Ofrecido por

GurusBlog

Desempleo en España, recesión en Bélgica y economías de aldea

desempleo españa crisis belgica

…Del sistema capitalista a las economías de aldea, gracias a las lecciones aprendidas de la crisis.

Y nos sorprendemos… todavía nos sorprendemos de las noticias relacionadas con la constante pérdida de empleo en España.

Después de lo que hemos leído, aprendido y vivido, en relación a la crisis actual, global, estructural y sistémica que, como eje central de su sustento tiene la falta de recursos.

… Y es que, por mucho que queramos seguir divagando sobre una eventual recuperación, cuando los medios de comunicación del mundo entero anuncian la entrada en recesión técnica tras dos trimestres con cifras negativas en ¡Bélgica! …

Por mucho que queremos seguir pensando que quienes llevan décadas anunciándonos la llegada de un ciclo de agotamiento y colapso, son mentes apocalípticas que sólo buscan popularidad…

La realidad se impone; el estado del Bienestar hace mucho tiempo que dejó de ser una realidad. Pensar en comprar un coche nuevo por el gusto de hacerlo y lograrlo gracias a la firma en una escritura, es una fotografía que ha pasado a la historia.

El empleo se destruye y no responde a estímulo alguno porque, todos los factores que en su creación inciden, están pensando más en el “sálvese quien pueda” que en conjunto de la sociedad… ¡Como siempre!

No, la crisis no va a comenzar a remitir, no van a volver a aparecer los fantásticos e imaginarios “brotes verdes” y el empleo no va a dejar de entregarnos cifras tan escalofriantes como la que conocimos ayer. Oficial 4.6 millones de personas en situación de desempleo, real; por encima de los 5 millones.

España tiene una destrucción diaria de más de 9.000 puestos de trabajo.; Finalmente estamos asistiendo a un “cambio” una de las definiciones del términos “crisis” y lo que estamos viendo no son sino los efectos que provoca sentirnos “dueños de…” en lugar de “parte de”.

Pero… ¿qué hemos aprendido?

La realidad no tiene más que un camino y la conocemos, sabemos que la situación de colapso del sistema es de tal magnitud, que las noticias escalofriantes y preocupantes, serán todavía una constante por muchos años.

Pero también sabemos que la fuerza productiva de toda sociedad, son las personas, podemos por lo tanto analizar las enseñanzas que nos deja la crisis cómo podemos aplicarlas para seguir avanzando mientras el panorama se despeja.

• La producción tiene que ser eficiente y necesario, tender hacia el emprendimiento y ayudarse de las nuevas tecnologías, único sector que experimenta datos de crecimiento y creación de empleo.
• La cultura empresarial cambia estructuralmente
• Los equipos de trabajo se construyen a partir del crowdsourcing. La tercerización se ha transformado en la modalidad empleada por las marcas con crecimiento
• El crédito ha muerto. Los recursos propios (especialización, constancia, dedicación, pro actividad, ética, valores) son hoy quienes financian el desarrollo.
• La información ha dejado de ser un símbolo de poder
• El consumidor hoy tiene la obligación de formarse, innovar y avanzar integrado en comunidades y es, además, productor de bienes y servicios
• Cada vez más, el trueque se acepta como parte natural del orden social y la economía
• Las líneas entre lo personal y lo profesional están cada vez más difusas
• El concepto privacidad tiende a su desaparición, salvo en la defensa férrea de la seguridad y la protección.
• Hemos cambiado hábitos, costumbres y, al fin… necesidades. Desarrollando una obligada indiferencia ante el desprendimiento y redefiniendo nuestra escala de valores.

El sistema capitalista y las economías de aldea

Bélgica entra en recesión, ahora sí, la situación global de Europa comienza a ponerse complicada. Desde Alemania se pide a China más inversión en Europa, en España se lidia con una reforma fiscal insuficiente, una reforma laboral que, mucho se teme, vuelva a ser insuficiente y los ciudadanos, las personas, tenemos cada vez más claro que para seguir, para salir, para superar, para dejar atrás habiendo interiorizado los aprendizajes que ésta crisis nos está dejando, es necesario ser eficientes.

Demasiado tiempo siendo parásitos, ahora debemos generar recursos

Somos una civilización conformada por “parásitos” que consumen recursos del medio ambiente con total impunidad, destruyendo con los procesos para abastecerse los recursos que necesita para hacerlo. ¿Paradójico no es cierto?

Si no aceptamos que lo que se fue, lo hizo para no volver, nos estamos cerrando las puertas que nos muestran las nuevas oportunidades.

Desempleo en España y crisis en Bélgica… suma y sigue de la crisis y las sociedades uniéndose en torno a una nueva economía de aldea, mucho más eficiente, mucho más integrada, mucho más dependiente de la generación de recursos como único camino para la satisfacción de sus necesidades.

¿Qué será al final, una reinvención del capitalismo o una vuelta a las economías de aldea esta vez en forma de comunidad 2.0?, habrá que ver cuánto hemos aprendido de esta!



Conversación

5 comentarios

  1.    Responder

    Discrepo con las conclusiones del artículo. Por un lado estoy de acuerdo en que debemos construir sobre bases éticas, pero… Hay escasez de algunos recursos pero la crisis no es de agotamiento de recursos, no nos engañemos, muchos economistas fueron capaces de anticiparla porque había unos indicadores muy claros, unos déficits por cuenta corriente crecientes y persistentes, el crecimiento exuberante e irracional de los activos inmobiliarios en USA, UK y la periferia europea. La quiebra del sistema financiero estaba cantada, cómo en Ásia en el 97
    http://laproadelargo.blogspot.com/2012/01/la-exuberancia-irracional-de-los.html

    muchos lo vieron y anticipando la recesión los capitales fluyeron hacía el resto de bienes inelásticos: energía, alimentos, metales. Sabían que esto se seguiría consumiendo.

    Por otro lado estamos viendo que parte de la economía (la llamada industria de “contenidos”) está transitando desde un sistema de producción capitalista a una economía de mercado (tal y como entiende estos términos Fernand Braudel). Esto no quiere decir que toda la economía capitalista se pueda convertir en una economía de mercado, no podremos producir de forma individual y descentralizada acero, coches, y muchas otras cosas, al menos de momento. Si eso debe de producirse de forma capitalista tenemos que reformar las instituciones para que sirvan al interés general y nio sólo a los burgueses.

  2.    Responder

    Discrepo bastante del artículo. Estoy de acuerdo en los criterios éticos que subyacen al mismo, pero….. hay agotamiento de algunos recursos pero la crisis no está causada por ella. Muchos economistas fueron capaces de predecirla porque los indicadores macroeconómicos eran muy claros, un déficit por cuenta corriente creciente y persistente en Estados Unidos, Reino Unido y la periferia europea, el crecimiento irracionalmente exuberante del precio de los activos inmobiliarios, han provocado la quiebra del sistema financiero. Un sistema monetario internacional absurdo ha provocado los flujos de capital no tengan lógica alguna, cuando pinchó la burbuja y ya se esperaba la contracción del crédito todos esos capitales buscaron los bienes inelásticos, los bienes que sabían que se seguirían consumiendo: petróleo, alimentos, metales. La irracionalidad de los flujos de capital
    http://laproadelargo.blogspot.com/2012/01/la-exuberancia-irracional-de-los.html

    ha provocado la quiebra financiera y el alza del precio de la vivienda y de los productos básicos, la clase media y baja está cargando con todo el peso del ajuste.

    Por otro lado estamos asistiendo a un proceso en el que una parte de la economía (la industria denominada de “contenidos”) está transitando de un sistema capitalista hacía una economía de mercado (tal y como entendía estos términos Fernand Braudel). Pero no caigamos en el error de pensar que pueden existir con el nivel de desarrollo actual pequeños productores de coches, lavadoras, acero, etc. La industria seguirá produciendo de forma capitalista o socialista o una mezcla de ambos, por esa razón hay

  3.    Responder

    be water; en una economía global y con cada vez menos barreras, el dinero fluye a áreas de menores costes igual que el agua busca zonas bajas.

    El agua sigue corriendo pero llena otras balsas. La fiesta sigue pero en otro lado.

    Yo no veo que esto signifique que el capitalismo esté muerto, sino todo lo contrario: un capitalismo sostenible nos ayudará a salir a flote.

  4.    Responder

    Las gallinas y ls conejos nos están esperando en las aldeas que abandonaron nuestros abuelos, con los brazos abiertos. Es cuestión de tiempo aceptar que este futuro está ahí a la vuelta de la esquina. El Capitalismo no sé, pero el sistema ha quebrado y no se va a recuperar nunca, porque no quedan recursos ilimitados con los que tirar de este carro. Los Bancos y los politicos están inmersos en un salvase quien pueda. Pero será inútil, ellos también acabarán recogiendo excrementos de vaca, en la granja de sus abuelos…

    1.    Responder

      Si esperas que toda la población mundial que vive en ciudades sea capaz de vivir en pueblos, con las gallinitas y conejitos alrededor me parece a mi que estás muy equivocado.
      Para vivir en “modo rural” necesitaríamos más de un planeta.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR