La banca online: ¿es segura? Un caso real

Juan ST | 25 de Junio de 2012 | (31)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

Siempre existen en este tipo de trabajos relacionados con internet (banca online, ecommerce, etc) unos miedos “clásicos” ante los posibles peligros que puede aportarnos el avance de la tecnología en nuestras vidas.

Ahora casi todo el mundo ya utiliza internet para mirar sus cuentas bancarias, hacer transferencias, etc. ¿Pero es realmente seguro utilizar nuestras cuentas a través de internet?

Sinceramente creo que sí pero también creo que existen unos riesgos que son inevitables. Además son riesgos ante los que normalmente no podemos hacer mucho como clientes de un determinado banco salvo comunicar cualquier irregularidad que veamos. Quien debe velar por nuestra seguridad es el banco. Es su responsabilidad. Si hubiera algún tipo de infracción, si nuestra seguridad se viera amenazada o si un determinado banco cometiera un grave error en materia de protección de datos, deberá ser sancionado por ello. Lo que creo que no debemos es tener miedo al avance tecnológico y quedarnos estancados sin aprovecharnos de las comodidades que nos aporta año tras año la tecnología. Además cada uno debe mantener un cierto protocolo de seguridad personal como por ejemplo tener una determinada contraseña compleja para adivinar, cambiarla incluso de vez en cuando, etc

Comento todo esto, porque la semana pasada hablé con un amigo y me comentó que algo muy raro y grave le ocurrió cuando se descargó en su teléfono una aplicación del banco donde tiene su cuenta corriente para poder hacer las operaciones normales que hacemos como consultar saldos, hacer una transferencia, etc.

Cuál fue su sorpresa que cuando accedió a lo que él creía que era su cuenta, los números y los datos no cuadraban con los suyos. Cierra la aplicación y la vuelve abrir y ocurre lo mismo. Lo peor no era que los datos eran erróneos. Lo peor es que estaba viendo las cuentas de otros clientes con sus saldos y con sus datos personales. Se quedó tan sorprendido que sacó varios pantallazos de varias cuentas de clientes para poder enviar al banco y pedir explicaciones. Pero no sólo le pasó a él, también le ocurrió a su novia.

Prefiero por ahora no decir ni el banco ni la persona que le ha ocurrido esto por prudencia y por discreción. Lo que os puedo asegurar es que es verdad y que una persona ha podido entrar en la cuenta de varios clientes de un determinado banco a través de su móvil. Esto lo sabe el propio banco y la directora de Protección de Datos de dicho banco. Su reacción fue la lógica. Reconocer el error, solucionar el problema rápidamente y pedir disculpas al cliente que le había ocurrido esto.

Aunque creo que es una falta muy grave del banco y que debería ser sancionado por ello, repito que no creo que debemos tener miedo a que ocurran este tipo de cosas y frenar el progreso tecnológico por determinadas amenazas de este estilo. Desde siempre hemos estado expuestos a este tipo de amenazas. Todos hemos leído noticias acerca de la pérdida de algún banco de miles de números de tarjetas con sus números secretos, de que determinados grupos han podido entrar en la base de datos de varias entidades financieras, etc. El banco que cometa algún tipo de error o que no consiga defender al 100% la seguridad y protección de datos de sus clientes, deberá ser sancionado como he comentado antes además de reponer económicamente cualquier “fuga” de dinero ilícita de la cuenta de algún cliente. Además, es que si nos viéramos atacados o alguien “robara” dinero de nuestras cuentas, hay seguros y los bancos tienen medios para poder hacer frente a estos ataques.

En definitiva, si un banco ha cometido un error, debe pagar una sanción económica y deberá aumentar su seguridad en internet o donde sea. Pero de ahí a frenar el avance tecnológico en nuestras vidas o pensar que es mejor seguir con nuestras libretas, sin tarjetas de crédito o sin operar a través de internet, va un mundo. Es decir, creo que a día de hoy la banca online y operar a través de internet es seguro. Lo que pasa es que seguro al 100% pocas cosas hay. Es como si la pregunta fuera: ¿son seguros los coches hoy en día? Pues sí. Pero que uno puede fallar y que puede ocasionar un accidente grave, pues también puede ser. Pero nadie se plantea que se dejen de fabricar coches por una determinada amenaza tan grave como la de un accidente de tráfico por un hipotético fallo de un coche.

Sinceramente creo que no debemos tener ningún miedo a utilizar internet y que entre todos (entidades, clientes, reguladores, gobiernos, etc) debemos poner medios para aumentar nuestra seguridad sin frenar todo lo que la tecnología nos puede aportar y ayudar en nuestro día a día.

Te puede interesar:
Comentarios (4)

  • José

    Hola, ¿estás seguro de que eso no ocurrió hace unos meses con la integración real de un grupo de cajas? Los que íbamos al cajero (no online, al cajero repito) y metíamos nuestra tarjeta también nos salían cuentas de otros. Pasó durante un par de días mientras fusionaron los sistemas informáticos de las diversas cajas

  • http://juanst.com juanst

    José, ha pasado hace pocos días con un banco que no viene de ninguna integración de cajas.
    Como he comentado en el post, todos conocemos casos parecidos. Este es uno más.

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 313 suscriptores


25.133 lectores
25.768 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons