Ofrecido por

GurusBlog

El problema del efecto multiplicador

El efector multiplicador del dinero es uno de los teoremas prácticos más importante de nuestro sistema capitalista. Los bancos crean riquezas gracias a la generación de intereses, así como, los Estados, cuan gracias a darle a la maquinita de hacer billetes hacen que de la nada surjan una mayor masa monetaria.La masa monetaria siempre está regulada por organismos como, en nuestro caso, el Banco de España.

dinero.jpg

El factor multiplicador del dinero pasa por ser un factor fundamental en tiempo de crisis ya que, podemos tener grandes problemas, en caso de no vigilar de forma adecuada la cantidad de dinero en circulación así como la situación de los tipos de interés. Ningún país del mundo quiere vivir una superinflación o superdeflación.

En momentos de crisis, derivado del factor multiplicador, los grandes países, suelen contar a su favor con algo similar pero referido a las decisiones de política fiscal: los multiplicadores fiscales.

El problema que tienen, estos grandes países, es que este multiplicador fiscal, que en ocasiones ha sido basado en hasta un ahorro de 1,5 por cada unidad monetaria,  no termina de cuajar en aquellas economías desarrolladas o emergentes en los que hay una deuda pública alta, con bajos ingresos fiscales, tipos de interés más flexibles y que además tengan una gran apertura internacional que perjudique su balanza comercial.

Esta problemática no es algo iluso, algunos países están obteniendo con sus políticas fiscales, grandes problemas, ya que el multiplicador fiscal está siendo inferior a 1; es decir, el gasto y las dotaciones públicas aumentan pero, a pesar de ello, no se obtiene un incremento de la actividad económica y, por ende, de la recaudación.

El Estadounidense Robert Barro, al respecto, comentaba:

La evidencia empírica no avala la idea de que los multiplicadores excedan típicamente de uno, por lo que programas de estímulo a través del gasto tenderán a aumentar el PIB por menos del aumento del gasto público.

En definitiva, la pura matemática fiscal, una muestra de que no siempre el gasto público conduce a la mejora de la situación económica. Políticas fiscales buenas, aunque no sean grandes, puedes generar efectos multiplicadores enormes.Se muestra una vez más, que no es mejor el que más gasta, sino el que lo hace de forma más adecuada.



Conversación

6 comentarios

  1.    Responder

    DO, RE, MI, FA, SOL, LA, SI:
    JAIME ENRIQUE JUAREZ PEREZ:
    CALLE; JOSE JUSTO CORRO S/N:
    COLONIA; VENUSTIANO CARRANZA:
    PANUCO, VERACRUZ, MEXICO:

  2.    Responder

    joder!!! ha estas alturas y diciendo que la masa monetaria la regula el banco de españa??? he estado leyendo por el blog este falacias bastante evidentes, auque supongo q lo de la masa monetaria es una errata, porque vaya vaya…

    bueno si estais en contra del sistema capitalista porque os huele a chamusquina, solo deciros que existe desde hace ya algun tiempo la economia alternativa y solidaria, para dar respuesta a ese olor poco agradable.
    os invito a conocer esa otra econoomía

  3.    Responder

    Decís que “no siempre el gasto público produce mejoras en la economía”. Yo más bien pienso lo contrario; el gasto público deteriora la economía. Los que crean riqueza son las empresas y los ciudadanos, no los Estados.

    Cuanto más dinero gasta un Estado peor viven sus ciudadanos.

  4.    Responder

    Puede que como un efecto colateral de la crisis, la propension marginal a consumir de la que nos hablaba Keynes haya disminuido también y por tanto el efecto multiplicador no es tan bueno como se desearía. Y auqneu me gusta mucho la teoría Keynesiana creo que para salir de esta crisis definitivamente, sin recaimientos, las medidas preventivas del sistema financiero deben endurecerse tan siquiera un poco, para que no sigan creando activos imaginarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR