Ofrecido por

GurusBlog

Reinvindicando la figura del empresario, hoy más necesario que nunca!

Cada vez leo y veo que hay más temas relacionados con los emprendedores en España. Un emprendedor parece que está bien visto pero un empresario no. Parándome a pensar en las diferencias que hay entre un emprendedor y un empresario la verdad es que no las veo muy claras. Si alguien me las puede decir, estaré encantado de escucharle.

De todas formas, creo que normalmente se suele hablar de emprendedor refiriéndonos al pequeño “empresario” que empieza una aventura sin mucho dinero o con muchas dificultades y que va sacando a duras penas su “empresa” creada hace pocos meses o hace pocos años.

El empresario lo solemos relacionar por el contrario con aquel que tiene una empresa con cierto recorrido, es decir, creada hace unos años y que podríamos decir que va a otro ritmo de trabajo diferente del emprendedor.

¿Pero, realmente un empresario y un emprendedor no es lo mismo? ¿Por qué nos gusta hablar de emprendedores y no de empresarios?
Si algo nos ha traído la crisis que vivimos, es una destrucción de empresas y por tanto una desaparición de empresarios que ahora tenemos y debemos recuperar si queremos empezar a ver algo de luz en el túnel en el que nos encontramos.

Sin duda que España es un país de pequeños y medianos empresarios, emprendedores o personas que crean pequeñas y medianas empresas. Esta gente crea y mantienen “vivos” a más del 80% de los puestos de trabajo en España. Por lo tanto, dejémonos de estereotipos, de etiquetas y apoyemos al empresario en España. Si nos gusta más la palabra emprendedor, tampoco me parece mal usarla, pero apoyemos a todo aquel que arriesga y genera empleo.

Como en todo, habrá empresarios buenos y malos, emprendedores buenos y malos y trabajadores buenos y malos. El tema es que creo que debemos tratar al empresario y al emprendedor (si es que son diferentes) de igual manera si lo que queremos es que nuestra economía crezca. Las Administraciones, si quieren salir de la crisis y si quieren ver sus ingresos aumentar en el futuro, deberán centrarse si o si en los empresarios y en la creación de puestos de trabajo. No hay otra opción!!!

Otro de lo temas a mejorar es la flexibilidad en las condiciones laborales de las empresas. Esto no quiere decir bajar las indemnizaciones por despido sólo. Quiere decir que los convenios colectivos deben adaptarse a los tiempos que vivimos y que no sean tan rígidos como lo son una gran parte de ellos. La movilidad geográfica, las reducciones de jornada (será mejor trabajar un 20% menos cuando la empresa vende menos o tienes menos trabajo y ganar todos un 20% menos, que despedir a un 20% de la plantilla), el teletrabajo, y otras medidas creo que son muy importantes para el futuro y la mejora del mercado laboral en España. Son medidas que deben adoptar los empresarios y los trabajadores. Es decir, que todos debemos arrimar el hombro.

En definitiva, los empresarios deben ser flexibles y los trabajadores también. Si un trabajador te pide trabajar desde casa ya que vive a una hora de su puesto de trabajo y puede perfectamente hacer su trabajo desde casa, por qué el empresario se empeña en tenerle sentado en la silla de la oficina y tenerlo controlado físicamente. O por qué no se reparte el teletrabajo con la presencia en la oficina. Además de ahorro en costes para todos, la calidad de vida del trabajador aumentará, lo cual debería repercutir a favor de la empresa en la que trabaja. Un trabajador contento con la empresa, creo que suele ser un buen trabajador para la empresa. Lo que está claro es que si no cumple, se le deberá sancionar o incluso despedir de manera no traumática para el empresario. Por ejemplo, por qué no un trabajador desempeña su trabajo dos días en la oficina para hacer tareas que necesiten de la presencia en ella y los otros 3 día en casa. De esta manera, el trabajador se sentirá más a gusto e incluso podrá haber visto su sueldo mensual “real” subir sin darse cuenta. Es decir, si se evita gastos de gasolina, parking, comidas fuera de casa, se está ahorrando unos gastos mensuales importantes y por tanto tendrá más dinero disponible para gastar.

Y por qué no un empresario si la situación de la empresa es delicada, no reduce la jornada de sus empleados (hasta un límite) y reduce la carga y la cantidad de dinero a pagar en nóminas sin tener que despedir a nadie??

No sé, hay muchas cosas que mejorar por parte de todos, empresarios y trabajadores. Pero la voluntad debe venir de las dos partes. Los trabajadores deben trabajar con seguridad y con unos derechos fundamentales, y los empresarios deben poder tener más margen de maniobra ya que sin él, lo último en lo que pensarán es en contratar a personal, sobre todo los empresarios que han visto cerrar su empresa en el pasado o los que a duras penas sobreviven a esta crisis.

Bueno, al final me he salido un poco de lo que era el tema principal del post, donde planteaba inicialmente si hay diferencias entre emprendedores y empresarios, pero como para mi todos los emprendores son empresarios, hoy más que nunca hay que reinvindicar la figura de los empresarios y darles más facilidades que nunca…Ellos y no las Administraciones públicas, serán los que nos podrán sacar de este “infierno” en el que nos encontramos hoy en día…



Conversación

30 comentarios

  1.    Responder

    Comentario de prueba

  2.    Responder

    Un emprendedor yo, lo interpreto como alguien que tiene una idea y la pone en marcha, hoy con mucho riesgo, y un empresario es aquel que ha tenido una empresa que ha ganado mucho durante estos últimmos años y que ahora eleimmina personal y su dinero lo tiene en su c/c.

  3.    Responder

    Soy empresario y he sido trabajador por cuenta ajena.
    Valoro mucho a mis proveedores eficientes que me proveen de lo necesario y valoro mucho a los clientes que agradecen mi eficiencia.Si entre empresarios y trabajadores nos mirásemos como proveedores y clientes de trabajo eficiente nos iría mucho mejor.Nadie quiere perder a los clientes y proveedores eficientes y siempre los valora positivamente ajustando el valor de lo que da y recibe de forma lo más correcta posible y con ajustes automáticos a las circunstancias.
    Tanto cuesta pensar como un empresario?Que harían sin mi mis trabajadores?Qué haría yo sin ellos?Estamos condenados a entendernos………Tan estúpidos somos?

    1.    Responder

      Efectivamente, no podemos vivir los unos sin los otros. Partiendo de eso, el liarnos a discutir quién es más bueno o malo, es enquistar más el problema.

  4.    Responder

    Yo fui empresaria durante diecinueve años, cual sería mi sorpresa cuando por la riada lo perdí todo y me di cuenta que obligaciones muchas y derechos ninguno, la sensación de soledad y desamparo fue enorme,el colmo es que los autónomos no tenemos derecho a una paga que se les da a los emigrantes retornados y a las personas que salen de la cárcel, si realmente somos los que hemos creado puestos de trabajos ¿porque se nos tiene tan mal considerados? Si quieren que creemos empresas se nos tiene que dar la seguridad que tienen todos los trabajadores y no el desamparo en que nos encontramos

  5.    Responder

    pues evidentemente que son lo mismo emprendedor que empresario. Lo que pasa es que socialmente esta mejor visto ser emprendedor que empresario ?¿.
    El problema que tenemos en este pais son los pauperrimos sindicatos que sufrimos, y que efectivamente prefieren que se eche al 20% del plantilla a que se trabaje un 20% menos, y en vez de defender a los trabajadores se dedican a defenderse a ellos mismos.

    mejores depositos

  6.    Responder

    1)Hay mucho empresario, que primero fue un mal trabajador despedido por todas las empresas que paso,y como ultimo recurso se metio a empresario .2)Hay mucho trabajadores muy buenos que podrian ser buenos empresarios, y no se atreven porque son mimados por la empresa donde trabajan,siendo cautivos con los trienios primas etc.3)los sindicatos defienden alos malos trabajadores. .

    1.    Responder

      4) la patronal defiende al mal empresario

    2.    Responder

      gran reflexión

  7.    Responder

    "Si un trabajador te pide trabajar desde casa ya que vive a una hora de su puesto de trabajo y puede perfectamente hacer su trabajo desde casa, por qué el empresario se empeña en tenerle sentado en la silla de la oficina y tenerlo controlado físicamente. O por qué no se reparte el teletrabajo con la presencia en la oficina. Además de ahorro en costes para todos, la calidad de vida del trabajador aumentará, lo cual debería repercutir a favor de la empresa en la que trabaja"

    Solo un par de comentarios algo off-topic sobre las afirmaciones que he copiado.
    ¿ Hacia falta contratar a una persona que vive a una hora de distancia no había nadie con características similares más cerca ? Hay veces que racionalizando se consigue lo mismo por mucho menos.
    ¿ De veras se ahorran costes en el teletrabajo ? Si estás en casa, necesitas en invierno la calefacción y en verano el aire acondicionado. El coste de calefactar una habitación se reparte entre una persona en casa y entre varias en el trabajo. No se yo si compensa…

  8.    Responder

    Coloquialmente emprendedor es el que arranca una empresa, el fundador, el que arriesga todo su patrimonio, su esfuerzo, el que ha abandonado su trabajo por una nueva aventura, el que si tiene algo de exito crea muchos puestos de trabajo, el que da pavor a la banca por asumir demasiados riesgos muchas veces en ideas incomprensibles y no le quieren financiar, el que empieza a ser identificado como util por los gobiernos agobiados por tanto paro, el que sus trabajadores le consideran como un colega porque viven los mismos problemas y sufrimientos al tratar de crear algo nuevo… un heroe anonimo.

    Empresario es el mismo de antes que pasados bastantes años ha tenido exito, el que lo ha heredado de sus padres e incluso el directivo que se la ha jugado y le ha comprado la empresa al anterior dueño, que ya ha diversificado algo su patrimonio y si todo va mal puede sobrevivir, que aun asi sigue trabajando tanto o mas que cuando empezo, que tambien asume riesgos pero menos, que crea puestos de trabajo pero menos, que es mas cabal y analiza bien el mercado y la rentabilidad de la inversion antes de acometerla, un mimado por la banca en condiciones normales, un presunto defraudador desde el punto de vista de gobiernos y sociedad en general, explotador segun sus trabajadores… un hijo de p***.

    Lamentablemente hoy en dia hay mas de 5 millones de personas solicitando un puesto de trabajo a estos empresarios vilipendiados por la sociedad. Y ni siquiera en las circunstancias actuales se les va a echar una mano. La prioridad son los emprendedores.

  9.    Responder

    hola, como empresario y emprendedor, estoy de acuerdo con el artículo. Tener hoy en día una empresa, en general es carísimo, pues he tenido que prescindir de gente y he pagado mucho dinero de mi bolsillo; por otro lado, estoy en una "start-up" como emprendedor y facilidades hasta la fecha ninguna, y las aportaciones de los socios han sido lo que de momento nos permite estar a flote. El riesgo va con la persona y yo nunca seré rico, pero seguramente siempre seré empresario.

  10.    Responder

    Como emprendedor trabajo 16 horas diarias, tengo 4 trabajadores, 3 de ellos apechugan con lo que haga falta, el cuarto solo se preocupa de cobrar a fin de mes, sin implicarse en la empresa. Si tengo que hacer un recorte porque no llega para todos, lo mejor es que me despida yo, que soy una mala persona que exploto el sudor de los demás… El que crea eso, que sea emprendedor, es fácil y hay muchas subvenciones… jajajaja

    1.    Responder

      ¿Y por qué es tan difícil?

      La sociead coopera siempre que puede pero las reglas del juego no le dejan a partir de cierto punto. En una familia se coopera, entre amigos se coopera e incluso dentro de una empresa (a excepción de las que fomentan el pisotear a los demás pero esto se suele dar en grandes corporaciones que parte de su beneficio se basa en sueldos bajos y buscan que los empleados se vayan por sí solos). Hay que competir, vender lo mismo que venden otros desde hace tiempo y que ya están bien colocados. El nuevo, el pequeño siempre lo tiene difícil.

      Y si vendes algo nuevo y diferente tal vez el problema sea el banco. Tienes que pagar cierta cantidad lo que se traduce en un marketing agresivo para convertir a la gente en grandes consumidores y así poder recaudar rápidamente el dinero que te pide el banco.

      ¿Es que no se puede vivir creando una red de cooperativas? Cada cooperativa produce un producto que los demás demanden. Si se deja de demandar se desmonta la cooperativa y a trabajar en otra y a repartirse las horas de trabajo entre todos. ¿Para que trabajar más de dos o tres horas si con eso ya conseguimos fabricar todo lo que necesitamos?

      La competencia es 'quítate tu para ponerme yo', una pelea constante. Para yo ganar tu tienes que perder. Y si yo gano mucho serán muchos los que pierdan. La diferencie entre los sueldos de los altos cargos y sus empleados es cada vez mayor debido a esto último.

      ¿Alguno de vosotros ha cogido lápiz y papel y se ha tirado meses diseándo una sociedad sin problemas? Yo sí y se puede. El no aceptarlo se debe a la cultura, a la educación que la sociedad nos ha dado que nos hace decir a algo que no te vendan por la tele como inviable.

  11.    Responder

    Esa manía de poner etiquetas.

    En los mismos comentarios que siguen al post es evidente: empresario –> malo, malísimo (todos), desprestigiados (todos), explotadores (todos), reparten las pérdidas y se quedan con todos los beneficios (todos), …

    ¿De verdad alguien se cree que hablando tanta gente tan mal de "LOS EMPRESARIOS", así con mayúsculas, como grupo, toditos, van a ser muchos los que quieran incorporarse a un grupo de una gente tan, tan mala?

    ¿Empleo público? ¿Es coña? ¿Ahora que la economía del país va tan mal vamos a buscar más formas ineficientes de crear empleo, es decir de conseguir perder aún más dinero que no tenemos?

    Termino con mi propia definición alternativa de "Etiquetas".

    ETIQUETA: Forma de construir artificialmente grupos que no existen, generalmente con la intención, consciente o inconsciente, y a menudo de forma injusta, de atribuir a todos ellos características comunes, allanando las grandes diferencias que hay entre sus integrantes, y obviando la distribución estadística de las mismas.

    Cuanto más nos observo más tontos nos encuentro (a los seres humanos).

  12.    Responder

    Eso es, primero el café para todos con la banca y ahora café para todos los empresarios….
    Eduardo Arcos
    Director Comercial
    Ingeniero Técnico Industrial
    Master en Gestión y Dirección de Proyectos
    Profesional con 15 años de experiencia….

  13.    Responder

    El problema creo yo (ignorante por completo de temas económicos), es que en la actualidad no hay dinero público suficiente para pagar desempleados, funcionarios, etc. y además crear empresas públicas. Pienso que primero hay que buscar ingresar mas dinero en las arcas del estado, bien aumentando impuestos (principalmente IRPF que es el que menos puede afectar a las clases que peor lo estan pasando y mas ingresos devengaría) Por supuesto yendo a por todas en la eliminación del fraude fiscal (no puede ser que exista tanta economía sumergida que realiza una competencia desleal al resto de empresas, y perjudica claramente a sus trabajadores). Una vez conseguidos ingresos, entonces puede convinarse una politica de ayuda a las empresas comprometidas con el empleo y la creación de empresas con iniciativa pública que haga espabilarse al resto.

  14.    Responder

    Esto es un ejemplo que deberían adoptar mucha gente que ahora esta siendo parte de los "parados" para el gobierno, las pequeñas empresas también ayuda a la recuperación de las Divisas

  15.    Responder

    Lo de la flexibilidad de las condiciones laborales, quizá, pero ojo, eso tiene mucho peligro ya que sabemos que el eslabón más débil en la empresa es el trabajador y, si no está lo suficientemente protegido con un convenio colectivo, ¿cómo lo está? ¿fiandose del empleador? mmmmm

  16.    Responder

    No Alberto, quien se lucra por su trabajo es un trabajador. El empresario se lucra con el trabajo ajeno, el de sus trabajadores, ya que posee sus medio de produción, el capital.

    Si sólo se lucrara con su trabajo, no sería un empresario sino un gerente.

    A ver si hablamos con propiedad.

    Y ahora necesitamos de cualquier resorte que cree puestos de trabajo. La iniciativa privada y, si no puede o no sabe, la pública. En vez de dedicar dinero público a rescatar a bancos zombies (es decir, a sus accionistas), dedicar ese dinero a abrir empresas. Empresas que sean rentables, con trabajadores con buenos contratos y condiciones legales de trabajo, PERO NO FUNCIONARIOS, con contratos blindados y vitalicios. Quien no trabaje, a la calle, que hay miles con conocimiento y ganas de ocupar ese puesto.

    Hay gente con ideas y gran preparación. Hay gente con mucho dinero. El problema es que son colectivos distintos. El Estado debe poner el dinero en manos de quien tiene ideas, sea dando financiación a nuevas empresas, cooperativas, o actuando como propietario o socio capitalista. Y, para ello, necesariamente debe recaudarlo de quien lo tiene y no lo emplea en estimular la economía real (más bien, lo detrae del sistema camino a paraísos fiscales).

    Por culpa de la religión neoliberal que prohíbe al Estado ser un agente activo en la vida económica (para dejar más tarta a la burguesía) nos vamos a ir todos al garete. También esa miope burguesía que trata de salvarse sola del cataclismo hundiéndonos a los demás.

    Para empezar a salir de esta el Estado debe financiar la creación o crear directamente empresas, empezando la reconversión del ladirllo. Si se hace la competencia a la banca privada o a la empresa privada, pues que espabilen. La banca no puede secar la economía española de crédito, no vamos a morir por guardarles el sitio.

    No se trata de aumentar la flexibilidad del mercado de trabajo. El número de sillas es insuficiente, y por mucho que hagamos distinto reparto de sillas, siempre habrá quien se quede de pie. Hay que crear esos puestos de trabajo, y no artificiales, abriendo zanjas (plan de estímulo como el Plan E o las subvenciones a la contratación que plantea Raxoi que acaban transformándose en beneficio empresarial puro), sino en empresas viables y rentables.

    Y si la iniciativa privada no puede o no sabe, tendrá que ser la pública.

    1.    Responder

      Hoy, crisis incluida, encontrar capital para desarrollar un proyecto, es relativamente fácil si la idea presenta buenas perspectivas de negocio. Lo dificil es encontrar la idea.

    2.    Responder

      Yo había puesto la idea que creo que está en la cabeza de la mayoría pero gracias por tu puntualización.

      Lo que escribes, sí, me parece bien. Es un poco querer volver a algo pre-crisis pero haciendo las cosas con algo más de sentido común.

      Pero hay varios problemas que impiden que la sociedad post-crisis sea parecida a la pre-crisis. De una forma sencilla ¿qué van a fabricar las empresas que la gente vaya a comprar? Y esto suponiendo que ya no hubiera problemas de deudas. Es entender lo dificil que es volver a una dinámica de producción-consumo que mantenga el crecimiento económico. En los años de bonanza se ha fabricado de todo, hemos vivido comprnado mucho más de lo que necesitamos. Si cada vez es más difícil comprar un regalo a alguien en Navidades por no saber qué regalarte porque tiene de todo. Y compramos tonterías que en seguida se converite en desperdicio que se reciclan mal.Un gasto tonto de una energía que cada vez es más escasa.

      ¿Por qué hay que trabajar ocho horas? ¿Por qué no diez, seis o cuatro? ¿Algún gráfico que argumente las ocho horas? No lo hay y si lo había y no es aplicable en la actualidad y el motivo es el desempleo tecnoloógico. Con la tecnología que hay podemos producir todo lo que tendríamos que consumir de forma racional trabajando muy poquitas horas al día.

      La tecnología en sus orígenes vino a liberarnos de trabajo. Pero luego se rompió el equilibrio entre trabajadores / beneficio. Más máquina, menos personas, más beneficio.

      Y tened en cuenta que mucho de los trabajos que hoy existen se deben al consumo cíclico, eso del documental Comprar-Tirar-Comprar. Si un frigorífico duránse 20 años habría muchos menos puestos de trabajo.

      Otro problema es la energía fósil. Todos sabemos que en algún momento se acabará pero como que es cosa de nuestros nietos y que ya habrá tiempo para cambiar ¿no? Pero da igual, que suceda antes o depués simplemente implicará que lo vamos a pasar mejor o peor. Pero al final tendremos que ser mucho más eficientes porque será muy dificil llegar a producir la energía que consumimos en la actualidad con renovables (que es lo único que nos quedará una vez haya poco petróleo, gas, carbón y también uranio). Así que eso de Comprar-Tirar-Comprar no lo podremos hacer proque no tendremos energía para hacerlo.

  17.    Responder

    Emprendedor: Alguien con ganas de hacer algo nuevo, se hacese a sí mismo. Aunque el negocio que quiera montar sea todo una estafa se le admira porque la mayoría de la gente tiene mucho miedo a dar ese paso, prefieren tener un amo y confiar en que le va a poner siempre un plato de comida por delante.

    Empresario: Da igual cómo ha llegado a la posición en la que está. En sus momentos fue un gran emprendedor, seguro que sí. Pero ahora es una "terrible y mala persona" que se aprovecha de sus empleados.

    Diría que esa son las imágenes que tiene la mayoría en sus cabezas.

    Lo malo es que no se aleja mucho de la realidad porque si un empresario quiere hacer las cosas bien teniendo un equilibrio entre beneficios y éticoa pero hay otros de su competencia que buscan trucos para ganar más sacrificando la ética muy probablemente el que es buena persona se vea obligado a hacer algunas cosas mal incluso por el bien de sus propios empleados para no tener que cerrar el negocio.

    El problema es la mentalidad del máximo beneficio económico. Se debería premiar a una empresa cuando busca maximizar el salario de sus empleados, estar bien con el medioambiente, que los empleados tengan capacidad de decisión. Todo lo que no sea que el poder y el dinero se concentre en pocas personas de la empresa porque al final todos trabajan.

  18.    Responder

    Esta claro que emprendedor es la manera de llamar al empresario de toda la vida para que les saque las castañas del fuego, ya que han desprestigiado tanto su nombre y el respeto hacia el mismo, que a la gente le repugna la idea de hacer cosas por si mismo y es como si fueras mala persona directamente por querer lucrarte de tu trabajo. Y asi nos luce el pelo.

  19.    Responder

    Genial y fantástico! Ideas muy interesantes, cuando la empresa va peor, ahorremos en costes de personal y laborales, que todos tenemos que arrimar el hombro. Pero cuando la empresa vaya bien, también podremos aumentar el número de horas trabajadas y tranquilos, que los beneficios son para el empresario que para eso es su empresa y se ha arriesgado. Voy a montarme una empresilla!!

    1.    Responder

      Mas bien apuntate a CCOO o cualquier otro sindicato, si no lo eres ya, que asi podras hablar tranquilamente con ellos, teneis las mismas ideas y juntos podreis arreglar el mundo y crear riqueza y empleo.

      1.    Responder

        No hombre, no creo que se trate de eso, pero descaminado del todo no va.

        Socializamos pérdidas y cuando haya beneficios, si te he visto, no me acuerdo. Vamos, justísimo.

    2.    Responder

      Thomas es la mejor idea que puedas tener…animos, valor y sin miedo…bienvenido al equipo. Un adelanto…cambiaras todos esos prejuicios e ideas preconcebidas …te lo digo sin acritud…te deso lo mejor.

      Antonio 53 años, PYME-empresario desde hace 30 años ahora con 80 personas en plantilla…y sufriendo para surfear el tsunami…ahorrando hasta en el papel del wc y lo minimo en lo k tu dices…nuestro mayor capital

  20.    Responder

    Totalmente de acuerdo.

    Una curiosidad… Parece ser que "emprendedor" es un anglicismo derivado de "entrepreneur"…

    Y qué significa "entrepreneur"? Pues EMPRESARIO!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR