Ofrecido por

GurusBlog

Por las mujeres y por el vino

Dicen que un pueblo inteligente es aquel que sabe reírse de si mismo y de sus propios defectos. Y en eso los españoles somos de los primeros del ranking.

La actual visita del viceprimer ministro chino Li Keqiang me ha devuelto a la memoria el siguiente chiste políticamente incorrecto, como gran parte del humor español, por otra lado.

Se encuentran en un avión un inglés, un alemán, un español y un chino y de repente se estropean todos los motores de la aeronave.

Rápidamente los cuatro van en busca de los paracaídas para saltar antes de estrellarse, pero después de buscar por todo el avión solo encuentran uno.

Ante ese dilema el inglés, como buen gentelman, dice:

– Por la reina y por Gran Bretaña.

Y se tira al vacío sin paracaídas.

Entonces el alemán se mira a los otros dos y dice:

– Por el deber y el honor.

Y también se lanza a una muerte segura.

En ese punto español y chino se miran los dos a la cara y al paracaídas alternativamente. Después de un corto e incomodo silencio el español se adelanta:

– Por las mujeres y por el vino … ¡a la mierda con el chino!

Y lo empuja por la escotilla del avión.

Nota aclaratoria para los lectores chinos: los españoles no tenemos ninguna animadversión hacia los chinos, simplemente es que chino rima con vino.

Nota aclaratoria para Su Majestad: le ruego que no cuente este chiste durante la próxima cena en la zarzuela.

Nota aclaratoria a los demás lectores: Si, reconozco que la razón última de este post es la de poder contar este chiste. Lo siento.

Más allá de la calidad del chiste, lo que denota es que tenemos una concepción de nosotros mismos de poco frugales y algo tramposos. Por supuesto, como toda caricatura es una exageración de la realidad subyacente, pero la mayoría reconoceríamos que algo hay de cierto en esa imagen.

Si después de lo dicho miramos nuestra situación actual, con una importante deuda pública y, sobre todo, privada, y con la necesidad que alguien confíe en nosotros para que nos preste dinero, tendremos motivos para ser pesimistas. Incluso los ‘malvados mercados’ nos pueden llegar a parecer benevolentes. ¡Que importante puede ser la imagen en ciertos momentos!

En las actuales circunstancias lo único que nos queda es, una vez reconocidos nuestros defectos, mostrar inequívocos signos de enmienda, pues en la realidad el chino lleva su paracaídas bien atado y con un poco de suerte nos prestará alguno de los que le sobran.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

6 comentarios

  1.    Responder

    muy inteligente la disyuntiva que plantea midnight… pero todavía no hemos visto "canjes" de deuda por "capital" en los países como sucede en la corporaciones con sus entidades (caso SOS). no sucedio en Grecia ni Irlanda. los acreedores mayoristas en mercado son inversores financieros puros y duros, lo cual no quita para que puedan realizar lobbies de presión para sus intereses comerciales como nación, que menos. mucho más exigentes seriamos nosotros o los junkies por ej. en su lugar

  2.    Responder

    (continuación)

    Ahora pienso que la tan temida tercera guerra mundial está teniendo lugar estos días. No sé si para bien o por desgracia, no se libra con tiros, sino con divisas. Y China está comprando toda la deuda que puede. Curiosos aliados hace el dinero. La guerra la están ganando ellos. Y digo "ellos" no porque yo esté enfrentado a los chinos, sino porque el país en el cual pago impuestos es uno de los comprados, y a bajo precio, me temo.

    Veremos lo que pasa cuando el presi de los EEUU vaya a Pekín a decirles que se retiren las tropas de Corea, por poner un ejemplo. A ver con qué fuerza los amedrenta, sabiendo que en realidad son ellos quienes le tienen agarrado por las pelotas… Quizá sea el presi de China quien saque de debajo de la mesa un contrato de compraventa que diga "Vale por Arkansas" y le tienda un boli diciendo: Just sign under the line, please… ¿O piensa alguien que lo hacen por el bien del mundo? ¿De qué mundo? ¿Del capitalista?

    Saludos catastrofistas.

  3.    Responder

    No voy a ser tan políticamente incorrecto, pero sí offtopic total. No creo en ello (de hecho no creo en nada), pero a mediados de los ochenta leí a Nostradamus. En las interpretaciones se indicaba que, supuestamente, el "fin del mundo" (no necesariamente es que se termine, sino que acabe tal y como lo conocemos) vendría del oriente. Por cierto que, supuestamente, no faltaría demasiado. En los momentos de la edición del libro se pensaba en la URSS, por aquello de la guerra fría. Después se ha pensado en el mundo islamita, sobre todo desde el tema de las torres en 2001 y los atentados de Madrid.

    Ya por entonces, alguien me hizo pensar si el problema no sería China, que si entraba a jugar, sería prácticamente imparable. No le creí. Demasiado retorcido…

    (continuará)

  4.    Responder

    gracias por el post.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR