Todo vale. BCE estudia suprimir los criterios de rating para aceptar deuda pública como colateral

EP | 21 de Junio de 2012 | (27)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

 

El BCE pretende eliminar a medio plazo la normativa sobre las calificaciones mínimas de la deuda soberana europea para que esta pueda ser empleada como garantía en las operaciones de liquidez de la entidad, que pasaría a utilizar sus propias valoraciones, según indicaron fuentes del instituto emisor europeo.

Más a corto plazo, ya que la entidad aún no estaría preparada para asumir la responsabilidad técnica y altamente política de calificar a emisores soberanos, los responsables del BCE habrían llegado a un acuerdo para establecer vías más inmediatas para prestar asistencia a los bancos españoles.

En este sentido, una de las fuentes consultadas apuntó bajo condición de permanecer en el anonimato que la institución podría relajar sus exigencias respecto al uso como colateral de deuda pública e hipotecaria, garantías muy comunes entre las presentadas por entidades españolas, y señaló que este viernes se darían a conocer más detalles al respecto.

Los movimientos en el seno del ‘Guardían del euro’ tienen lugar ante el riesgo de que los bonos españoles deban asumir una penalización extra del 5% a la hora de ser aceptados en las operaciones de refinanciación del BCE en el caso de que España vea rebajada su nota de solvencia por la pequeña agencia canadiense DBRS, después de las adoptadas por las tres grandes calificadoras de riesgos (Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch).

Mediante la creación de un sistema interno de calificación, el banco central reduciría significativamente la influencia de estas agencias de ‘rating’, aunque resultaría un asunto delicado en el terreno político para el BCE.

“En el caso de que el Consejo de Gobierno del BCE decida esto, reduciría la muy controvertida influencia de Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch”, apuntaron desde uno de los bancos centrales de la zona euro.

Bajo el funcionamiento habitual del BCE, los bancos deben entregar bonos soberanos u otros tipos de colaterales a cambio de acceder a las operaciones de liquidez de la entidad. A lo largo de la presente crisis, los estándares aplicados a estas garantías se han visto repetidamente rebajados con el fin de permitir el acceso a los fondos del BCE a los bancos en problemas de la eurozona.

Sin embargo, existe una fuerte oposición, particularmente por parte del Bundesbank, que advertía de que esta relajación de las normas ha incrementado el riesgo de préstamo para el BCE y los bancos centrales nacionales.

CAMBIOS EN LOS RATINGS

Por el momento aún no está claro qué criterios serían aplicados por el BCE en el futuro en el caso de suprimir la actual norma sobre ratings en la deuda soberana.

Una fuente de uno de los bancos centrales de la eurozona han indicado que continuaría existiendo una escala de descuentos (‘haircuts’) aplicables a los bonos de los distintos países .

“Está claro que el BCE continuará aplicando mermas dependiendo de la solvencia de los países cuyos bonos son empleados como garantía como medida de seguridad”, añadió.

Desde otro banco central de la eurozona apuntaron que la medida podría comenzar a tomar forma a partir del próximo año dentro de una mayor coordinación entre los bancos centrales, incluyendo a la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra, para reducir el poder de las agencias de ‘rating’.

“No somos operativos todavía, aunque bien puede ser una solución a medio plazo”, indicó la fuente consultada, que precisó que en estos momentos todavía se está discutiendo sobre la metodología que podría ser usada en estas valoraciones internas”.

“Pero incluso si no llegasemos a una convergencia plena, estaremos en disposición de que los bancos centrales sean más capaces de realizar sus valoraciones internas más que depender de las agencias de ‘ratings'”, añadió.

Comentario Gurús:

Todo vale, incluso las trampas al solitario. Es impresionante como reglas que parecían inamovibles se plantear cambiar según conviene. Que los bonos soberanos se convierten en bonos basura, ningún problema el BCE elimina al calificador y resuelto, a comerse bonos y huida hacia adelante. Francamente suerte que existe aún el Bundesbank, porque no lo olvidemos, al final los bonos que se come el BCE, los están asumiendo en el porcentaje de su participación, los diferentes bancos centrales de los diferentes países europeos. Así que si por ejemplo los Griegos impagan sus bonos, ya os podéis imaginar quien se come el marrón. Efectivamente el resto de ciudadanos europeos.

No me extraña que los alemanes estén nerviosos.



  • Anónimo
  • Quincy

    Qué mejor remedio para curar una fiebre galopante que romper el termómetro!!!

  • ingen

    De todas formas y estando en total acuerdo con el comentario Gurú, esas agencias hay que eliminarlas de raíz.

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 316 suscriptores


25.133 lectores
25.768 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons