EL CREDITÓN

Juan ST | 11 de Junio de 2012 | (52)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

credito rescate españa

Este fin de semana se ha oficializado nuestra petición a la Unión Europea de una especie de línea de crédito que en principio podrá llegar hasta los 100.000 millones de euros. Una cifra tan redonda como difícil de asimilar.

Qué le pasa a España?

Sencillamente que necesita muchísimo dinero para “salvar” a su sistema financiero y en definitiva al país. Tal y como está planteado el modelo económico en España, como en la mayoría de países en el mundo, si el sistema financiero del país “cae”, el país “cae”. Sin sistema financiero claramente el país entre en modo de “apagado”. Ni en “pause” ni en un modo “ralentizado”. El país queda bloqueado y se para en seco. No se pueden realizar operaciones comerciales, transferencias de dinero, etc. No se puede hacer nada. Volveríamos al trueque y como que no estamos preparados para ello.

Pues la situación es que nuestro sistema financiero está muy cerquita del colapso y en definitiva de la bancarrota. Aunque tenemos a dos de los bancos más fuertes del mundo, Santander y BBVA, hoy nuestro sistema financiero global si sigue vivo es porque los “médicos” le han conectado a una máquina que lo mantiene vivo de manera artificial. Pero el enfermo no puede estar conectado a una máquina eternamente. Hay que tomar una decisión. Desconectar y que pase lo que pase, o desconectar la máquina y darle un tratamiento para intentar salvarlo y que se recupere de su enfermedad.

Por qué nos ayudan ahora desde la UE?

Parece que por primera vez hay un interés general porque un país como España se recupere y no caiga. La caída de España ahora da verdadero miedo a países como Francia o incluso a Alemania. Como si dijéramos, creo que hay una sensación de que España no puede caer y que el mal menor ahora es darnos el dinero que necesitemos para sacar adelante nuestro maltrecho sistema financiero. El problema siguiente es de dónde se sacan 100.000 millones de euros. Ya lo veremos.

El caso es que nos ayudan porque existe algo de margen de maniobra y hay esperanzas de poder salir adelante. Aunque esta ayuda subirá nuestro deuda pública bastante respecto a nuestro PIB, España es de los países menos endeudados en este concepto (terminó 2011 en un 68,5% del PIB). Países como Francia o Alemania, Reino Unido o EEUU tienen un porcentaje mayor de deuda pública respecto su PIB.

Dejo 4 gráficos en el que podemos ver cómo ha evolucionado nuestra deuda pública hasta 2011 y cómo otros países están por encima de nuestros niveles. También podemos ver que nuestro problema en términos de deuda es la deuda privada, la cual ha llegado a ser de dos veces (200%) nuestro PIB.

Es una ayuda, préstamo, rescate, crédito?

Pues es todo. Como es lógico esta ayuda no es gratis. Si nosotros tenemos una empresa y necesitamos 100.000 euros para salir adelante durante un año o si no, tenemos que cerrar, si vamos al banco, le pedimos ese dinero y nos lo dan, qué es lo que ha hecho el banco. ¿Nos ha rescatado, nos ha ayudado o nos ha dado un dinero que tenemos que devolver y con intereses? Pues un poco todo. Si ese banco no nos da el dinero, nuestra empresa la tenemos que cerrar. Si al final nos da el dinero, no soluciona nuestros verdaderos problemas pero sí que nos da tiempo para solucionarlos. Por lo tanto aunque la ayuda económica no sea gratis, al final el banco o quien nos entregue el dinero, nos ayuda y nos rescata de una situación límite en la que estamos. Lo de menos es cómo se llame, lo importante es que es una ayuda vital.

Cuánto necesitamos?

Parece que un mínimo de 40.000 millones es la cifra necesaria para empezar a solucionar los problemas de nuestros sistema financiero según el FMI. Pero de ahí hasta los 100.000 millones el margen parece más que amplio. Lo que está claro, es que si realmente nos abren esta línea de crédito, todo el dinero del que dispongamos lo tendremos que devolver y con intereses. Aunque las condiciones como dicen son “muy favorables”, son condiciones y en ellas estará un tipo de interés del dinero que finalmente pidamos.

Los 100.000 millones es la solución a nuestros problemas?

NO. Claramente no. El dinero no soluciona nada. Nos da algo de tiempo para seguir vivos. Lo que soluciona nuestros problema es cambiar el modelo de gestión y a la mayoría de los gestores que “gobiernan” el 70% de nuestro sistema financiero. Meter el dinero a fondo perdido sin mejorar nada de nuestro sistema financiero ni nada en nuestro sistema productivo e industrial y en definitiva no mejorar nuestra economía, es eso mismo, dinero perdido.

Habrá condiciones para España o sólo para nuestro sistema financiero?

Las condiciones son en definitiva para España. Como he comentado antes, hay margen para que España aumente su deuda. El préstamo en primera instancia lo recibirá el gobierno y éste lo irá gestionando e inyectando dinero a las entidades financieras que lo necesiten. Los 100.000 millones de euros es aproximadamente un 10% de nuestro PIB. Si hacemos efectivo esta cantidad, al final puede que terminemos el año con una deuda pública entre el 80% y el 100% vs PIB. Evidentemente no es un nivel bajo, es un nivel bastante alto, pero que creo que se podría asumir durante un corto espacio de tiempo (dos ó tres años).

Qué ocurre ahora. Que dan este dinero sabiendo que tenemos margen para aumentar la deuda pública pero que no hay margen para aumentar la deuda privada. Además, como también he comentado antes, al ser el sistema financiero la columna vertebral de nuestra economía, todas las condiciones impuestas a éste son condiciones para nuestra economía y en definitiva para el país.

Por otro lado, yo personalmente tengo claro que el crédito no va fluir entre las pymes en muchos meses aunque mañana mismo nos hagan una transferencia de los 100.000 millones de euros que están en todos los titulares. Pienso que si nos dan el dinero es para solucionar los problemas de los bancos tipo Bankia. Las condiciones serán muy claras. Solucionáis los problemas de los bancos primero y luego ya daréis dinero a las empresas o a los particulares. Pero dinero que ya podáis crear vosotros por vuestra cuenta, no dinero de la UE. Aunque parezca mucha la cantidad que nos pueden dar a España y que debería haber margen, ni una pequeña parte del dinero del que dispongamos pienso que irá para ayudar a las pymes, por ejemplo. Así que pocas esperanzas a corto plazo debemos tener si lo que queremos los particulares y las empresas es ir mañana al banco y que nos den una línea de crédito o un préstamo para salir adelante con nuestros proyectos y nuestras empresa.

Por lo tanto, nos dan más oxigeno pero para cambiar nuestro modelo financiero, para intentar limpiar toda la porquería que tenemos en los balances de los bancos y para mejorar nuestras cuentas como país. Esto en definitiva son condiciones para el país entero. De nada va a servir mejorar las cuentas de los bancos durante un par de año sin solucionar y curarnos de nuestra enfermedad. Si no mejoramos todo y no avanzamos, en dos años estaremos peor que hoy. Y mejorar de manera global significa ingresar más y gastar menos como país.

El “creditón” que nos dan, afectará al déficit público?

SI. Rotundamente SI. El préstamo hay que devolverlo y además con intereses. Este préstamo al Gobierno por tanto supondrá tener unos costes financieros para el país por el pago de los intereses y estos costes van directamente al déficit público para incrementarlo o por el contrario para restar el superávit que tuviéramos. Es decir, es una partida con signo negativo.

En el tema del déficit público tampoco tenemos mucho margen, por no decir ninguno, para seguir aumentándolo. De ahí que si estos costes restan en vez de sumar, y al no poder seguir aumentando nuestro déficit, si no todo lo contrario, España tendrá que aumentar más sus ingresos o reducir aún más sus gastos. Por lo tanto esta ayuda y las condiciones impuestas serán para el país en definitiva. Por mucho que lo quieran enmascarar y decir que las condiciones son para los bancos ayudados, España va a tener que aumentar sus ingresos (más impuestos) y/o reducir sus gastos (más recortes). Cuando el ciclo económico cambie y se cree empleo, reducir los gastos sería fácil sin recortes ya que por ejemplo la partida de subsidios al desempleo iría bajando progresivamente. Como tampoco estamos en esta situación, más recortes o más impuestos parece inevitable que los veamos en los próximos meses.

Tratamiento al estilo de la quimioterapia?

La quimioterapia en enfermos que han tenido o tienen cáncer es en gran medida la solución a la enfermedad. Este creditón creo que va a hacer la función de quimioterapia en España. La quimio todos sabemos que cura pero que también que destruye muchas cosas buenas de nuestro organismo.  También sabemos que si el enfermo no está fuerte y no se le da un tratamiento adecuado, al final la quimio le podrá matar antes de que lo haga la enfermedad. España necesita esta quimio urgentemente en forma de crédito. Pero los daños colaterales como he puesto en el anterior punto seguramente sea mayores impuestos y/o mayores recortes. Es decir, se esfumarán muchas cosas buenas que tiene España en forma de servicios o en forma de detraer todavía más dinero a los contribuyentes. Pero lo importante es que esta quimio sirva para curarnos y no para lo contrario, para rematarnos.

Consecuencias del Creditón?

Por resumir un poco todo este “embolao” del creditón que parece que nos han concedido, voy a dejar algunas de las consecuencias buenas derivadas del mismo y las malas. Digo “que parece que nos han dado” porque todavía faltan muchos trámites para que finalmente den el OK desde Europa para hacer efectivo este creditón.

Las buenas:

  • Ganamos tiempo
  • Podemos en este tiempo cambiar nuestro modelo y sentar una bases para mejorar y para intentar no volver a cometer los errores del pasado
  • Europa asume el problema de España como suyo para salvarse a ella misma también
  • Espero que avancemos para mejorar lo que llamamos Unión Europea y que de unión a día de hoy no tiene mucho.
  • Las condiciones económicas del crédito no parece que vayan a ser muy duras ni asfixiantes en términos económicos (tipos de interés, plazos)

Las malas:

  • Aunque nos den unas condiciones favorables para devolver el dinero que pidamos, nuevos impuestos y/o más recortes seguramente lleguen en el corto plazo
  • La vigilancia va a ser extrema y tendremos que hacer lo que Europa cree que es bueno. Es decir, cierta soberanía es lógico que perdamos en términos de poder hacer lo que estimemos oportuno.
  • La deuda pública se aumentará y llegará a finales de 2012 a un nivel bastante alto (podrá acercarse al 100% del PIB).
  • Seguiremos sin que fluya el crédito a las pymes por imposición de la UE hasta que no mejoremos, hasta que haya garantía de poder devolver el crédito, hasta que no mejoremos la situación financiera de los bancos ni hasta que no mejoremos como país. Es decir, tenemos todavía un tiempo por delante en el que no se puede esperar de los bancos muchas ayudas para nuestras empresas.
  • Muchas dudas sobre el creditón: quién realmente nos lo va a dar (no está claro todavía), cuál es la cifra real que necesitamos (mayor o menor a los 100.000 millones de euros), qué entidades son las necesitadas (además de Bankia y NovaCaixaGalicia), cuál es el tipo de interés a pagar, las condiciones,…

Por lo tanto, ni mucho menos el anuncio de ayer es el principio del fin de nuestros problemas. Lo puede ser o no. Todo dependerá de cómo utilicemos ese dinero y cuáles serán realmente las condiciones impuestas para devolver ese dineral que parece que nos van a dar. La clave la empezamos a encontrar en el quinto párrafo del comunicado que publicó este sábado el Eurogrupo sobre el creditón a España. Y dice lo siguiente:

“El Eurogrupo considera que el Fondo para la Reestructuración Ordenada de las instituciones bancarias (FROB), como agente del Gobierno español, podría recibir los fondos y encauzarlos hacia las instituciones financieras involucradas. El Gobierno español conservará la plena responsabilidad de la ayuda financiera y firmará el Memorando de Entendimiento.”

Como vemos es el Gobierno el que al final tiene la responsabilidad de devolver este dinero, es decir, El Estado, es decir, todos lo españoles. Y la clave de todas las claves estará en el “Memorando de Entendimiento” que se supone que firmará el Gobierno en los próximos días. En este “Memorando” es dónde estará todas las favorables o duras condiciones que finalmente se nos impondrán.

En definitiva, creo que esta línea de crédito es una buena noticia para España pero ni mucho menos es la solución a nuestros problemas. De hecho si no se hacen las cosas bien desde ya, este dinero que nos prestan puede agravarnos todavía más nuestra delicada situación económica.

Un punto que creo que ayudará a hacer las cosas bien es que ahora trasladamos nuestro problema a Europa. Aquí, es como cuando dicen que si debes 100.000 euros tienes un problema con el banco, pero si le debes 100.000 millones de euros, el problema lo tiene el banco. Si realmente nos dan esa cifra astronómica, nuestro problema pasa a ser un problema de la UE y aquí ya la cosa es más que seria. Si no salimos adelante y no podemos devolver el dinero, esta ayuda perdida por la UE puede derivar en una caída progresiva de países en los que no se salvaría ninguno.

Por lo tanto, tengamos esperanza en que como ahora el problema ya no es sólo de España, si no de toda Europa, entre todos encontremos a un equipo de gente preparada, qué sepa qué es lo que hay que hacer y cómo podemos salir adelante cuanto antes de esta situación y con el menor dolor posible.

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

  • Pingback: EL CREDITON | Juan Sainz de los Terreros

  • http://esmola.wordpress.com Mendigo

    El supraestado Eurozona ha prestado dinero al Estado español, para que éste a su vez lo preste a los bancos privados españoles, para que estos devuelvan el dinero que deben a los bancos privados europeos.

    Nos prestan el dinero para que les podamos pagar las deudas del ladrillo que contrajo nuestra banca con los bancos alemanes y franceses.

    Y en este proceso, se sitúa al Estado español (que por el artículo 135 se autoprohíbe renegociar la deuda) en el lugar del acreedor. Es decir, se nos carga a todos los ciudadanos con una deuda privada. En otra formulación asaz conocida: se socializan las pérdidas.

    La banca tiene un agujero, y Europa nos ha prestado capital para que pueda ir tirando. Pero ese capital habrá que devolverlo. Si los bancos quebrados no consiguen generar beneficios como para devolver los intereses ¿¿¿¿qué tipo???? y si, cuando llegue el vencimiento ¿¿¿¿qué plazo????, no son capaces de salir al mercado para refinanciar esa deuda, ese capital lo tendrá que devolver el Estado. Como el Estado no podrá salir a pedir 100G€ extra, tendremos que ser nuevamente “rescatados”. En ese momento, nos encontraremos en la misma casilla que Grecia está hoy.

    Hemos cubierto un problema de deuda con más deuda, patadón para adelante, y a esperar que las circunstancias mejores y, lo que es imposible hoy, se vuelva posible mañana. Y si no, tendremos un problema 100 G€ mayor. Mientras tanto, la banca europea habrá ido recuperando parte de lo prestado.

  • http://esmola.wordpress.com Mendigo

    Y ahora, una crítica a tu razonamiento: si el sr.Raxoi tiene razón, y es únicamente el 30% del sistema bancario el que necesita ayuda, podríamos dejar caer a ese 30% inviable, quebrado, podrido o como le queramos llamar, cortando el tumor antes de que se expanda a todo el organismo (paso previo a aplicar la quimio). El país podría seguir contando con el otro 70% del sistema bancario sin necesidad de recurrir al trueque. :P

    Y aunque quebrase hasta el último de los malditos bancos, Belcebú no lo quiera, el Estado podría suplir rápidamente (debería estar haciéndolo ya, ante su inoperatividad en la concesión de crédito que ahoga nuestra economía) su ausencia con la creación de una banca pública.

    Y que los inversores (acciones, bonos, preferentes, pagarés…) reconozcan de una maldita vez sus pérdidas. No puede ser que para salvar sus inversiones despeñemos a todo un país. O enterramos de una maldita vez a los bancos y empresas zombies, o acabaremos finalmente por convertir a España entera en un zombie.

  • sebar

    Efectivamente es una oportunidad y si la sabemos aprovechar puede ser el principio del fin.
    Pues mal vamos, escuchando al Rajoy este nos ilustraba explicando que el fin de esta operación es que el crédito vuelva a fluir y este crédito reactive nuestra economía. Tal como lo dijo sonaba a que sigamos aumentando nestro endeudamiento privado, origen último de los problemas de España. Que nos aumente el límite de la Visa, vaya.

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 036 suscriptores


25.133 lectores
24.485 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons