Ofrecido por

GurusBlog

Mercado inmobiliario cuando las opciones no sacan del estancamiento

No nos engañemos, los excedentes de stock de viviendas producto de la coyuntura actual, el crecimiento del desempleo y la ausencia de crédito, son aún muy elevados. No nos engañemos tampoco, el mercado inmobiliario sigue respondiendo a una demanda inelástica, en proceso de cambio y transformación si, pero inelástica.

La pregunta de ¿será un buen momento para comprar una casa? Que siempre aflora cuando los meses dan alguna alegría como enero, donde el euribor ha experimentado su mayor caída desde el pasado 2009, nos lleva a reflexionar sobre la forma en la que el merado inmobiliario logrará poner de pié todas las fichas que, por efecto dominó, continúan derrumbándose y afectando específicamente al sector inmobiliario.

Con un 2011 catalogado del peor año de la historia para el mercado de la vivienda, las cifras relacionadas con el sector siguen mostrando excesos procedentes de la “Belle Epoque”. Todas las cifras han caído, construcción, compra venta y financiación, lo que ha derivado en una contracción de los precios superior al 22% en términos reales.

Reformas fiscales, no es oro todo lo que parece

Las esperanzas están puestas ahora en reformas fiscales que incentivaran la compra, si bien no se tiene certeza que el escenario actual y las directrices de los socios europeos, permitan una solución tan positiva para los ciudadanos.

Y aunque así fuera y finalmente las medidas fiscales provocaran el descenso de la caída de los precios y una reactivación del mercado, la coyuntura económica global es tan crítica, que las ventajas fiscales podrían verse opacadas, por una realidad más pesimista de lo esperado.

Por otra parte, las ventajas fiscales derivarían en un proceso más lento de recuperación de los precios, aunque por el momento, frenar su caída es el objetivo principal.

La falta de crédito, colapso oferta-demanda

La falta de crédito sigue siendo el principal obstáculo para lograr la reactivar el mercado inmobiliario, sin embargo, el problema aún es mayor si tenemos en cuenta que son específicamente las entidades financieras quienes hoy controlan los precios y quienes son propietarios de las viviendas, lo que complica aún más el cruce de equilibrio en la curva de oferta y demanda.

Hablar de una fecha concreta en relación al fin de la caída de los precios y el inicio de la recuperación del mercado inmobiliario resulta complejo, lo que parece cierto, es que es la vivienda más nueva será la que presente más complicaciones para absorber la caída del precio, complicando a los propietarios particulares la venta de sus viviendas.

Conclusión: estancamiento.

La situación del mercado inmobiliario dejó de ser una crisis sectorial, por lo que la reactivación del mismo depende íntegramente de la evolución de la economía en su conjunto y los ajustes, no parecen ir a producirse en el corto plazo.



Conversación

7 comentarios

  1.    Responder

    Solamente unas pequeñas consideraciones:
    1ª El actual mercado laboral y sus perpectivas a corto y medio plazo, ¿permiten plantearse seriamente la adquisición de una vivienda?
    2ª Si una parte importante de los potenciales compradores son mileuristas, y tal como nos dicen los expertos, lo adecuado es destinar no mas de 1/3 del sueldo a la vivienda, ¿a que precio deberian estar los pisos ?

  2.    Responder

    pues sí… un artículo muy pobre la verdad. Los dos que he leído de esta persona, 2 fiascos.

  3.    Responder

    Vamos, lo que viene siendo "te lo digo to' y no te digo na' " …

  4.    Responder

    Yo creo que las medidas que se están tomando, cuando menos son "algo"… pero creo que el mercado pasa por la reactivación… o mejor dicho la activación del mercado de alquiler protegido. Creo que es la única manera, más o menos segura, de que una inversión inmobiliaria sea rentable (solo rentable… no para especular/promocionar). La única variable en estos casos es si se podrá alquilar viviendas entre 250€/400€… i no vender i endeudar a gente que no puede. Al final el usuario lo que quiere es vivir sin una soga al cuello…
    La colaboración público-privada se tiene que activar, por tal de dar trabajo a constructoras y que la pronmoción immobiliaria, que los apis funcionen… Una persona joven que empieza su vida laboral, tiene que ver que lo que vendrá puede ser positivo y todo eso pasa por poder disfrutar de un techo digno…
    También hay que tener en cuenta que al menos el 80% de la población tiene ingresos aptos para acceder a este tipo de viviendas…

  5.    Responder

    No veo que frenar el descenso de precio deba ser ningun objetivo. Los precios deben llegar a su medida justa.
    Los objetivos deben ser un ajuste masivo de los precios que limpien toda la subida especulativa de los ultimos años, algunas viviendas tendran que bajar un 30-40% aun.
    Partiendo de unos precios razonables, cuando mejoren las codiciones economicas y las de credito, el mercado inmobiliario empezara a funcionar en terminos razonables, mientras tanto, a comer ladrillo, tanto constructoras como especulaodres como entidades bancarias

  6.    Responder

    No nos engañemos o no nos dejemos engañar!!!!No siempre la ilusión son buena cuando uno va a tomar una decisión que te llevara toda una vida estar hipotecado con los banco, cuando no hay nadie que te garantice trabajo en este país!!!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR