Indra presenta unos resultados flojos en el 1T12

Juan ST | 20 de Junio de 2012 | (10)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

Indra ya ha presentado los resultados correspondientes al primer trimestre del año. A pesar de observar un aumento de las ventas en un 9%, este aumento no es tan alto si excluimos las adquisiciones realizadas en el 2011 (Galyleo en Italia y Politec en Brasil). Sin ellas el crecimiento de las ventas habría sido de tan sólo un 1%.

Por otro lado, un hecho positivo, es que vemos que cada vez las ventas internacionales van tomando más peso en la compañía. El crecimiento de estas ventas fue del 33% y ya representan la mitad de las ventas totales de la compañía en el trimestre.

De todas formas, hay muchos puntos que muestran a la compañía en una situación de “cansancio” y de debilidad. A pesar de no estar Indra en una situación delicada, sí que es verdad que las cuentas empiezan a verse resentidas por múltiples motivos.

A pesar del crecimiento de las ventas, éste no se traduce en un crecimiento del EBITDA. Al revés, ha caído este trimestre un 10%. Tampoco crece el EBIT ni el Bº Neto, si no que caen un 28% y un 20% respectivamente. Por lo tanto, esta situación se traduce en una disminución de los márgenes en la compañía.

Otro punto que no me gusta es el gran aumento de la deuda neta de la compañía en un año. En el primer trimestre del año pasado, la deuda neta que tenía Indra era de 328,9 euros. Este primer trimestre de 2012, la deuda neta ha aumentado un 67% hasta los 549 millones de euros respecto a la que tenía hace un año y ha crecido un 7% en este trimestre. A pesar de este aumento, la empresa todavía no es que esté muy endeudada (2 veces el EBITDA aprox.). Pero lo cierto es que creo que lo mejor que podría hacer en este tema es no aumentar más su deuda.

Por último, aunque los dividendos siempre son bienvenidos por los accionistas, creo que lo que mejor podía hacer ahora Indra es recortarlos de manera muy importante. Si no genera flujo de caja libre para hacer frente al pago de dividendo y además tiene que aumentar su deuda para realizar el pago, creo que más que contentar al accionista, lo que está haciendo frenar en cierta manera el crecimiento de la empresa además de no ser muy coherente el hecho de aumentar deuda para pagar un dividendo.

Por lo tanto, estos últimos resultados de Indra presentan más sombras que luces. El mercado lleva castigando al valor desde hace meses. Lleva una caída importante. Este miércoles está cotizando por el entorno de los 7 euros cuando hace menos de 12 meses, la acción llegó a cotizar en 14 euros.

Con la acción en 7 euros, la capitalización de Indra se sitúa por el entorno de los 1.150 millones de euros. Si le sumamos la deuda neta, obtenemos un Valor Empresa (VE) de unos 1.700 millones de euros. Al esperar que el EBITDA caiga por lo menos un 10% en 2012 (si no es todavía mayor la caída) nos sale un ratio de VE/EBITDA de 6 veces y un PER de 7,2 aprox. Serían unos ratios buenos si la empresa tuviera un horizonte de crecimiento a corto plazo. Pero cuándo todavía hay riesgo de terminar peor el año y con las incertidumbres que hoy giran en torno al valor, parece razonable que la acción no despegue hasta que se despejen los nubarrones que tiene encima el valor.

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google
Te puede interesar:

    Publicidad


    Quiero recibir el resumen diario

    Es gratis y ya somos 3 191 suscriptores


    25.133 lectores
    25.768 seguidores

    Publicidad


    Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

    Licencia Creative Commons