El triunfo de Mr. Scrooge

Alnair | 14 de Julio de 2012 | (33)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

ahorrar

En los últimos tiempos se ha atribuido al hecho de ahorrar un valor moral absoluto e indiscutible, como la receta fundamental para la salud económica de personas, empresas y países. En definitiva se contrapone al ahorrador al derrochador.

Sin embargo esta es una comparación tan absurda como contraponer un emprendedor a un avaro. Simplemente estamos comparando categorías diferentes.

Emprendedor o ahorrador son simplemente calificativos sin valor moral. Ni uno ni otro son buenos o malos per se, simplemente a veces es bueno ahorrar y otras es mejor invertir. Por el contrario, derrochador o avaro si llevan una connotación moral clara.

Desde un punto de vista del bien común, no es mejor el que ahorra que el que gasta, sino que ambos pueden aportar beneficios o perjuicios a la sociedad.

Es evidente que si uno gasta en todo tipo de caprichos para su gusto personal no aporta ningún beneficio a la sociedad. Simplemente ha traspasado parte de su riqueza a aquellos que le han proporcionado esos bienes o servicios.

Por el contrario si esa misma persona se gasta el dinero en medios productivos, que crean empleo y riqueza, entonces si se está aportando un beneficio a la comunidad.

Si alguien se dedica a acumular oro en una caja fuerte es evidente que ahorra, pero no aporta nada a la sociedad. Simplemente ha habido un traslado de oro bajo tierra a oro dentro de una caja.

Por el contrario si el que ahorra lo presta a alguien a cambio de un interés, ese dinero en última instancia sirve para realizar inversiones que pueden ser productivas para la sociedad.

Esta es la función inicial de los bancos, tomar prestado dinero de los ahorradores y canalizarlo a los inversores para maximizar el beneficio común, y es por eso que las sociedades con bancos han progresado más que las que no tenían. A pesar de todo, los bancos son útiles y aportan valor a la sociedad, cuando funcionan como debieran.

Ahora bien, ¿es posible que en una sociedad cerrada todo el mundo ahorre? No porqué ahorrar significa ganar más de lo que se gasta y si toda ganancia de uno es un gasto de otro, ¿de donde sale el dinero ahorrado?

Tampoco es posible que todo el mundo gaste más de lo que gana por razones equivalentes.

Por tanto es necesario un equilibrio entre ahorro y gasto. El punto de equilibrio entre gasto y ahorro viene indicado por los tipos de interés. Un tipo de interés alto significa que hay poco ahorro para lo que se quiere gastar. Un tipo de interés bajo significa que hay poco gasto para el ahorro disponible.

En nuestro país es evidente que en los últimos años hemos gastado de más (y en muchas ocasiones hemos gastado mal) y eso ha sido a costa del ahorro de otros países (recordar que ahorro y gasto son un equilibrio).

Ahora, pues, nos toca ahorrar, pero para ello es necesario que otros gasten. Si todos los países se ponen a ahorrar nadie podrá hacerlo.

Por cierto, Mr Scrooge es el nombre del protagonista de la novela de 1843 Cuento de Navidad de Charles Dickens. Su apellido ha pasado a convertirse en inglés en sinónimo de avaro.

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google
Te puede interesar:

  • jose

    En realidad imagina que todos los paises imprimen moneda en un ratio del 5% anual de su base monetaria…ello significa que las deudas “se disuelven” en dinero como un azucarillo en un café. Mira si es fácil solucionarlo pero claro esto significa que los que “no deben” y solo tienen dinero guardado pierden y esto es lo que no se quiere.

  • Maki el Navaja

    La masa monetaria no es constante, sino que crece como efecto del multiplicador bancario, asociado al sistema de reserva fraccionaria de nuestra banca. Así que SI es posible que todos gasten mas de lo que tienen A LA VEZ. De eso va la crisis actual. Espero que seas un buen ingeniero informático, ya que como economista no tienes precio

  • paco

    gastar más de lo que se gana, si es posible, es lo que se ha hecho estos años con deuda infinita

  • Astur Neys

    El ahorro habitualmente se acaba convirtiendo en gasto o inversión. El problema real es la manera como se canaliza el ahorro hacia la inversión. El maravilloso efecto multiplicador bancario es perverso, siendo la raíz última de todas las burbujas y de los problemas derivados. Si el ahorro se canalizara a la inversión directamente, la economía crecería más lenta, pero viviríamos mucho más tranquilos. Es muy interesante la opinión de Huerta de Soto al respecto.

  • melo

    Todas las respuestas mu guais pero lo que no especificais es que el dinero lo han malgastado los bancos no los ciudadanos ya que los ciudadanos no tenian el dinero; el banco se lo dio a la gente haciendo un mal negocio y ahora no hay dinero sino pisos que la gente compró con el dinero que los bancos malinvirtierón. Quien hizo mal su trabajo?

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 235 suscriptores


25.133 lectores
25.768 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons