Krugman sigue sin descartar que se produzca un ‘corralito’ en España y que se vuelva a la peseta

EP | 20 de Junio de 2012 | (33)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

El premio Nobel de Economía Paul Krugman sigue sin descartar la posibilidad de que se produzca un corralito en España y de que los ciudadanos se despierten un día y sus cuentas en euros se hayan convertido en cuentas en pesetas de menor valor.

Así lo señala Krugman en una entrevista a Vanity Fair recogida por Europa Press, donde recuerda que hace dos años ya advirtió de que si se producía una salida del euro de España empezaría con un fenómeno de ‘corralito’.

“Y decirlo ahora, bueno es simplemente la verdad”, señala el Nobel, que se muestra convencido de que el Gobierno no está planeando esta posibilidad y de que ni siquiera tiene un plan de contingencia. “Alguien debería pensar en ello”, dice.

Krugman cree que el corralito podría darse a pesar de la moneda única (en Argentina había dos monedas) porque siempre se pueden cerrar los bancos, y recuerda que EE.UU. sufrió en 1933 un cierre temporal de entidades con una franja de tiempo en la que no se podía retirar dinero, a pesar de que todo era en dólares.

El Nobel cree que la clave está en la posible salida del euro y asegura que aún espera la salida de Grecia y un “punto álgido” de la crisis en España, ya que toda la situación apunta hacia un “momento de la verdad” en el que se tendría que producir un gran cambio en la política de la zona euro o planificar una ruptura de la moneda europea.

EL RESCATE BANCARIO, UN PARCHE

En cualquier caso, Krugman considera que el rescate bancario no es suficiente para España, sino que se trata simplemente de una acción para evitar el “círculo vicioso” del colapso de la confianza sin solucionar los problemas subyacentes. “Es un parche, como los paquetes previos”, asevera.

De hecho, dice que sí fuera parte del Gobierno habría pedido el rescate total, porque de no ser así habrá un elemento “detonador” que podría dificultar el mismo y llevar a la “profecía autocumplida” del corralito.

A pesar de todo, Krugman cree que la superviviencia del euro, aunque no es buena, es la mejor opción para España, porque el primer año tras la salida de la moneda única sería “terrible” y porque el proyecto europeo es “importantísimo”.

A su parecer, si España e Italia se salieran del euro Portugal probablemente les seguiría y un tercio de la eurozona se habría acabado. Probablemente, Francia también se saldría y ese sería el fin del euro, que se quedaría en Alemania y Países Bajos.

NO VE DIFERENCIAS ENTRE RAJOY Y ZAPATERO

Preguntado por las diferencias entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el de Mariano Rajoy, el premio Nobel afirma que no ve un cambio político “importante”, porque las políticas de austeridad continúan y España ya ha perdido su soberanía económica.

“Parece que los mercados pensaron durante unas pocas semanas que Rajoy podría conseguir algo que Zapatero no logró, pero luego también se dieron cuenta de que la situación no había cambiado”, indica, tras asegurar que si él fuera los mercados tampoco confiaría en España.

A su parecer, España necesita una “fuerte devaluación interna”, con una “importante caída” de precios y salarios, algo que no puede suceder si la inflación de la eurozona se mantiene por debajo del 2%. Además, cree que tiene que haber una política expansionista por parte del BCE para que el país recupere competitividad sin recurrir a la deflación.

 

 

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google


  • Anónimo

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 192 suscriptores


25.133 lectores
25.768 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons