Descifrando a Rajoy II

Gurus | 10 de Junio de 2012 | (46)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

 Rajoy conferencia

Os dejamos la transcripción de la conferencia de prensa de hoy de Mariano Rajoy, horas después del rescate y unas horas antes de que asista al partido de la Eurocopa.  En rojo nuestros comentarios.

Quisiera comenzar esta intervención hablando de algo que dije en el mes de diciembre del pasado año 2011, cuando presenté mi candidatura a la Presidencia del Gobierno en el Congreso de los Diputados, algo que dije en el Debate de Investidura.

Dije entonces que la situación económica española era muy delicada, dije que no era posible hacer milagros y que a corto plazo no se iban a producir resultados. En aquella comparecencia fijé con claridad los objetivos para esta Legislatura: crecimiento económico y creación de empleo. Esos son, y siguen siendo, los objetivos para esta Legislatura.

Hasta aquí todo bien, salvo que en los primeros 5 meses, de toda la batería de medidas tomadas ninguna ha ido dirigida a potenciar el crecimiento económico ni a crear empleo, más bien todo lo contrario, quizás es porque había algún que otro problemilla que debía ser arreglado antes.

Y en aquella comparecencia también fijé con claridad cuáles eran los instrumentos necesarios para conseguir esos objetivos de crecimiento económico y creación de empleo. El primero, el equilibrio presupuestario y el saneamiento de las cuentas públicas de todas las Administraciones. Las Administraciones habían gastado mucho más de lo que tenían, estaban muy endeudadas y era preciso, para crecer y para crear empleo, un saneamiento de las mismas.

Eso no es un instrumento para crecer, quizás para pagar las deudas, e incluso eso tampoco lo tengo claro.. vamos a ver el segundo.

El segundo instrumento que cité en aquel Debate de Investidura fue las reformas estructurales. Dije que era preciso hacer reformas estructurales en la economía española, para mejorar la flexibilidad de la misma y su competitividad; y cité la reforma estructural más importante aunque había otras muchas, algunas ya hemos aprobado y otras lo haremos a lo largo de los próximos meses, la reforma laboral.

Bien, reformas estructurales, cierto, entregar la soberanía económica a la Unión Europea si que sería una reforma estructural histórica.

Y, en tercer lugar, dije que un instrumento decisivo para el crecimiento económico y la generación de empleo era la reestructuración del sistema financiero para que vuelva a fluir en España el crédito, que es lo que permitirá que haya inversión y, por tanto, empleo.

Dale con el mito de que el dinero que se entrega a al sistema financiero es para que vuelva a fluir el crédito. El dinero es para salvar a las entidades financieras, y si el crédito tiene que volver a fluir como en los años de exhuberancia mejor que no fluya. Si los bancos son mínimamente responsables, así fueran los más solventes del mundo, con el actual nivel de endeudaminto de todos los actores y la situación económica actual, incrementar el crédito sería una temeridad.

En ese programa de actuación que yo presenté ante la Cámara el pasado 19 de diciembre se enmarca lo conseguido ayer. Para llegar a este resultado España ha tenido que ir cumpliendo otras metas: en primer lugar, el control del gasto de las Administraciones Públicas; en segundo lugar, el desarrollo y la aprobación de las primeras reformas estructurales; y, en tercer lugar, los primeros pasos en la reforma financiera.

Ergo, ya hace tiempo que son los acreedores los que nos marcan la política macro y micro.

Ganada la credibilidad entre nuestros socios y las instituciones europeas y mundiales, han sido posibles, por haber ganado la credibilidad, los resultados de la reunión que ayer celebró el Eurogrupo. Dicho de otra manera, si no hubiéramos hecho en estos cinco meses lo que hemos hecho, lo que se hubiera planteado ayer era la intervención del Reino de España, y, como llevamos cinco meses haciendo nuestros deberes, lo que se planteó ayer y se acordó fue una apertura de una línea de crédito para nuestro sistema financiero, una línea de crédito europea con el objetivo de recuperar la solvencia de las entidades financieras españolas que lo requieran y de conseguir el crédito.

Línea de crédito también es lo que le dieron a Irlanda, Grecia y Portugal, la diferencia ellos no eran tan obedientes, y en cambio nosotros vamos haciendo todo lo que nos indican, incluso reformar La Constitución vía express.

Ayer ganaron la credibilidad del proyecto europeo, el futuro del euro, la solidez de nuestro sistema financiero y –lo que más nos importa para conseguir crecimiento económico y empleo– la posibilidad de que vuelva a fluir el crédito a las familias, a los emprendedores, a las Pymes y a los trabajadores autónomos para que todos ellos puedan desarrollar sus iniciativas, mantener o crear sus empresas y, al mismo tiempo, crear empleo.

¿Credibilidad del proyecto europeo? Hace 3 años que el proyecto europeo no hace más que perder credibilidad a marchas forzadas. Los dos días antes al rescate Español han sido esperpénticos, cada responsable europeo que habría la boca decía algo diferente.

Conviene, por tanto, mantener la visión de conjunto y no perderse en los vericuetos del momento. Lo de ayer forma parte de un plan global de saneamiento de la economía española y de su puesta a punto para recuperar el crecimiento y, por encima de todo, la creación de empleo.

Ok, ya me quedo tranquilo, todo forma parte de un gran plan, perfectamente trazado y con los tiempos medidos. Todo está bajo control. Sabían desde hace tiempo que Bankia iba a necesitar 19 mil millones, incluso las declaraciones contradictorias forman parte del plan maestro, trazado y calculado hasta el último milímetro.

Insisto en lo mismo que dije en el Debate de Investidura: la situación económica era y sigue siendo hoy muy delicada, y estamos obligados a hacer un gran esfuerzo para sanear nuestra deuda, que es mucha, tanto la pública como la privada. Ya se han tomado decisiones importantes en el marco de las Administraciones Públicas, tanto el Gobierno central, como las Autonomías y los Ayuntamientos. Ya se han hecho también, y seguiremos, reformas estructurales para poder crecer y crear empleo. Y ahora estamos en pleno proceso de reestructuración del sistema financiero.

Totalmente cierto, la situación económica es muy delicada y el endeudamiento público y privado enorme, de hecho tan grande que será complicado que España pueda salir de esta sin hacer un default. Lo del rescate de ahora sólo es un pequeño parche en la hemorragia.

El sistema financiero es lo que es el sistema circulatorio al cuerpo humano. Sin crédito, no hay inversión; sin inversión, no hay empleo; y sin empleo, la gente no puede trabajar y, además, las Administraciones no tienen ingresos y no pueden sostener los servicios públicos. Por tanto, insisto, ésta es una de las tres patas a las que me referí en el discurso de investidura. Es absolutamente necesario e imprescindible para, en un plazo de tiempo razonable, poder empezar a crecer y crear empleo.

No va a haber crédito, hasta que los activos estén a precio de derribo, hayamos reducido nuestro endeudamiento y hasta que no empiece a haber crecimiento económico. Después vendrá el crédito que puede acelerar el crecimiento.

En este proceso de la recuperación de la credibilidad, la imagen y la reputación de la economía española son fundamentales, y –quiero destacarlo especialmente– el comportamiento ejemplar y la madurez que están mostrando todos los españoles. Vivimos una situación muy difícil, pero el Gobierno sabe lo que hay que hacer y está tomando las decisiones para salir de la misma y para recuperar el crecimiento y el empleo.

El pueblo igual es maduro, pero los políticos y actores económicos empeñados en ocultar la magnitud del problema durante los últimos 3 años no ayudan precisamente.

Quiero agradecer a los españoles que entiendan algunas decisiones que son duras, difíciles y complicadas; pero créanme que estas decisiones son imprescindibles tomarlas para salir de esta situación. Si se hubieran tomado antes, probablemente no hubiéramos llegado hasta aquí. Pero estamos donde estamos. El Gobierno sabe perfectamente a donde va y agradece que los españoles así lo entiendan.

Cierto, vamos a donde nos digan los acreedores.

Por último, quiero decirles que lo ocurrido ayer demuestra las ventajas de la cooperación dentro de la Unión Europea. A más Europa, a más integración y más apoyo, sin duda alguna, mejores resultados para todos.Les dije antes, y lo reafirmo ahora, que ayer ganaron la credibilidad del euro, el futuro del euro, la Unión Europea y la posibilidad de que pronto en España se puedan recuperar los niveles de crédito que son necesarios para mejorar la inversión y el empleo.

P.- Quería preguntarle si cree que con esta medida se solventa definitivamente la desconfianza que pueda haber de los inversores hacia la deuda pública española y hacia la prima de riesgo. Y Por otro lado, quería preguntarle cómo fueron esas conversaciones con el líder de la oposición y si cree que va a recibir un respaldo total a esta medida o cree que puede convertirse en materia de oposición política.

Presidente.- Yo creo que la decisión que se ha adoptado ayer manda un mensaje nítido y claro, y el mensaje nítido y claro es: el euro es un proyecto irreversible. Insisto, y lo he señalado antes, esto es muy bueno para el euro, pero es muy bueno para Europa y, desde luego, es muy bueno para España. Esto había que hacerlo, hay países que lo hicieron hace tres años y hay países que inyectaron una gran cantidad de dinero público en sus entidades financieras. Todo el mundo lo sabe. Está publicado y no voy a recuperar ahora los datos. Nosotros lo hemos hecho más tarde y lo hemos hecho con una línea de crédito europea.

Cierto, lo tendríamos que haber hecho hace 3 años, cuando nos podíamos financiar, pero bueno para el euro y para España, en estos momentos no es. Sólo muestra la imposibilidad de España para poderse financiar y se va a cuestionar si la Eurozona tiene capacidad para rescatar economías como la Española y la Italiana, con los instrumentos actuales no puede.

Sobre las conversaciones, yo llevo mucho tiempo en este asunto. Esto es perfectamente entendible. Nosotros sabemos que tenemos que reducir el déficit de las Administraciones, sabemos que no podemos gastar lo que no tenemos y sabemos que hay que hacer reformas estructurales; pero también sabemos que necesitamos dinero para capitalizar nuestro sector bancario, una parte del cual, sólo una parte, tiene dificultades. Para ello el mejor procedimiento, al menos en mi opinión, es que haya una línea de crédito por parte de los europeos a los bancos que devolverán en su momento.

Bueno lo devolverán los bancos que puedan devolverlo, sino lo devolveremos todos los españoles.

Por tanto, yo estoy muy satisfecho y creo que hemos dado un paso muy decisivo en uno de los temas más complejos como es el del sistema financiero y la posibilidad de que vuelva el crédito. ¿Conversaciones? Como usted se puede figurar, he tenido ya desde hace tiempo con todos. No ha sido fácil. Esta semana ha sido muy intensa, yo he hablado con muchísima gente; pero tengo que decir que, al final, Europa ha estado a la altura de las circunstancias y que eso es muy reconfortante para todos, y, desde luego, para los españoles.

P.- Acaba de referirse a la ayuda como línea de crédito. El Gobierno siempre ha tenido por bandera que es importante decir la verdad a los españoles y hoy todos los medios de comunicación no hablan de línea de crédito, sino de rescate de la banca española. Me gustaría saber si estamos ante un rescate o no y cuáles son las diferencias.

Presidente.- Realmente lo que tendría que preguntarle yo a usted es la pregunta que me ha hecho al final. Yo no voy a entrar en debates nominalistas. Yo lo único que quiero decir es que Europa va a poner a disposición de las entidades financieras españolas que lo necesiten una línea de crédito que las entidades financieras tendrán que devolver. Eso es exactamente lo que hay. Esto no tiene nada que ver con otras situaciones de otros países y esto no tiene condicionalidad macroeconómica para nuestro país. Hay condicionalidad para quien recibe el crédito que son las entidades financieras. Pero creo que entrar en debates nominalistas creo que no tiene ni el más mínimo sentido. Es una línea de crédito para las entidades financieras españolas.

El que recibe el crédito es el FROB que es el Estado Español. Respuesta a la gallega, “no quiero entrar en debates nominalistas” ok . y ¿debates conceptuales?

P.- Dado que el pago del crédito concedido por Europa supondrá un incremento del déficit, ¿piensa el Gobierno adoptar alguna medida de ajuste más o subirá los impuestos en los Presupuestos que presentará en septiembre?

Presidente.- Pues no. Esto no afecta en absoluto al déficit público y, por tanto, los planes del Gobierno no se cambian por esto porque además, como les he dicho, no hay condicionalidad impuesta y no afecta al déficit.

Si afecta al déficit, es más deuda y por lo tanto más pago de intereses, si la banca además no puede devolver los préstamos o capital que reciba del FROB esa cantidad va directa a pérdida. No habrá más déficit si todas devuelven el dinero y o pagan los intereses y dividendos de los importes que reciban.

P.- Yo quería puntualizar un asunto que le acaban de preguntar. Como dijo ayer el ministro de Guindos que iba a repercutir en el déficit, aunque no nos pongan condiciones a España, y si no nos van a subir los impuestos, ¿quiere decir que nos vamos a desviar un poco más del déficit previsto?

También la cifra de cien mil millones es el tope que nos propone el Eurogrupo para que los bancos digan lo que necesitan. ¿La cifra concreta que vamos a pedir se sabrá cuando se conozcan los trabajos de las auditoras externas o cuándo se va a conocer esa cifra concreta que se necesita?

Presidente.- En relación con la primera pregunta, ya la he respondido: no afecta al déficit.

Que si que si que afecta.

En relación con la segunda pregunta, también la he respondido aunque no hoy, pero la respondo habitualmente. El Fondo Monetario Internacional habla de cuarenta mil millones, pero hay dos evaluadores independientes. Cuando los evaluadores independientes nos digan su cifra, lógicamente ya sabremos en donde estamos. Pero creo que es muy importante, porque así lo habíamos demandado nosotros, que el Eurogrupo, a pesar de que el Fondo Monetario Internacional hable de cuarenta mil millones, hable de un máximo de cien mil millones. Eso es importante porque nos da seguridad y, lógicamente, el mensaje que se lanza a los mercados pues es mucho más claro y contundente. Eso responde también a una petición nuestra que tengo, que decir también tengo que decir que es reconfortante que haya sido aceptada.

Pero no había un plan perfectamente trazado… y ahora resulta que no sabemos la cifra… oye cómo alguno de los dos evaluadores independientes diga que se necesitan más de 100 mil millones de euros les cortan la cabeza.

P.- Con lo ocurrido ayer, ¿los españoles pueden empezar a pensar qué la economía o las cosas pueden ir mejor en España?

Presidente.- Lo ocurrido ayer es un paso más de las muchas cosas que hay que hacer. Es un paso más y, naturalmente, es un paso en la buena dirección. Es decir, la situación es la que es y no podemos engañarnos, ni mirar para otro lado y no darnos cuenta de la realidad. Y el Gobierno ha sido claro. Nosotros hemos presentado unos Presupuestos este año 2012, que están en la Cámara y son los que se han debatido y en los que se dice este año será malo y el crecimiento económico será negativo en un 1,7 por 100 y, además, este año va a aumentar el paro. Es que lo hemos dicho. Lo que no tiene sentido es decirle a la gente mentiras o lo que no es.

Bien ! está respuesta es correcta y verdad. Se agradece.

A partir de ahí, también hemos dicho, y yo he intentado resumirlo ahora, que hay que actuar en tres direcciones: primera, las Administraciones deben mucho y por tanto no pueden gastar lo que no tienen, que es el déficit; segunda, hay que hacer reformas para tener la economía más flexible, más competitiva y que nos permita crecer; y, tercera, hay que arreglar el problema del crédito porque sin crédito no vamos a ninguna parte.

Este tema es un paso en la buena dirección para resolver el problema pero lo que nadie puede pretender es que se resuelva un problema en muy pocos meses, porque no es posible… Es decir, la situación es tan compleja que lo importante es que vamos a dar todos los pasos en la buena dirección y vamos a hacerlo con la mayor celeridad posible. Esto de que le den a uno una línea de crédito hasta cien mil millones no es tan fácil de conseguir, entre otras cosas, porque hay muchísimos países en la Unión que han utilizado para estos mismos objetivos sus propios recursos.

No se si es o no la buena dirección, lo que tengo claro es que a) era inevtabe b) hay que seguir avanzando para tocar el fondo, cuando más rápido caminemos antes lo tocaremos y podremos pensar en salir de esta.

Por tanto, esto no fue fácil y por eso yo tengo que decir, y lo he reiterado en numerosas ocasiones ya en esta comparecencia, que aquí ha ganado el euro, que se ha dado un mensaje muy claro y muy contundente y que, lógicamente, eso hará que la credibilidad en el proyecto europeo se incremente muchísimo más.

P.- Presidente, se le ve muy satisfecho con la decisión que ha tomado la Unión Europea y lo que le quería plantear, dado que ha hablado de que la alternativa era el rescate a España, es si alternativa del rescate a España realmente ha estado encima de la mesa y si las presiones de las últimas semanas y los últimos días han sido tan fuertes como para que el Gobierno temiera que pudiera haber un rescate.

En segundo lugar, también le quería plantear si esta medida, digamos, es tan buena, ¿por qué no se ha adoptado antes y han sido necesarias dos reformas financieras?

Presidente.- Se lo voy a decir con meridiana claridad: a mí nadie me ha presionado. Ahora bien, no sé si debería decir esto que voy a decir: el que he presionado he sido yo, porque yo quería una línea de crédito para resolver un problema muy importante que está ahí y que todo el mundo sabe que existe. Y ya le digo que lo hemos resuelto a satisfacción.

Ok, les hemos marcado un gol a los alemanes por toda la escuadra. En fin, dime de que presumes y te diré de que careces.

Me dice: ¿si esto es tan bueno por qué no se hizo antes? Ya me gustaría a mí saberlo, porque hay otros que hicieron esto hace tres años y yo ha dije en alguna ocasión que esto se debería haber hecho hace tres años. Pero, como todos sabemos, las cosas son como son y no como nos gustaría que fuesen, y, entonces, tenemos que tomar las decisiones ahora. Ya me gustaría a mí que se hubiese hecho antes y no se hubieran generado dudas sobre parte de nuestro sistema financiero.

Si se tendria que haber hecho antes, pero el actual gobierno en 5 meses ha realizado dos reformas financieras, si era tan fácil y tan bueno podria haber empezado por pedir el crédito maravilloso.

P.- El Gobierno español ayer dijo que ganó la credibilidad de Europa, ¿pero no es cierto que el verano pasado la verdad es que la economía española perdió la confianza del mercado mundial?

Presidente.- Ya. Lo que estamos haciendo es recuperándola con las decisiones que estamos tomando, que son decisiones de un enorme calado. Yo no sé si conoce usted algún país en la Unión Europea que en menos de seis meses haya tomado decisiones como las que ha tomado el Gobierno de España; pero las tomamos, fundamentalmente, porque creemos en ellas.

Yo soy un absoluto convencido de que, igual que una familia o una empresa no pueden gastar lo que no tienen, tampoco pueden hacerlo las Administraciones. El año pasado en España gastamos noventa mil millones de euros más de lo que ingresamos las Administraciones Públicas. Eso no se puede mantener en el tiempo. No se puede vivir así y, por eso, las Administraciones tienen que hacer un esfuerzo. España está en un período de saneamiento y las familias y las empresas han hecho un gran esfuerzo, y ahora tienen que hacerlo también las Administraciones.

Es cierto, no podemos gastar lo que no tenemos, no es sostenible, otra cosa, es cómo gestionas los recursos que tienes, y que es lo que recortas.

Y hay que hacer reformas estructurales. Mi Gobierno ha hecho una reforma laboral, porque creemos que es lo que necesita España para mejorar el crecimiento económico y el empleo, no por otra razón. Creo que se está haciendo un gran esfuerzo y creo que partíamos de una situación complicada; pero de lo que se trata es de intentar superarlo. Y en esa línea vamos a continuar.

Pues podría ir avanzando las reformas estructurales que quedan pendientes que nos digan que hagamos. Perdón que vamos a hacer nosotros de forma voluntaria.

P.- Quería preguntarle si podría explicarles a los españoles por qué se va al fútbol esta tarde, en este contexto.

Presidente.- Sí. Me voy, fundamentalmente, porque la selección española es la selección campeona del mundo y campeona de Europa. Yo estuve con ellos el otro día y creo que es bueno que el presidente del Gobierno de su país esté en el partido inaugural. Me voy también porque me invitó de forma muy especial el presidente de Polonia en el Consejo Europeo y en la última reunión que tuvimos allí. Me voy a las dos la tarde y vuelvo a las nueve de la noche, cuando termine el partido, y mañana estaré en Zarzuela en la toma de posesión del nuevo gobernador del Banco de España.

Creo que en estas circunstancias, después de haberse resuelto esta situación… Es evidente que, si esta situación no estuviera resuelta y si esta petición no se hubiera hecho, yo no iría; pero, a fin de cuentas, yo voy a hacer seis y horas y media de vuelo, voy a estar allí dos horas y media y voy a volver; pero creo que la selección española lo merece.

¿Situación resuelta? OK, bueno que vaya al fútbol, todos tenemos derecho a distraernos un poco. Lo últimos que nos faltaría sería un presidente deprimido.

Ya se sabe estas cosas siempre son opinables: si no voy, por qué no va; si voy, por qué va. Al final voy porque creo, sinceramente, que debo de ir, aunque alguno podía pensar que ve uno mucho mejor el partido en su casa y, además, puede ver también el triunfo de Nadal sobre Novad Djokovic esta tarde, que yo no pondré ver, desgraciadamente para mí.

P.- El viernes la Vicepresidenta después del Consejo de Ministros dijo que España no tomaría ninguna decisión hasta no conocer el resultado de las dos auditorias. Horas después se reunió el Eurogrupo, que tampoco se dijo que estuviera previsto, y España pidió esta línea de crédito. ¿Qué paso en esas horas para cambiar de opinión?

Presidente.- No pasó nada. Lo que pasa es que esas cosas se hacen así y hay cosas que se comunican cuando ya se ha producido el resultado satisfactorio. Esto siempre se ha hecho así. Las negociaciones, con perdón por la expresión, no se televisan ni se radian. Se hace, se intenta hacerlo de la mejor manera, de la manera más discreta, de la manera más rápida; pero, claro, es que a veces se nos preguntan cosas que no se deben contar, porque afectan, como no podía ser de otra manera, al resultado de la negociación.

Efectivamente, nada en especial, las mentiras habituales. Y después dicen que quieren ganar credibilidad. Rajoy The Negotiator ORei del Farol. Pues vaya en la próxima negociación nos van a crujir.

Muchísimas gracias a todos.

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google


Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 190 suscriptores


25.133 lectores
25.768 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons