El pastel de Bankia y CAM. Mil millones entre préstamos, remuneraciones e indemnizaciones a consejeros

Gurus | 4 de Julio de 2012 | (53)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

bankia preferentes subordinadas 300

Aunque no tengo cifras exactas, sinceramente creo viendo los préstamos blandos que concedió la CAM entre 2004 y 2010 (161 millones de euros) y los que concedió Bankia en 2011 (486 millones de euros), podemos estimar que desde 2004 sólo entre remuneraciones, indemnizaciones y préstamos a consejero de la CAM y de Bankia, la cifra superará con creces los 1.000 millones de euros.

No es que quiera echar más leña al fuego sobre la indignación que vivimos, pero algo debe cambiar ya en los bancos que tenemos en España y en el mundo. Además algo habremos aprendido todos, sobre todos los reguladores y las administraciones públicas.

Que un consejero de un banco pueda tener acceso a un préstamos blando o a tipo cero me parecerá muy bien siempre y cuando pase los controles pertinentes y entre dentro de una bolsa de préstamos blandos a la que todos podamos tener acceso. Lo que es difícilmente explicable es cómo se puede dar a un empresa relacionada con un consejero de Bankia un préstamo valorado en 344 millones de euros a tipo cero cuando por otro lado tienen el grifo cortado para los pequeños y medianos empresarios en España.

Antes las Cajas eran unas entidades que no eran privadas y debían haber sido mucho más exigentes en este tipo de créditos o préstamos blandos que los bancos privados. Ahora ya no hay Cajas. De todas formas, los bancos de antes y los nuevos bancos que provienen de las antiguas Cajas de Ahorro, son compañías privadas pero con una función y una responsabilidad sobre la sociedad muy elevada. Deben hacer fluir el crédito de manera responsable y eficiente, además de mantener nuestro sistema financiero sano para no perjudicar a nuestra economía si no todo lo contrario, que le sirva de apoyo. Es decir, no pueden hacer lo que quieran porque son empresas privadas.

Por lo tanto, todo lo que sea conceder créditos y préstamos debe seguir un proceso de aceptación más que exigente y rigoroso para todo el mundo.

En definitiva, ahora lo que debemos exigir cómo mínimo son unas explicaciones sobre tanta mala gestión y que de verdad se juzgue y condene a todos los que han gestionado de manera más que irresponsable unas entidades que a día de hoy lo único que nos hacen es ahogarnos más en la agonía económica que vivimos en España.

Es vergonzoso que por ahora no hayamos visto apenas sentencias (creo que todavía no ha habido ninguna) y muchos más procesos abiertos contra varios de los directivos de los bancos y cajas que han derrochado miles de millones de euros. Todos nos podemos equivocar y esto no debe ser castigado. Equivocarse es normal, humano y lejos de castigarse, debe provocar en los demás una reacción de apoyo y ayuda hacia la persona que ha cometido un error si su intención no era otra que hacer las cosas bien. Nadie es adivino y el que toma decisiones se equivoca. Lo que debe ser castigado es el derroche, la gestión irresponsable, la concesión a dedo de puestos directivos sin justificar una trayectoria y una preparación adecuada, la concesión de préstamos a amigos, etc.

Espero también que se fijen unas bases y unas condenas muy duras desde ya para que sepan los que se sienten en los puestos directivos de este tipo de entidades (lo hago extensible a administraciones públicas, ayuntamientos, comunidades autónomas) lo que les espera si no gestionan de manera responsable y transparente sus empresas o instituciones públicas. Es un deseo que difícilmente veremos pero por soñar que no quede.

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 039 suscriptores


25.133 lectores
24.485 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons