¿Es posible una burbuja global?

MidNight | 6 de Abril de 2009 | (17)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

ImageShackBueno, pues parece ser que la Reserva Federal estadounidense, a tenor de las manifestaciones de Bernanke a finales del mes pasado, y tras el anuncio del billón (americano) de dólares para el FMI y la reactivación del comercio, va finalmente y como no podía ser de otra forma, a darle al botón de imprimir billetes.

¿Por qué? Porque necesitan cantidades ingentes de pasta gansa para poder financiar los desaguisados de bancos, la ineficiencia energética de los productos de automoción americanos, y los otrora tan felizmente celebrados excesos inmobiliarios de todos en general, entre otras cosas. Como era de prever, pero casi nadie previó, para poder consumir cada vez más y más, en el nombre del estado de bienestar, nos tuvimos que endeudar, creando una bola de nieve en la que, para poder seguir con el tren de consumo, necesitábamos cada vez endeudarnos más.

Se nos olvidó que las deudas hay que pagarlas, si bien no creo justo echarle la culpa sólo al consumidor, como bien apunta Onda de Elliot al final de su post, la fiesta fue celebrada por todos. Nosotros, los de este lado, entramos al crédito fácil cual corderitos que van al matadero. Esto es lo que gobiernos y bancos centrales, como reguladores del cotarro, deberían haber protegido más: El consumidor es la pieza fundamental de este sistema económico, y no tiene ningún sentido atarle las manos a la espalda.

Resumiendo, que lo que han conseguido es exactamente estrangular la gallina de los huevos de oro a base de engordarla y luego exprimirla.

De lo que no cabe duda, es que con el tiempo, saldremos de ello. Mejor o peor, con más o menos perspectivas de recuperación rápida, pero saldremos. Ahora bien, la pregunta es ¿Y luego? ¿Cuál y cuándo será la próxima burbuja?

¿Podría darse el caso de una burbuja global? Esta vez, nos hemos acercado bastante a ello… Propongo un ejercicio mental un poco extraño: Para simplificar, vamos a suponer por un instante que el mundo es un gran mercado y a intentar ver los continentes y países más representativos como empresas. Así, siguiendo una clasificación estilo “Peter Lynch” tendríamos las sólidas (EEUU), las lentas (Europa y Australia), las recuperables (Japón), y, sobretodo, las de crecimiento rápido: Asia, Países del Este de Europa, Latinoamérica y África (este último caso, cuando consiga despegar, por supuesto). Supongamos que el problema del hambre no existe como tal, y que la gente vive en un estado de “bienestar” mínimo en que no ha de preocuparse por encontrar agua, tener pan o por enfermedades gravísimas.

Olvidémonos en lo posible de consideraciones políticas, nacionales y religiosas, simplifiquemos al máximo, para tener una visión muy reducida, cierto que falsa, pero sin condicionantes. ¿Cómo se va a comportar este mercado? Y lo más importante… ¿Cómo nos vamos a comportar nosotros?

Los mercados en los tres continentes del primer mundo, están prácticamente saturados. Las empresas necesitan abrir nuevos mercados. Bien, para eso están los emergentes… Pero los habitantes de esos emergentes no tienen dinero: no hay problema, les damos acceso a ello vía créditos, aunque los endeudemos con narices, todo sea por un cuartillo más en los resultados trimestrales o por un puñado de votos, según el caso.

Cada vez más y más, principalmente debido a su natural tendencia a intentar mejorar, pero también potenciado por una cierta inconsciencia, la gente entra al trapo y concierta préstamos, algunos muy necesarios, y otros bastante superficiales, primero para una casa, cuestión de primera necesidad. Después viene el coche, que el cuatro latas lo tengo ya un pelín cascado, y me lo financian con sólo treinta mil euros más en la hipoteca. Luego, un apartamento de vacaciones, que lo merecemos todos además de ser un buen sitio donde poner los ahorrillos con un crédito al consumo me ventilo la ropa de la niña (de marca, que se note que podemos) y el coche teledirigido con motor de gasolina en cuatro tiempos, regalo de fin de curso para el niño (hay que motivarle, que sólo le han quedado tres). Que no les falte de nada, que para eso mi abuelo hizo la guerra y pasó hambre y frío de narices…

Desde el otro lado de la ventanilla, también es fiesta: Si además de la hipoteca les “vendemos” a estos pardillos unos creditillos a interés variable bajo, les ponemos dos lazos al cuello. La hipoteca engordará solita cada vez que suban los tipos que ahora estamos bajando, y el crédito al consumo… Bueno, ese nos lleva directamente a la burbuja, pero ¡Qué narices, de eso ya nos preocuparemos! Si lo vemos muy mal, emitimos deuda para hacer líquido y tapar el boquete. Y más tarde, para pagar esa deuda, le damos al botón de imprimir, endeudándoles más automáticamente. De momento, las empresas producen y hacen dinero a mansalva, lanzándose borrachas de éxito a comprar otras empresas por un precio ridículo, pero no importa: todo va viento en popa… ¡No sea usted agorero, leñe…!

Tiempo después, posiblemente lustros, todo el globo está endeudado hasta las pencas. La pregunta obvia es: “Y entonces… ¿Qué?” Pues en esa situación, sólo caben tres vías: La primera es endeudar más al consumidor, para seguir con el ritmo de consumo. Y eso es una huida hacia delante que ya sabemos donde lleva, con el agravante de que entonces no tendremos ningún mercado emergente del cual tirar, al menos en este sistema solar…

Otra posibilidad es imprimir billetes. Las consecuencias de ésta medida se explican bastante mejor de lo que yo lo haría en este post del Blog “Cifras Ocultas”. La última opción es deshinchar la burbuja de golpe, pero da miedo pensar en ello, pues las consecuencias pueden llegar a ser catastróficas: recordemos que, una vez más simplificando muchísimo, buena parte de las causas económicas de la Segunda Guerra Mundial se gestan en el crack del ’29.

No me gustaría terminar este post sin dar al menos un atisbo de solución, aunque sólo sea parcial y probablemente discutible. Seguro que a vosotros se os ocurren más y mejores soluciones para ello. En mi humilde opinión la cadena se empezaría a romper con dos medidas.

ImageShackLa primera, con educación financiera. Tenemos que salir del analfabetismo financiero general en que estamos sumidos. Requiere esfuerzo, algo a lo que quizá no estamos acostumbrados, perder tiempo leyendo, aprendiendo, y también algo de dinero confundiéndose. También requiere mantener el foco siempre en el futuro, intentando mirar siempre a largo plazo, no dejándose seducir por la inmediatez del corto plazo. Igual es mejor que mi hijo se quede unos años sin el coche teledirigido y aprenda a desearlo y a luchar por ello ahorrando, y mi niña no necesita ir vestida como la reina de Saba para ser la más bonita del mundo.

Tener todo no va a cambiarles la vida. Pero sí lo puede hacer enseñarles a ahorrar y consumir con cabeza, a endeudarse cuando no quede más remedio y gastar lo que sea necesario, guardando lo que sobre para cuando vengan mal dadas. No digamos la estupenda herencia que les puedo dejar si me endeudo en exceso y por alguna razón, desaparezco. Informémonos y pensemos antes de actuar. Nos crean necesidades que no tenemos, añadidas a las que sí tenemos, de tal forma que un consumidor medio no sea capaz de distinguir unas de otras, y así cuando uno compra algo, la última pregunta que se hará es “¿Realmente necesito esto?”.

La otra medida no depende tanto de cada quién, sino de los distintos gobiernos, ahora que se reúnen tanto: La vuelta al patrón oro (bueno, oro, trigo, piedras o lo que sea). Si los países no pueden imprimir más papel que lo que marquen sus reservas de algo, tenemos un freno de mano estupendo para no permitir que la máquina se vuelva loca (ver apartados “Desapalancando” y “El insoportable peso de la Deuda” en este post) y nos ahogue a todos en papeles sin valor. Recuerdo vagamente un artículo que vi hace mucho tiempo en una revista en que unos arqueólogos del futuro intentaban reconstruir cómo vivíamos hoy en día mediante el estudio de un edificio de oficinas en que todos habían quedado atrapados por una avalancha de papeles. Así, los científicos deducían toda suerte de hilarantes conclusiones, como por ejemplo que el “rey” era uno que había sido sorprendido por la avalancha en el baño, sentado en el “trono”, leyendo un periódico, y la escobilla era el cetro. Que no nos ocurra eso mismo, que no nos entierren entre billetes verdes que, además, no tengan valor alguno.


Nota:
Si alguien recuerda el artículo que menciono, por favor, estaría muy agradecido si me pudiera dar alguna indicación de cómo encontrarlo. Gracias por adelantado.

El video Zeitgeist ya fue recomendado por Pujator.

“When you are old enough to read these words
Their meaning you’ll unfold
These words are all that’s left
And though we’ve never met, my only sun, I hope you know
That I‘d have been there to watch you grow
But my call was heard and I did go
Now your mission lies ahead of you
As it did mine so long ago…”

“Defender”, Manowar. Introducción narrada por la voz original de Orson Welles dos años antes de su muerte.

YouTube: please specify correct url

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

  • elartistamadridista

    Noooooooo….
    Dando eco a “Zeitgeist” o “Money as Debt” rebajáis el nivel del blog enormemente. Es un error muy serio.
    En esta página se dedican a la agotadora labor de recopilar mentiras de estos videopanfletos desde diferentes puntos de vista (histórico, religioso, económico…):
    http://natsufan.livejournal.com/24342.html

    Saludos

  • Anonimo

    Es una vieja estafa mundial para irse apoderando lentamente de …
    “El dólar es la moneda que la FED (un lobby PRIVADO) puede imprimir libremente. La masa monetaria de dólares que la FED pone en circulación (desde marzo 2006 no ha publicado la cantidad de la masa monetaria) se ha convertido en un problema sin solución: la masa mundial de bienes se multiplicó por 4 durante los últimos 30 años, pero la masa monetaria se multiplicó por 40 ¿cómo funciona este banco PRIVADO con derecho a imprimir los dólares? La FED produce dólares. Los presta al gobierno de Estados Unidos a cambio de obligaciones que le sirven a la FED como garantías. Los bancos de la FED en posesión de esos títulos perciben intereses anuales. Muy astutos. En 2002, las obligaciones en poder de la FED alcanzaban un valor de 5 TRILLONES de dólares. La FED se hizo de ese increíble patrimonio prestándole dinero al gobierno y los intereses que paga el contribuyente estadounidense siguen aumentando constantemente.”
    “Prácticamente no hay ningún poder en Estados Unidos y el resto del llamado Mundo Occidental que escape a la influencia de la Reserva Federal. De ella han salido entre otros los proyectos y manejos de instituciones tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM), Organización Mundial del Comercio (OMC), Grupo de los siete Países más Industrializados (G7), Grupo de los 20 (G20)”
    “¿Cuál es la situación actual? Los bancos privados tratan por todos los medios de mantener y reforzar su gigantesca fuente de ingresos: el dólar “.
    ¡ Quien lo dude, que investigue sobre de la historia de la FED y quién tiene realmente el Poder !

  • Jorge

    una propuesta para cambiar la economia y asi el mundo en que vivimos.Propongo un sistema de esclusividad de produccion/ servicio por macro regiones a nivel global, ejemplo china fabricante de electronica, europa los coches, etc. esto permitiria finalmente estabilidad y seguridad economica derivada de la seguridad de empleo. Es decir cargarse el sistema de competencia en pro de la estabilidad economica. Los organos de control seran a caracter renovables con un periodo maximo de 5 años y luego vuelta a la vida laboral anterior. Esta medida deberia prevenir la corrupcion.
    Estoy convencido de que hoy en dia existen los medios y herramienta para que no tengamos problemas derivados de las crisis y de la gestion de los varios mandatarios.
    Que opinan ustedes?

  • Pingback: [OT] Crisis... amarraos los machos... (VOL III) - P?gina 274 - BMW FAQ Club

  • bc

    puede ser que el articulo que te refieres sobre el futuro este basado en este libro de stanislaw lem…
    MEMORIAS ENCONTRADAS EN UNA BAÑERA (1961)

    http://www.amazon.com/dp/0156585855?tag=solarstanilemsof&camp=14573&creative=327641&linkCode=as1&creativeASIN=0156585855&adid=0RSDB9EKYYMGNY91D0DJ&

  • http://http://www.paladinvest.com/pifiles/MungersWorldlyWisdom.htm pedro luis

    ¡Dios mio¡.Esto solo se arregla con una nueva religión.
    Hemos llegado hasta aquí,desde el árbol,por la inteligencia-avaricia-codicia-poder,que nos distingue del resto de los animales y nos acabará destruyendo,seguro que es nuestro sino.
    La sociedad de consumo me parece un sistema piramidal de consumo de recursos que acabara dejando la tierra como una campa.
    La austeridad,el trabajo y el resto de virtudes que podrían cambiar el mundo,nacen de la necesidad,y esta cada vez es menor en el primer mundo.Vamos que cada día somos mas gilipollas.
    Si consiguiéramos dotarnos de una organización política,mas ligera,ágil,honrada,democrática,etc,etc,(la que tenemos data de los romanos creo)quizás pudiéramos sentar las bases de algo mejor.
    Soy muy pesimista,solo me consuela el saber que yo de esto no tengo ni p.idea,bueno ni de esto ni de casi nada.
    Buenas noches.

  • http://zapatillasbaratas.blogspot.com/ El Cateto

    Como dijo Rostchild “Cuando la sangre corra por las calles, será el momento de invertir”.
    Dicen que el presidente de General Motors respondió a la pregunta de como afectaría a GM la II Guerra Mundial. “Nosotros estamos por encima de eso.” GM era propietaria de Opel luego le fabricaba a los dos bandos.
    Esto no lo para ni Dios, y si se para, que Dios nos asista.
    Que cayeron Roma, Bizancio y Babilonia y hasta el Imperio Chino, bombas atómicas sobre Japón, fosforo sobre Alemania y se tiró para adelante, que no os entereis de lo que podeis aguantar.

  • Ricardo

    El mundo entero, de una forma global y absoluta, no se puede endeudar; para que unos sean deudores otros deben ser acreedores. Si los países del 3º mundo fueran deudores, a nosotros nos tocaría ser acreedores; nada nuevo bajo el sol, llevamos décadas así!

    Una de las cosas diferente de esta crisis es que los roles se han intercambaido; ahora fueron ellos los que nos prestaron.

  • luis

    creo que voy a invertir en oro

  • Abhi

    Hello
    I am trying to get in touch with the owner of this site, can’t seem to find the ‘Contact’ link anywhere. Can you please drop me a line?
    Thank you.

  • http://deleted Alberto

    tengo una dudilla de balance, no se donde exponerla, por tanto la pongo aquí, espero que no moleste a los moderadores, ¿qué significa Issuance (Retirement) of Stock, Net en el estado de cash flow? ¿son los gastos relacionados con la amortización de acciones recompradas por la propia empresa?

  • Colomer

    El sistema necesita expansión perpétua. Y mientras no cambiemos el sistema entero así seguirá…

    Y para que exista expansión perpétua hacen falta recursos, energía y población crecientes para absorber todo lo que se produce.

    Se que se me tomará por medio grillado, pero lo más probable, es lo que descartas de entrada en el post, y es la expansión al sistema solar.

    Para abastecer a las sedientas centrales de energía, cuando se acabe el uranio de la tierra, iremos a por el de la Luna y para recoger, procesar y exportar el uranio selenita haran falta bienes de equipo, maquinaria ultra-sofisticada y tecnicas que solo se produciran en la Tierra.
    Ese será el mercado emergente de la segunda mitad del s.XXI

    Y de la Luna al resto del sistema solar, solo hace falta el impulso inicial…

  • http://www.gurusblog.com/archives/%c2%bfes-posible-una-burbuja-global/06/04/2009/ victor anibal

    es bueno una burbuja global par que sea viable la economia globalen un futuro immediato atte victor anibal

  • Pingback: Sobre la política monetaria y la crisis actual « EcoFinancial’s Blog

  • http://www.gurusblog.com/archives/author/midnight MidNight

    Buenas a todos. Voy a tratar de responder a vuestros comentarios:

    Artistamadridista, puse el link a la tercera parte de Zeitgeist, porque en ella se explica muy bien a mi entender lo que ocurre cuando el dinero se sustenta en él mismo para autogenerarse. Nada más. Respecto al resto de Zeitgeist y/o de las webs pro o contrarias a la teoría de la conspiración, soy un firme defensor de que cada quien se aliene como desee.

    Anónimo, no sé si realmente es una estafa, o simplemente es que quien realmente mande, piensa poco, mal y nunca, o sólo para sí mismo. A diario vemos que las soluciones que se intentan tomar son para salvar lo que hay, pero no para cambiarlo y mejorarlo. Tenemos asumido que si un brazo se gangrena, hay que cortarlo, pero si lo que se pudre es parte del sistema capitalista, parece que nos cuesta más tomar medidas drásticas…

    Jorge, como solución, no es que me parezca mal, pero sí lo veo un poco complicado de llevar a cabo. De alguna forma, a nivel zonal, eso mismo se intenta hacer con los clusters, pero inevitablemente el establecimiento de una cierta industria en una zona atrae otras industrias auxiliares que no han en principio de tener nada que ver. Se me ocurre, a bote pronto, automoción y mineras. Y si luego piensas que de facto ya lo tenemos así globalmente en cuanto al sector energía, y no es que nos vaya muy bien, me causa dudas…

    bc, muchísimas gracias. Posiblemente sea así. Lo encargaré y gracias de nuevo.

    Pedro Luis, el problema del ser humano es que no tiene freno, y si eso lo unes a la natural codicia que atesoramos, apaga y vámonos… Yo también creo que eso es precisamente el talón de Aquiles que nos llevará algún día a un problema gordo.

    Cateto, como curiosidad, no sólo GM apoyó a ambos bandos en la Segunda Guerra Mundial. Krupp hacía cañones para ambos tanto en la primera como en la segunda. Y efectivamente, que no tengamos que probar nuestros límites…

    Ricardo, tienes razón en que el mundo entero no se puede endeudar, pero basta con que casi todos lo hagamos en favor unos miles, y eso sí es posible. Las burbujas se basan en crear expectativas irreales, y eso mismo es lo que ocurre cuando el endeudamiento se desborda como ha ocurrido. Además, a nadie se le perdonan las deudas (bueno, excepto a los bancos, claro…).

    Luis, pues no estoy nada seguro de que esa sea la solución. yo apuesto más bien por la búsqueda del valor, precisamente ahora más que nunca. con la que ha caído, ha de ser posible ir encontrando cositas majas para poner el dinero, siempre mirando a largo. Al oro ya ha ido demasiada gente, y no es de las cosas históricamente más rentables.

    Alberto, si no te la responde Nairan, se la hago llegar al resto en cuanto vuelvan.

    Colomer, en la primera parte de tu comentario baso la idea del post: expansión eterna, en un mundo finito… Algún día eso acabará, necesariamente, al igual que lo hará el petróleo. Respecto a la segunda parte, puede que sea así, pero la raíz del problema viene a ser la misma: ¿Quién consume?

    Por último, victor anibal, crear otra burbuja para salir de ésta se me antoja que sería como echar gasolina al fuego… Prefiero intentar buscar una solución a largo plazo.

    Muchas gracias a todos por vuestras aportaciones. Conste que no pretendo rebatir siempre los comentarios que hagáis, pues para empezar no sería educado hascerlo, pero no darle las gracias a bc por la reseña al libro o no agradecer la idea que aporta Jorge no lo sería de igual manera, y ya puestos… Un saludo.

  • mar

    Hablando de burbujas este gráfico compara la burbuja americana y la española:
    http://www.casastristes.org/es/content/burbuja-usa-vs-spain

  • Pingback: La ley de la palanca « La mirada del mendigo

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 2 929 suscriptores


25.133 lectores
24.485 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons