Ofrecido por

GurusBlog

Este año tomaremos 12 lonchas de jamón ibérico

Las tradiciones en España, como en casi todos los países del mundo desarrollado, siempre han tenido una determinada función sistémica y social muy importante para el país o región concretos en los que se desarrollaba dicha tradición. Una de las tradiciones más famosa y seguida de nuestro país es la famosa toma de 12 uvas en las campanadas pero, ¿sabéis por qué se hizo?

jamon_iberico.jpg

Esta tradición nació en 1909 debido a una gran problemática en aquel momento: un super excedente, de miles de kilos, de dicho fruto y la necesidad de darle salida de alguna manera. Un grupo de productores de la zona de Alicante decidieron que mejor que echarla a perder podrían tomarse 12 uvas una por cada una de las de 12 campanadas a dicha hora por la noche. Más tarde pasó a fin de año ya que, en su opinión, surgió como una idea de buena suerte para empezar el año nuevo de mejor manera.

Es una de nuestras tradiciones más arraigadas, ¿os imagináis haciendo lo mismo con 12 lonchas de jamón ibérico? Yo, sería capaz.

Al igual que ocurrió en 1909 este año, 100 justos más tarde, se ha producido una super producción de jamón ibérico puro, lo que ha producido que ahora mismo haya un stockaje de mas de 1.000.000 de jamones, libres para la venta, pero que no encuentran comprador.

La situación, lejos de la realidad de las doce campanadas, puede empezar a ser preocupante debido a la caída de los precios por ese exceso de oferta y la escasa demanda existente.

En la época navideña se vende y consume hasta un 60% de los jamones ibéricos que se producen durante todo el año; no se descarta desde la patronal de este sector, una situación algo compleja para 2010, debido a la caída masiva del precio por la ausencia de demanda agregada.

Este tipo de productos, de gran calidad, siempre tienen problemas en tiempos de crisis. Estamos en un momento en donde la gente no dispone de tanto dinero, bien por que no lo recibe o por que no está dispuesta a pagar el precio, y por tanto la cantidad de productos de este tipo que se vende, siempre que no sean bienes Giffen, disminuye de forma considerable.

Como opción, no sería descabellado el pensar en tomar 12 lonchas de jamón ibérico en vez de las doce uvas, pero seguro que, no sólo nos iba a salir un poco caro, sino que además el sector vinícola se vería muy afectado.

¿Posibles soluciones? Muchas, entre otras la que han estado usando más durante los últimos años: intentar que se produzca una gran exportación del bien a lugares en donde este producto no existe y además está muy bien considerado; es de todas, todas, una forma altamente rentable de distribución de todo ese estockaje ganando además una cuota de mercado altamente interesante; o mejor aún, llegando a sitios donde aún no había deistribución de este producto.

Siempre en la diferenciación del producto es donde se encuentra el consumo, que es justo lo que ahora mismo más necesitan.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR