Ofrecido por

GurusBlog

De profesión Fabricante de bajo coste

En un mundo en el que el outsourcing está de moda y ninguna empresa quiere fabricar, la verdad es que no debería sorprenderme encontrar empresas como Flextronics, pero lo que si me ha llamado poderosamente la atención es la increíble variedad de productos que está empresa produce para sus clientes, desde la Xbox de Microsoft, teléfonos móviles para Ericsson, routers para Cisco, impresoras para HP, PDA para Palm e incluso juguetes para Lego. Está variedad escapa a priori a toda lógica empresarial, ya que la intuición nos dice que para que un fabricante sea eficiente, sería lógico esperar que tuviese una cierta especialización sectorial, pero las fabricas de Flextronics parece que lo único que tienen en común es la de producir sus productos con bajos márgenes y para clientes poderosos que te aprieten en precio y te obligen a asumir el coste de los stocks. Sin duda, si Flextronics en lugar de una empresa fuese una persona, entraría de lleno en el perfil de sadomasoquista.

Dicho esto, me he enterado de la existencia de Flextronics, porque recientemente ha desembolsado 3.600 millones de dólares para comprar de una empresa rival llamada Solectron, y es que existe todo un ramillete de empresas que han hecho de la fabricación su modo de vida, y ni tiene que decir que són los reyes de la deslocalización, y aunque sus nombres no ho suenen de nada seguro que en casa tenéis algun producto fabricado por ellos.

[tags] Flextronics, Solectron[/tags]



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    Algunas cosas que Flextronic no nos ha querido fabricar se han quedado aquí cerca, en concreto en SURTEL, en La Carolina (Jaén), uno de los pocos Flextronic españoles que quedan.

    La verdad es que es un negocio muy, muy duro. Aunque cuando se conocen a fondo, todos lo suelen ser. Uno siempre piensa que el “sector bueno” es el del vecino.

    Solamente la economía de escala permite una rentabilidad a este tipo de empresas, pero las cifras absolutas son tan altas, que cuando la rentabilidad relativa sobrepasa ligeramente los costes, los beneficios absolutos son inmensos, también las pérdidas en caso contrario.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR