Ofrecido por

GurusBlog

No hemos sido el primer imperio en tener problemas con su moneda

evolución contenido plata denario imperio romano

Ni probablemente seamos el último. Si el dólar y el euro están tocados, y occidente se tambalea,  muchos siglos atrás el declive de Roma coincidió con una paulatina depreciación de su moneda (el Denario) contra la plata. Por aquellos tiempos las cosas eran menos sofisticadas que ahora, pero la base probablemente era la misma. La forma de devaluar por aquellos tiempos era simplemente reduciendo el contenido de plata en las monedas. En poco menos de 200 años Roma vio como sus monedas pasaban de estar compuestas casi en un 100% de plata a que la cantidad de dicho metal precioso fuera casi testimonial.

La primera acuñación del denario se remonta al año 268 a.C. Su peso inicial fue de 4,54 gramos (la sexta parte de una onza) aunque en el año 217 a.C., a raíz de la Lex Flaminia, su peso fue fijado en 3,90 gramos pasando a equivaler 16 ases. Con este valor se mantendrá hasta el año 64 en el que Nerón reducirá su peso hasta los 3,4 gramos. Las reducciones en el peso del denario continuarán, fijándose en 2,36 gramos bajo el mandato de Marco Aurelio y en los 1,70 gramos durante el gobierno de Septimio Severo. La progresiva devaluación del denario continuó hasta que bajo el reinado de Caracalla se introdujo el Antoniniano, moneda que acabaría por sustituir completamente al denario bajo el gobierno de Gordiano III. y que era una moneda de bronce con un ligero bañado en plata.

Ya lo veía a venir Marco Tulio Cicerón:

“El presupuesto debe ser equilibrado, las arcas públicas deben captar más dinero y la deuda pública debe ser reducida, la arrogancia de la burocracia debe ser atemperada y controlada, y la asistencia extranjera debe ser reducida para que la Republica no entre en bancarrota. La gente debe otra vez aprender a trabajar en lugar de vivir de la asistencia pública”

¡ Impresionante ! cualquiera diría que la historia se repite o que no aprendemos de errores pasados.

Gráfico vía Business Insider



Conversación

19 comentarios

  1.    Responder

    Kephas, no sabía que existía el artículo que indicas, sino lo hubiera linkeado, la fuente de el post de aquí es clusterstock, que es el blog que tengo en el RSS. Obviamente el artículo que mencionas está muy bien y muy bien trabajado, per de verdad que no sabía que existía sino lo hubiera linkeado seguro ya que es un artículo de muy buena calidad.

  2.    Responder

    Me permito continuar la historia. La paulatina devaluación de la moneda en Roma (vía rápida para que el Estado fuera capaz de pagar a las legiones) fue parte de un proceso que llevo a muchos pequeños productores (agricultores, artesanos…) a endeudarse poniendo su libertad como garantía. La dirección del sistema económico conducía inevitablemente a la concentración del capital en manos de los optimates, haciendo que cada vez más ciudadanos romanos (ya hacía siglos que todos los ciudadanos del imperio tenían la ciudadanía) perdieran su libertad y quedaran ligados al señor para saldar sus deudas.

    Deudas que acabaron por ser impagables y, por lo tanto, la deuda con el patricio permanente y la servidumbre vitalicia y hereditaria.

    El proceso de esclavitud por deudas, junto con el desmoronamiento del Estado, que garantizaba la vida económica, y la pérdida del sentido social (es triste ver que los únicos que conservaban el orgullo de servir a Roma con honradez eran hijos de “bárbaros”, mientras que los ciudadanos acudían a un sálvese quien pueda) transformaron la sociedad romana.

    La organización social y económica del Bajo Imperio tuvo su consecuencia en la siguiente etapa historia: la Baja Edad Media, y el sistema social asociado: el feudalismo.

    Los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla.

  3.    Responder

    Es curioso tocar esas monedas con bajo contenido en plata porque parecen monedas de juguete hechas de plástico.

    El problema no es utilizar una moneda u otra, sino la corrupción de los políticos. Por eso los problemas se solucionarán luchando contra la corrupción, no cambiando el euro o el dólar por cualquier otra cosa.

  4.    Responder

    Bueno, ya que nadie lo dice, lo haré yo:

    La caída del Imperio Romano
    http://www.youtube.com/watch?v=6PcaciZean4

    by Huerta de Soto

  5.    Responder

    Muy interesante el artículo. De hecho, esto ha pasado varias veces en la historia. En una novela muy interesante de Alejandro Magno (de Gilbert Haefrs) se especula con que lo que buscaba el conquistador con la conquista de Persia era inundar a Grecia con el oro persa, para que acabara perdiendo su valor y restar poder a la burocracia.

  6.    Responder

    Entre las palabras de Marco Tulio Cicerón y Niño Becerra, creo que voy a empezar a tener pesadillas por las noches.

  7.    Responder

    Esta cita no corresponde al Cicerón histórico directamente sino al Cicerón de una novela histórica reciente, que mezcla realidad y ficción, donde se hace decir al personaje estas palabras que sin duda no pudo llegar a decir el auténtico. En esa época no había asistencia pública ni Roma subvencionaba sus provincias; más bien lo contrario. Roma era un imperio esclavista y depredador de la riqueza de sus provincias.

  8.    Responder

    evidentemente que no aprendemos de los errores, ya se sabe que el hombre es el único animal que tropieza dos veces, y en materia economica (no hay como ver la sucesión de estallidos de burbujas que se producen) se tropieza bastante más de dos veces.

    mejores depositos bancarios

  9.    Responder

    Bueno, somos los mismos viejos humanos desde hace miles de años.
    No hace falta ir tan lejos. Ayer descubrí que a finales del XIX y principios del XX estuvimos en la http://es.wikipedia.org/wiki/Union_monetaria_latina
    que duró nada menos que 60 años. Hasta USA se planteó ingresar http://en.wikipedia.org/wiki/Latin_Monetary_Union

  10.    Responder

    En mi opinión la moneda ha sido la válvula regularizadora del sistema,LA LLAVE,y ahora tenemos,a nivel mundial,DOS sistemas.El occidental consumista-inflacionario.Y el oriental,productivo-deflacionario.Con sus respectivas monedas-problemas-filosofias.En esa lucha parece que estamos.

  11.    Responder

    Los Reyes CAtólicos hecharon a los judios pero no dejaron que se llevarán el oro.

    Carlos I y Felipe II si se hecharon en manos de banqueros,

  12.    Responder

    Me extraña mucho que en la época de Cicerón ya se hablara de deuda pública. Nos quieren hacer creer que esto de que los Estados, Imperios, gobiernos, llámemosles como se quiera, estén endeudados frente a intereses privados es algo de lo más normal y con miles de años de antigüedad, pero eso no es cierto. Porque el emperador podía muy bien pasar a cuchillo a los acreedores y saldar la deuda, con lo cual lo que sí se hacía era renegociarla y bajarla. Quizás por ese dilema tengamos estas más que imperfectas democracias, que se dicen el gobierno del pueblo pero que sólo persiguen el bienestar de los banqueros, incocables y que además hay que enjuagar con dinero público salido de los impuestos, existentes, o de los futuros que se creen para satisfacer sus finanzas.

  13.    Responder

    La cita viene en el post del gráfico de Business Insider

  14.    Responder

    Muy interesante post para arrojar un poquito de luz sobre los problemas actuales sobre la política monetaria del Gobierno chino y los “miedos” en torno al dólar y el euro. Por cierto, ¿de dónde has sacado la cita de Cicerón? Un saludo, JJ.-

  15.    Responder

    Cicerón tiene muchas citas, pero no he podido encontrar ninguna fuente que confirme la que aqui (y en muchos otros sitios) se le adjudica. Al parecer esta cita (muy interesante a mi parecer) es un mito popular 🙂


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR