Caine’s Arcade: una lección para emprendedores

Juan ST | 13 de Abril de 2012 | (2)

Esta es la historia de un niño californiano de sólo 9 años que con mucha ilusión, haciendo lo que más le gusta y sin importarle los medios que tenía para poder realizar lo que quería, ha conseguido que alguien se fijara en él e hiciera un documental de su historia.

Quería montar una sala de juegos recreativos y lo consiguió. El pasado verano Caine montó un local de máquinas recreativas hechas de cartón en un rincón de la tienda de repuestos de coches del padre.

Como era lógico dado el lugar en el que se encontraba y dada las características de la máquinas, no tenía apenas ningún cliente.

Todo hasta que un día Nirvan Mullick, un realizador y animador, decidió comprar un repuesto para su coche en Smart Parts Auto. Le gustó tanto, evidentemente no por la calidad de las máquinas si no por la calidad de ilusión y por el trabajo que había detrás de ellas sin apenas recursos económicos, que quiso hablar con el niño y que le explicará cómo lo había hecho.

Tras esta conversación no dudó en hacer un pequeño documental sobre esta iniciativa además de convocar a muchas personas para que el niño viera colmado su sueño de ver llena su sala de máquinas recreativas de cartón.

caines-arcade

No sé si ahora tendrá algún cliente o algún niño se pasará por donde tiene Caine sus máquinas, pero lo que está claro es que si no hubiera hecho con ilusión esas máquinas sin pedir nada a cambio, la visita de Nirvan a la tienda de su padre se habría quedado en nada para él. Creo que el mensaje de este documental es: “monta tu propio negocio con ilusión, sin preocuparte de los recursos económicos que tienes”. Lo importante es hacer cosas. Luego el golpe de suerte te podrá llegar en cualquier momento o no llegar, pero lo que está claro es que este golpe de suerte si no haces nada es imposible que te llegue.

Muchas veces decimos, “si yo tuviera dinero montaría tal o cual negocio y me forraba. Tendría éxito seguro.” Pues si te gusta lo que haces y crees que puedes tener éxito, haz lo que puedas con lo que tienes. Tus horas de trabajo son todas las que quieras. ¿Y el dinero? Pues si necesitas 100.000 euros y sólo tienes 1.000, ingénietelas para hacer lo que puedas con esos 1.000 euros. No tendrás un producto cool, chulo, técnicamente perfecto, pero habrás empezado a hacer algo que poder enseñar. Y sobre todo te podrás cruzar con alguien que confie en ti y que te dé ese empujón económico que no tenías al inicio.

Termino otra vez con lo que he comentado antes sobre la suerte. La suerte podrá llegar en cualquier momento o no, pero si no haces nada, seguro que no llegará.

[youtube_sc url=”http://www.youtube.com/watch?v=faIFNkdq96U&amp” width=”300″ height=”220″]

Te puede interesar:

Publicidad



Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 321 suscriptores


25.133 lectores
25.768 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons