Ofrecido por

GurusBlog

Baumgartner financiero en España: en caída libre

Viendo el salto realizado por el austriaco Baumgartner desde la estratosfera de más de 38 kilómetros de altura en el cual consiguió superar la barrera del sonido, se me ha venido a la cabeza la gran similitud que, por lo menos en el descenso y en su rapidez, ha tenido el sistema financiero español en el último año.

Empezamos el año con unas necesidades de capital para cubrir las entidades deficitarias que en su conjunto superaban apenas los 12.000 millones de euros, todo a cifras de cierre del 2011.

Pero nada más empezar el año, apareció un agujero en la CAM que supera con creces al ‘temido de la capa de ozono’, llegando incluso a decir el gobernador del Banco de España que ‘era lo peor de lo peor’. Pronto nos dimos cuenta de que era mentira, había cosas peores.

Proyectos de levantar entidades que ya habían recibido ayuda del FROB empezaron a tambalearse como por ejemplo CatalunyaCaixa, NovaCaixaGalicia, Banca Cívica o Unnim. Las primeras cambiaron rápidamente de nombre para tapar vergüenzas, pasando a ser CatalunyaBank y Novagalicia Banco. Las segundas simplemente desaparecieron ya que fueron fagocitadas por La Caixa y el BBVA respectivamente.

Pero lo que ya empezaba a oler mal era el tema Bankia. Sigo sin comprender como en menos de un año una entidad daba beneficios y salía a bolsa y nueve meses después, un mal parto, aparece con 4.600 millones de pérdidas y un más tarde necesita 19.000 millones además de los más de 4.000 que ya había recibido de ayuda. Esa velocidad ni Baumgartner en su descenso estratosférico.

¿Más cosas que afectan al sistema financiero español que van a velocidades ‘Baumgartners’?

Pues claro que sí. ¿Sabéis cuántas han sido las veces que han bajado de rating las entidades financieras españolas en los primeros 9 meses del año? ¿Sabéis las cifras que se manejan de salidas de depósitos de las entidades financieras españolas en lo que va del 2012? Ambas sin duda varían a velocidades supersónicas.

Y por si fuera poco, si la gente pensaba que con el famoso rescate a la banca de los 100.000 millones de euros de Europa que se negoció en junio, la caída libre iba a parar, va y se acelera: afectados por preferentes, fusiones iniciadas que se rompen como Libercaja Bank o Ibercaja-Caja 3 y otros pendientes de un hilo como Banco Mare Nostrum o la fusión Unicaja-Ceiss (antes Caja España y Caja Duero).

Pero si vemos que las cosas cambian con rapidez solo faltaba ya que uno de los en teoría grandes comience a tener problemas, como es el caso del Banco Popular. En tres días se habló de una ampliación de capital sin problemas, a una posible fusión/absorción por La Caixa, a acabar el Banco Santander echándole un capote en la ampliación para que la entidad de Ángel Ron no cayese en manos de la entidad catalana.

Si esto no es ‘velocidad Baumgartner’ no sé lo que puede ser.

Hemos pasado en poco más de nueve meses de estar prácticamente saneados y de ser de los mejores sistemas financieros del mundo a estar en ratings solo un peldaño por encima del ‘bono basura’, a que si nos fijamos y somos estrictos, solo queden seis o siete entidades medianamente decentes en funcionamiento o a que día sí y día también haya manifestaciones de clientes estafados y juicios en los juzgados contra las malas prácticas bancarias.

Eso sí, lo que no tiene velocidades tan exageradas, es el ver desfilar por los juzgados a los responsables de las entidades que nos dejado como estamos.

¿Qué será de nuestro sistema financiero dentro de medio año? Es más, ¿qué pasará antes de acabar este año? Nuestro sistema financiero, tristemente, se parece mucho al descenso de Baumgartner.

José Luis Del Campo Villares, editor de iAhorro



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

15 comentarios


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR