Ofrecido por

GurusBlog

El todo gratis que todos queremos

gratisHace tiempo que sigo a Enrique Dans y muchas veces leo con detenimiento sus artículos, especialmente lo referido a derechos de autor, un tema en el que estoy muy interesado. Es Profesor de Sistemas de la Información en IE Business School y suele hablar, además de derechos de autor, sobre tecnología, redes, internet, medios,…

Lleva mucho tiempo hablando sobre los derechos de autor, por supuesto mucho antes de que se desarticulaba la red de descargar ilegales de MEGAUPLOAD, posiblemente el principal servidor de descargas ilegales de material cultural y de entretenimiento.

En sus inicios, esta página y muchas otras despertaron las simpatías de los internautas. Ofrecían justo lo que queremos todos: material cultural y de entretenimiento gratis y sin límites. La mayoría tenían derechos de autor.

Por otro lado, situaciones de juzgado de guardia como la forma de actuar de nuestra querida SGAE irrumpiendo sin permiso en fiestas privadas para imponer sanciones absurdas por tocar tal o cual canción el músico de turno, y la posterior detención de sus responsables el verano pasado por múltiples delitos en los que no vamos a entrar, no hicieron otra cosa que acrecentar el entusiasmo por este tipo de páginas y el rechazo al pago de material cultural y de entretenimiento.

Inicialmente Megaupload ofrecía el servicio gratuitamente, lo que generaba más simpatías hacia los usuarios, pero con el tiempo empezó a cobrar por descargas más rápidas, o sin límites de MB, aunque el material que se descargaba pertenecía a otros.

Como indica Enrique Dans, el problema es que los medios tradicionales, las grandes productoras, discográficas,…, no han sabido adaptarse a los tiempos y pretenden seguir con sus obsoletos modelos económicos en los que nadie cree y donde no han sabido aprovechar las nuevas tecnologías para prosperar o simplemente mantenerse a flote. Siempre ha habido empresas que no se han adaptado lo suficientemente rápido a los cambios (Kodak por ejemplo, que acaba de acogerse a la Ley de Bancarrotas norteamericana).

Un simple ejemplo de falta de adaptación a la economía digital (caso real): Un libro comprado en Amazon en versión original, sin traducciones que podrían ser deficientes, cuesta, por ejemplo 15 euros. Su versión para libro electrónico puede costar unos 12 euros. Resulta que en el precio del libro impreso en papel se debe incluir derechos de autor, márgenes empresariales, impresión, papel, encuadernación, almacenaje, distribución, pago de impuestos, transporte, seguros de instalaciones, mantenimiento, margen del librero (en los casos de esos libros vendidos en librerías tradicionales), etc., y en 12 euros del libro digital se incluye derechos de autor, márgenes empresariales y un reducido coste de mantenimiento del sistema informático que facilita su descarga y la amortización del coste del mismo). Las cuentas simplemente no cuadran.

Lo mismo podemos decir de los periódicos que pretenden cobrar por la lectura vía internet. La diferencia de precio es ínfima y los costes muchísimo menores. Las grandes infraestructuras con las que cuentan los medios periodísticos tradicionales no pueden soportar simplemente el ajuste de precios hasta el nivel de equilibrio al que el usuario está dispuesto a pagar. De ahí, la quiebra de su modelo empresarial.

Esta materia es posiblemente compleja. A nadie nos gusta que nos “pirateen” algo que es de nuestra creación (yo mismo fui víctima de la copia de un artículo donde el “pirata” se hacía pasar por el autor; situación muy desagradable). Complejo es no sólo el precio, sino también los períodos en los que la obra debe conservar derechos de autor: 70 años desde la muerte del autor según la legislación europea. Podríamos discutir si el plazo es demasiado amplio o no, incluso si a la muerte del autor esos derechos deberían mantenerse para sus herederos; al fin y al cabo es algo que no ocurre con otros “propiedades intelectuales” en el resto de campos del conocimiento, como por ejemplo los diseños de edificaciones por parte de los arquitectos, o cosas por el estilo.

Creo que nadie estará de acuerdo en que los derechos de autor desaparezcan, pero de ahí a que las grandes productoras y discográficas sean las únicas beneficiarias de estos negocios y que los derechos de autor en realidad sean una parte muy pequeña del precio que paga el usuario, es simplemente injusto.

Internet está revolucionando la forma de compartir información, comunicarnos, formarnos y entretenernos. Cualquier freno a esa tendencia es un esfuerzo claramente estéril. La cuestión es encontrar el sistema “justo” de forma que sea interesante para la mayoría de los usuarios pagar una cierta cantidad de dinero razonable por los contenidos, los autores sean recompensados adecuadamente, y las empresas recibir sus ingresos acordes con el valor que ofrecen a sus clientes.

Por cierto, que se haya cerrado Megaupload no ayudará en absoluto a que desaparezca el deseo de los ciudadanos de tenerlo todo gratis.

 

Escrito por Manuel Caraballo Callero
Economista de Izadi AG
Autor del blog de Manuel Caraballo
Twitter @izadiag

 



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

12 comentarios

  1.    Responder

    De acuerdo con el tono general del articulo.. Respecto al libro electrónico habría que mencionar que en España el precio de los libros viene dado por la editorial , de acuerdo con la ley del libro , y no por el librero. Ademas, en este país curiosamente el libro impreso viene gravado con el iva reducido, y sin embargo el libro electrónico va con el tipo normal de iva del 18%. Asi van las cosas ….

  2.    Responder

    Yo cada vez que veo algo asi, me doy mas cuenta de que los intermediarios poco a poco iran desapareciendo:

  3.    Responder

    No se trata de que se quiera todo gratis, por mucho que se repita este discurso no lo hará verdad. ¿Qué hay de esta notícia? Megaupload preparaba un sitio de música sin discográficas http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2012/01/2

    Leo: "…los autores independientes cobrarían el 90% de los ingresos", "acuerdos exclusivos con artistas que están ansiosos de caminar hacia nuevos modelos de negocio", …. en fin, que no nos den gato por liebre. El cierre de Megaupload ha sido por presión, y no porque tuviera material "pirata".

  4.    Responder

    En ese modelo, por ejemplo discográfico, se cobraba una barbaridad por algo que tiene un coste un ínfimo (grabar y copiar un disco en un CD). Claro que supongo que en ese coste se incluiría mucha publicidad, mucha marca. Era un modelo oligopolista que no permitía a muchos autores acceder al mercado mientras las discográficas y otros artistas se hacían multimillonarios. Ahora gracias a la tecnología digital han proliferado los grupos y las salas de música en directo en un mercado cercano a la competencia perfecta. Seguramente se habrán creado bastantes empleos aunque quizás se hayan destruido en EEUU donde estas empresas ejercian su oligopolio.
    http://laproadelargo.blogspot.com

  5.    Responder

    "Creo que nadie estará de acuerdo en que los derechos de autor desaparezcan…"

    Hombre, pues yo sí quiero que desaparezcan. Desde un punto de vista ético liberal no hay sentido para ellos (no tiene sentido aplicar el concepto de propiedad a algo que no es escaso). A parte desde un punto de vista utilitarista tampoco (la tecnología, ciencia, arte, literaura, etc. en general cualquier campo avanzan, signifique lo que signifique "avanzar", más rápido en la ausencia de propiedad intelectual que con ella).

    Artículo bueno al respecto y en español:
    http://www.liberalismo.org/articulo/321/69/monopo

    Texto de referencia sobre el tema en inglés:
    http://mises.org/journals/jls/15_2/15_2_1.pdf

  6.    Responder

    España es unos de los países con mayor piratería de UE. Eso afirman.
    Recuerdo que en la década de los 80's un amigo se fue unos días a Alemania y vino cargado de CD's ORIGINALES de música. Y lo hizo porque en Alemania eran muchos más baratos que en España. EL cine puede valer 8 euros la entrada, perfectamente. Los eBooks en España apenas se diferencian en el precio de los impresos en papel. Un amigo mío compra los videojuegos a UK porque son, entre un 20% y 25%, más baratos que en España. Los DVD's valían una pasta cuando ahora se venden por 12 euros con extras y estuche metálico.

    Es una cuestión de educación. Si nos cobraran ó nos hubieran cobrados precios razonables por consumir cultura probablemente no hubiéramos considerado a la piratería pero aquí tenemos tendencia a reventar la gallinas de los huevos de oro y así nos va.
    ¿Quién es el pirata en este país? ¿Los consumidores ó las distribuidoras de cultura que son muy LISTAS?
    Y encima, el famoso CANON por CD, memoria de cámara, de vídeo, de móvil, discos duros, escáner, impresora, fotocopiadora, …
    ¿Qué quieren los responsables de este país que hagamos? ¿Dejarnos que nos revienten para enriquecerse unos pocos?
    "De esas avaricias (polvos) vienes estos lodos"
    ¡Nos jodemos todos!
    ¡Y que sepan que se deben adaptar ó perderán siempre!

  7.    Responder

    La gente no lo quiere todo gratis, lo que está hasta las narices de que la tomen el pelo pagando precios abusivos. La SGAE dice defender los derechos de los autores, pero aún es el día que publica sus cuentas para que todos sepamos donde va el dinero del cánon que pagamos( cuando lo pagábamos), cada vez que compramos un cd para guardar las fotos de nuestros hijos. La piratería se extiende cuando muchos empiezan a pensar que el abuso de las Miltinacionales del disco y del libro en el precio de sus productos es lo normal, y que nuestros gobiernos no nos defienden ante esos abusos. No puede ser que el mismo cd en Londres cueste la mitad de lo que vale en un centro comercial en España. Donde está la diferencia?? En la avaracia?, en el sueldo de los directivos?, en qué??

  8.    Responder

    Estoy totalmente de acuerdo. El problema de Internet es que la gente piensa que es todo gratis por el mero hecho de pagar la conexión, pero del proveedor de servicios de internet no sale un duro destinado a los materiales de propiedad intelectual, ni tiene por qué salir.

    Las grandes editoriales y discográficas no supieron ver en su día la revolución digital y no supieron sacar provecho de ello. Además tampoco ayuda que el típico cantante de moda te pida desde su yate que no piratees discos, porque para él 20 euros no serán nada, pero para el resto de la sociedad es un dinero a tener en cuenta para ser gastado en Ocio.

    Ahora es tarde para una solución a corto a plazo, durante estos años espero que se acabe llegando a un acuerdo en el que la cultura no sea gratis, pero que tampoco te estafen por ella, y donde el artista sea el realmente beneficiado y no los intermediarios.

    Enhorabuena por el artículo.

    Un saludo.

  9.    Responder

    Que mas derechos intelectuales que los de un cocinero (o chef)??? no vemos por ahi a estas personas escondiendo las recetas para que nadie las copie, al contrario son gratis y ellos mismos quieren que uno las prepare.

    Saludos
    GC

  10.    Responder

    Estoy completamente de acuerdo contigo. Creo que el debate en torno a los derechos de autor es un debate falseado. En realidad no es un debate en torno a los derechos de los autores a cobrar por sus obras, sino en torno a esa ingente propiedad intelectual de la que se ha apoderado la industria cultural, que es la que bloquea que internet pueda llegar a ser el canal de difusión cultural que todos queremos. No lo queremos todo gratis, entendemos la necesidad de que los autores cobren por sus obras, pero no estamos dispuestos a seguir pagando los costes de intermediación que se nos imponen. No quiero pagar 20 euros por un libro y que al autor le lleguen solamente 2.

  11.    Responder

    Un matiz. Una cosa es descargar un material que no es de tu propiedad y cobrar por ello, sin que el autor reciba nada (algo que es cuestión de discutir, pero está claro que sostener el sistema también cuesta y tiene sentido cobrar por ello), pero sin usurpar su identidad; y otra es precisamente esta, que comercialicen o simplemente anuncien, una obra con un autor distinto al que realmente es. Esto es defender la propiedad intelectual, lo otro son simples estratagemas comerciales, el "copyright" famoso, que no tiene nada que ver son los derechos de los autores, sino de las distribuidoras.

  12.    Responder

    Llevas mas razón que un santo. La posiciones de dominio, llevan siempre a la injusticia.El mercado esta oscilando buscando el fiel del equilibrio.La excesiva avaricia anda tras el embrollo, lo justo es bajar los precios, hasta el punto que piratear no tenga ningún sentido.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR