construir sus castillos de naipes financieros que obviamente acabar derrumbándose sobre toda la sociedad. No os preocupéis, volverán a ser rescatados. Si en 2007 era sistemáticos, hoy aún son más grandes, más fuertes y más poderosos que nunca.

Un nuevo problema de 2,6 billones de dólares

Superado el tema de las subprime, ahora alguna mente brillante, le ha dado por diseñar un Nuevo Esquema con el objetivo de seguir transformando algún tipo de  activo deteriorado en activos de alta calidad que además sirven para  computan colateral de tesorería para alcanzar los nuevos requisitos de capital que establece la Dodd Grank Act para 2013.

Pero veamos como funciona la nueva criatura. Cuando haces trading apalancado  como realizan los  bancos de inversión, se te pide que en garantía a tus operaciones deposites un colateral para cubrir el riesgo de la contraparte. El objetivo es que si el “trade” o inversión sale mal tengas garantías para cubrir a la otra parte que aceptó tu apuesta en el mercado.

Generalmente este colateral o garantía suelen ser o bien liquidez (dinero) o sobretodo bonos soberanos a corto plazo, en algunos casos otras acciones o valores dados en garantía y generalmente está garantía tiene que cumplir una serie de requisitos en cuanto a liquidez, rating, valor y precio.

Estamos hablando de un negocio, el de los derivados OTC,  que mueve 648 trillones de dólares.  Un negocio que nadie en la banca quiere perder o reducir.

Si bien hasta ahora, el mercado de derivados OTC, era un mercado opaco ya que el 90% de las transacciones ser realizaban vía contratos privados, y cada cúal establecía los márgenes de seguridad y el colateral que quería, ahora  la Dodd Fran Act establece que ahora tienen que pasar por las centrales de clearing como la CME de Chicago o LCH.Clearnet de Londres.

Es decir ahora el colateral tiene que ser “bueno” de verdad. Lo que implica que la banca que se dedica al trading debe aportar entre 500 mil millones y 2,6 billones dólares.

El colateral exigido preferido son los bonos a corto plazo del tesoro de los EEUU, aunque últimamente van algo buscados por las compras masivas de la FED y porque en momentos de pánico los inversores los toman como destino refugio de su dinero.

El caso, es que la gran banca de inversión norteamericana se está quedando sin colateral que ofrecer a sus clientes para que hagan trading y a falta de clientes  invirtiendo se quedan sin comisiones y dios mio, se reduce el bonus. Básicamente se están quedando sin colateral de primera calidad, es decir con un rating que vaya de  AAA- a AA-. Es decir en teoría se acaba la fiesta… pero

La fiesta si continua

Ante la escasez de colateral, JP Morgan y Bank of America, parece que han dado con la solución. Si sus clientes no pueden aportar colateral de primera calidad no importa… la banca lo va a crear. Para ello le piden al cliente que aporte al banco una garantía, no importa mucho su calidad, y contra esa garantía el banco le presta los bonos del tesoro para que estos sean depositados por el cliente como colateral.

¿Riesgos? Pues empecemos y acabemos  por lo básico. Tenemos un cliente que no tiene o puede aportar garantías con la suficiente calidad exigida para operar en derivados.. este cliente no debería operar, pero no hay problema para el Banco. A cambio de prestarle al cliente una garantía que tenga suficiente calidad, el banco se embolsa unas cuantas comisiones que incrementarán el bonus anual de sus directivos… todos felices.

Vía investorsplace



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

33 comentarios

  1.    Responder

    infografia que detalla la exposición de estos grandes bancos al mercado de derivados http://demonocracy.info/infographics/usa/derivatives/bank_exposure.html

    cuando se habla de trillones es mucho mejor verlos así, en montoncitos uno encima del otro, para hacerse una idea de lo que supone de verdad

  2.    Responder

    Errata: Deus.

    La expresión es aquí traída un poco por los pelos, pero pase porque el contenido de la entrada es muy interesante.

    (comentario borrable)


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR