European Redemption Fund (ERF): Ingeniería alemana a tu alcance

ClusterFamilyOffice | 16 de Junio de 2012 | (31)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

Mientras nos mentalizamos para un fin de semana convulso, viendo por televisión la Eurocopa y a la vez haciendo záping para ver cómo se desmorona Grecia, os dejamos una reflexión del día después. Todo parece indicar que el Consejo de Expertos Económicos de Alemania, también conocido como los “Cinco Sabios”, ha puesto sobre la mesa una posible solución para poder manejar mejor la ingente deuda de los principales países europeos, tal y como ya avanzó GurusBlog (Guru Huky) en este artículo. Se ha bautizado como ERF o European Redemption Fund, y puede devolver una luz de esperanza para que dentro de un par de generaciones recuperen la solvencia países que parecen hoy condenados a morir asfixiados bajo toneladas (trillones) de deuda.

La esencia es razonable: Si no podemos convertir en solvente la deuda soberana de los países a los que el Mercado ha dado o está dando la espalda, vamos a trocear el problema para tratar de que, al menos en parte, podamos hacerla algo más atractiva y alguien la quiera comprar. Con el lenguaje políticamente correcto, se podría definir como mutualización parcial, condicional y temporal de la deuda pública. Y en lenguaje de la calle podría ser maquillaje, restyling, adaptación a los tiempos, renovación, coordinación, diferimiento… qualquier adjetivo de ese estilo encajaría en la operación ideada por esos Cinco Sabios alemanes. No obstante, personalmente me gusta pensar que por fin le estamos dando un uso no abusivo a la ingeniería financiera.

El hecho de que esta propuesta la hayan planteado los Cinco Sabios alemanes le añade probabilidades de éxito, puesto que viene ya bendecida por el gobierno alemán, que no es poco. A pesar de sus carencias -y la ausencia de datos y detalles oficiales, por supuesto- la solución planteada, es cuando menos, aparente. Para empezar, afectaría sólo a los países no rescatados en su totalidad, es decir no incluiría a Grecia, Portugal, Irlanda, ni los últimos 100k millones de rescate específico para la banca española.

La razón es que se presupone que esos problemas ya están canalizados -que no resueltos- con los fondos creados para las contingencias de rescate de toda la Eurozona (EFSF/ESM), que habiéndose evidenciado escandalosamente insuficientes, se adjudican de facto y en su práctica totalidad a dichos 3 países.

Suponiendo resueltos los futuros de solvencia de estos 3 países y de la banca española, que es mucho suponer, veamos la solución que plantean para el resto, a saber: Francia, Italia, España, la propia Alemania -éstos constituyen el verdadero problema gordo- y algunos otros países con pesos menores como Austria, Bélgica, Holanda, Chipre o Malta.

En primer lugar, como muchos ya sabréis, se trata de colocar en un Fondo aparte toda la deuda de dichos países que superen el 60% de sus respectivos PIBs. Eso les descargaría de una losa impagable, y los “resetearía” con un volumen de deuda soberana aceptablemente moderado (para lo que es el mundo desarrollado, claro está, porque si lo comparamos con una deuda soberana <15% como la de un país con los recursos naturales de Rusia, nos volvemos a deprimir).

En un ejercicio de aritmética elemental un tanto surrealista, sería como obviar el máximo común divisor de la deuda de los mayores países de la Eurozona.

A partir de ahí la condición sine qua non para tener futuro, es que las economías de los países grandes de la Eurozona consigan crecer en breve. Suponiendo también que eso se consiga, que en el caso de España también es mucho suponer, dicho 60% se mantendría estable y no sería un problema para las solvencias de esos pesos pesados de la Eurozona, que se podrían refinanciar a Mercado sin previsibles problemas.

Pero veamos qué ocurre con esa deuda “excedente” y adónde va a parar. Para empezar debemos cuantificarla: España 200 mil millones € (y subiendo), Francia 500 mil millones, Alemania 580 mil millones, Italia 960 mil millones y el resto con cifras menores. Un total aproximado de 2,3 billones (trillions) de Euros. Una inmensa lata que se va a chutar tan lejos como sea posible, y ya se habla de un plazo de amortización de 40 años y unos intereses mutualizados teóricamente moderados.

La verdad es que estos países vamos a necesitar décadas de crecimiento ininterrumpido para poder devolver la deuda excedente del 60% de nuestros PIBs. Y no parece verosímil que los plazos que se vayan a establecer finalmente sean mucho más cortos, a no ser que se deje la puerta abierta a refinanciaciones posteriores mediante la extensión de dichos plazos -al más puro estilo hipotecario actual-.

La pregunta del trillón es ¿quién demonios (además de los estructurados y fondos garantizados que la banca española coloca a los clientes más desinformados) va a querer invertir en bonos del ERF sin garantías adicionales? Y aquí es donde, para bien o para mal, la imaginación ha trabajado más que la ingeniería…

La lucha política interna en estos momentos debe ser atroz y, siendo esta solución de origen alemán, dudo que la solidaridad de los Eurobonos al uso sea la garantía que se le vaya a dar a este fondo. Alemania no parece dispuesta a dar su brazo a torcer para garantizar solidariamente el pago de estos bonos. Por ello podremos escuchar en los próximos días o semanas soluciones alternativas como la seniority de esta deuda aparcada en el ERF, sobre el resto de deudas soberanas, o sea darle el rango que va a tener el ESM (European Stability Mechanism). ¿Sería esto suficiente? El tiempo y Mr. Market lo dirán.

Otra opción que se ha barajado es la garantía colateral de sus propias reservas de oro que podrían ofrecer los países que aporten deuda al ERF. A priori parece poco realista y viable, ya que las reservas de oro de toda la UE (incluídos los 27 miembros) apenas superan el 20% de esos 2,3 billones € que asumiría dicho Fondo Europeo de Redención o Amortización, es decir unos 450 mil millones de €.

Y si contemplamos solamente el oro de Alemania, Francia, Italia y España, estaríamos en aprox. tan sólo 360 mil millones. Volvamos pues a tirar de imaginación: ¿Cómo podríamos equilibrar esas garantías de oro para cubrir en mayor medida las necesarias para el ERF?

Bueno, el primer razonamiento que se esgrimiría para “estirar el chicle” -o apalancamiento del fondo, como técnicamente suelen llamarlo- sería que el impago de la deuda excedente de esos países no se produciría en masa. Y que probablemente bastase con cubrir el impago de entre 1 y 1,5 de esos 2,3 billones de €, lo cual incluiría una hipotética insolvencia  de Italia y España juntas, por tomar las 2 economías más precarias de las 4 (insolvencia relativa, ya que afectaría sólo a los compromisos con el ERF y no al resto de sus respectivas deudas soberanas).

Por lo tanto, vamos a idear cómo diantre podríamos estirar esos 360 mil millones de € que garantiza el oro europeo, hasta el billón y pico necesario para cubrir la sobredeuda de España e Italia juntas.

Ahí va la pista definitiva: Para realizar todos estos cálculos hemos contemplado un precio del oro de 1650$ por oz. y un cambio $/€ de 1,25…. Et Voilà! Habéis acertado! Ya tenemos la magia sobre el tapete. Ahora tan sólo hace falta que ambas variables se pongan en consonancia con las necesidades del nuevo y flamante futurible European Redemption Fund. Como es obvio, las combinaciones válidas pueden ser básicamente 2: Que el oro duplique su precio y que el € se deprecie sensiblemente frente al $.

El aumento del precio del oro tendría sentido por la recuperación económica emergente, que podría darse con la mejora de las perspectivas europeas, y por la relación directa que el nuevo ERF tendría con las reservas del metal precioso europeas que podría generar un mayor interés por aumentar las reservas de oro de otros países.

O sea, que el mundo le está viendo las orejas al lobo del fiat money y podría crecer el sentimiento de añoranza del patrón oro, además del consumo emergente creciente (India, China, etc.).

En cuanto al aumento del precio del $ en relación al €, ya no está tan claro, puesto que los EE.UU. tampoco van a tolerar que su divisa se aprecie sustancialmente versus el resto. Sin embargo, ellos ya tienen práctica con su QE1, QE2 y más que previsible QE3, al que parecemos todos ya adictos.

Por ello, si tanto el BCE como la Reserva Federal norteamericana van a seguir fabricando abusivamente fiat money para devaluar sus deudas impagables y estimular sus economías, la otra variable que manejamos, la del aumento del precio del oro, tiene aún más probabilidades de darse convirtiendo ambas opciones en vasos comunicantes.

Realicemos ahora los mismos cálculos anteriores pero con una onza de oro a 3.500$ y un euro a 0,8$…. ¡Prueba conseguida! 1,2 billones de € garantizados por las reservas de oro de los países beneficiados por el ERF!

A partir de ahí tan sólo quedaría pendiente sacarse los ojos para decidir si las reservas de oro de todos los países participantes deben garantizar solidariamente los impagos que algunos países realicen, o que cada país pueda sólo aportar deuda por el coeficiente que pueda garantizar con sus propias reservas de oro. El caso es que el chicle daría de sí con un euro claramente por debajo del dólar y un oro por las nubes (o mejor dicho un fiat money por los suelos). Aviso a navegantes.

¿Imaginación al poder o el poder de la imaginación? ¿Ingeniería alemana a nuestro alcance o alcanzados por la ingeniería alemana?

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google
Te puede interesar:

  • Pingback: WORD-PREssDIC.COM » European Redemption Fund (ERF): Ingeniería alemana a tu alcance – gurusblog (blog)

  • Gabriel Güeto

    …pues me parece más de lo mismo, ir parcheando el problema y alargando plazos de una deuda q ue no podemos pagar para poder siguiendo financiandonos. De todas las teoría que he leido, me parece interesante la de Huerta de Soto, que propone al igual que estos sabios, volver al patrón oro, aunque les joda a los políticos; y como la mayoría de la deuda de los diferentes estados la tienen los bancos, una posible solución, sería lo que está haciendo EEUU, esto es darle a la maquinita hasta cubrir el 100% de los depósitos bancarios con la obligación de un coeficiente de caja del 100%, con lo que al no poder mover ese dinero, que es sólo de garantía, no crearía el temido efecto inflaccionista pues sólo es el respaldo para que en caso de que se caiga el sistema, los inversores tengan garantías de cobro y por otra parte daría confianza a los mercado de que Europa apuesta fuerte por el Euro. Por otro lado, todos los activos inmovilizados ahora por los bancos por ley como fondo de garantía que quedarían liberados podrían salir a las empresas y particulares como punto de partida de la recuperación economica. Y de este modo, si logramos activar la economía de la zona euro, estabilizamos los mercados con garantías, podemos refinanciar ese porcentaje de deuda, que estos sabios quieren meter un paquete aparte.
    …bueno, no soy un economista, y seguro que alguien me desmonta esta idea de la maquinita con razones más que sobradas, pero al leer el artículo, no me parece más descabellado y me ha parecido que la teoría de Huerta de soto y la teoría de sabios en sinbiosis podrían arreglar lo que ahora parece imposible.

    saludos

  • Pingback: WORD-PREssDIC.COM » European Redemption Fund (ERF): Ingeniería alemana a – gurusblog (blog)

  • http://analisto.com analisto.com

    • http://www.clusterfamilyoffice.com ClusterFamilyOffice

      Brutal el video :)

  • Pingback: GurusBlog » LVA: La política está de vacaciones | supercontenedor

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 103 suscriptores


25.133 lectores
24.485 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons