El INE confirma que el PIB se contrajo un 0,4% en el segundo trimestre y un 1% en tasa interanual

EP | 30 de Julio de 2012 | (0)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

La demanda nacional incrementó su aportación negativa al PIB, mientras que el sector exterior contribuyó de manera positiva

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La economía española se contrajo un 0,4% en tasa intertrimestral durante el segundo trimestre del año y registró una caída interanual del 1%, pronunciando en ambos casos los descensos del primer trimestre del año, según el avance de datos de Contabilidad Nacional Trimestral publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que viene a confirmar las cifras que dio el Banco de España la semana pasada.

La contracción trimestral del 0,4% es una décima más pronunciada que la experimentada tanto en el último trimestre de 2011 como en el primer trimestre de 2012, cuando la economía española entró en recesión técnica tras registrar dos trimestres de crecimiento negativo (del -0,3% en ambos casos).

Por su parte, la caída interanual del PIB entre abril y junio es seis décimas más acusada que la registrada en el primer trimestre del año, cuando la economía retrocedió un 0,4%.

En tasa intertrimestral, la economía española acumula tres trimestres de crecimiento negativo, mientras que en tasa interanual el PIB suma dos trimestres de retrocesos.

El INE ha explicado que el retroceso interanual del PIB en el segundo trimestre se ha debido a una aportación más negativa de la demanda nacional, que se ha visto compensada “parcialmente” por una contribución positiva de la demanda exterior, “de orden similar a la registrada en el trimestre precedente”, cuando aportó 2,8 puntos, en contraste con los 3,2 puntos que restó la demanda nacional.

Los datos de Estadística coinciden con los difundidos por el Banco de España en su boletín económico de julio y agosto. En dicho documento, la institución que gobierna Luis María Linde afirmaba que la economía española se ha visto “fuertemente afectada” en los últimos meses por el recrudecimiento de las tensiones financieras en la zona euro.

Las “dudas” sobre la economía española, fruto de las necesidades de recapitalización de la banca y de su capacidad para recortar el déficit según las pautas europeas, “han agravado” la crisis de deuda soberana, según el Banco de España, que añade que en respuesta a los riesgos de esta situación se acometieron diversas actuaciones desde el Gobierno, como la petición de rescate de sus bancos y la aprobación de un “ambicioso paquete de medidas” para reconducir el déficit, en referencia a los recortes aprobados por el Gobierno el pasado 13 de julio.

LA DEMANDA NACIONAL ACENTÚA SU CAÍDA.

El organismo subrayaba en su boletín que la actividad económica española mostró un “ritmo más intenso” de desaceleración en el segundo trimestre de este año en comparación con los dos trimestres anteriores debido a un retroceso de la demanda nacional “más acentuado” (-1,2%) como consecuencia de que el gasto de las familias y la demanda de las administraciones públicas aceleró su contracción.

En concreto, estima que el consumo familiar se redujo un 0,5% en tasa intertrimestral, influido por la destrucción de empleo, la pérdida de valor de la riqueza y, en general, por el clima de incertidumbre “que ha conducido a una revisión a la baja de las perspectivas económicas”.

La demanda exterior neta “amortiguó” en parte el impacto negativo de la caída de la demanda nacional, según el Banco de España, ya que realizó una aportación positiva al PIB de ocho décimas, “más alta que la del trimestre precedente”, gracias a la “moderada recuperación” de las exportaciones.

“En el segundo trimestre, la economía española ha continuado su proceso de ajuste, con una contracción sustancial del gasto privado y del público y una mejora del déficit exterior, pero estos desarrollos han tenido que enfrentarse a un entorno muy complicado, caracterizado por el debilitamiento de la economía mundial, la inestabilidad de los mercados financieros y las dudas sobre la dirección y el ritmo de la eventual reforma del marco institucional de la zona euro”, reza el boletín.

El Banco de España estima además que el empleo retrocedió en el segundo trimestre a un ritmo anual del 4,6%, con la productividad creciendo a tasas elevadas (+3,8%), que la inversión en bienes de equipo disminuyó un 2,2% y que la inversión en construcción no residencial también registró tasas negativas.

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google


Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 067 suscriptores


25.133 lectores
24.485 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons