Ofrecido por

GurusBlog

La maldición del ganador en Bolsa

inversion bolsaAunque suene algo paradójico, a veces realizar una buena operación en Bolsa en la que has obtenido una buena rentabilidad te puede incluso acabar dejando un mal sabor de boca y me explico con un ejemplo personal y real, a riesgo de que se que me van a llover unos cuantos palos en los comentarios, pero creo que el contarlo me va a ser de utilidad y servir para compartir experiencias.

Cómo ya sabéis, nuestras inversiones personales en Bolsa, las vamos explicando en el Blog desde hace ya más de 5 años en la Cartera Gurú. Al principio lo que empezó como una cartera que se podría considerar o pretendía clasificarse como de estilo de inversión “value” ha ido evolucionado con el paso de los años. Bien porque uno con el tiempo acertada o desacertadamente y con el paso de los años y la experiencia va adquiriendo conocimientos y evolucionando y redefiniendo sin quererlo conceptos y también entre otra cosas porque llevamos 3 años en los que vivimos en circunstancias excepcionales.

Un día de estos trataré de explicaros en un post lo que entiendo por inversor “value” y disertaremos sobre el problema de las etiquetas.

El caso, y voy al grano, es que de vez en cuando, hacemos alguna “inversión”, cuando tenemos tiempo y lo vemos claro, que se podria denominar de “trading” a 1 o 5 días. Por favor olvidaros de las etiquetas. Generalmente, solemos hacer una al mes y sólo cuando lo vemos claro. Os explico las últimas:

UNICREDITO:

El 11 de Enero compramos acciones de Unicrédito, acababan de anunciar la ampliación de capital y en pocos días la cotización del banco italiano había caído de los 6€ a un nivel cercano a los 2,2€, hicimos un rápido cálculo de que impacto dilutuvo tenía la ampliación de capital, y nos salía que el valor de la acción debería estar en los 3,2€. Así que compramos sobre los 2,5€ y dos días más tarde la cotización repuntaba por encima de los 3€, así que vendí a 3,02€, rentabilidad del 17% en dos días. Excelente fortuna ( fortuna de suerte) pensaréis, y pues si es cierto.

Salvo por un pequeño detalle, un mes después Unicredito está cotizando a 4,21€, de haber mantenido la ganancia hubiera sido del 71% en un mes en lugar del 17% en dos días y en dinero o valor absoluto pues la diferencia es considerable.

LINKEDIN:

Vamos al segundo caso, segunda operación del año. el 8 de Febrero compramos acciones de Linkedin, la red social de contactos profesionales es probablemente uno de los posibles ejemplos de sobrevaloración actual de la denominada nueva internet con múltiplos de PER estratosféricos. Dicho esto, si creo que alguna red social tiene valor o sobrevivirá a moda esta es Linkedin. Están haciendo las cosas bien, y tiene un posicionamiento diferencial.

Me miré la evolución de los resultados de la compañía de los últimos trimestres y la previsión que había de los analistas para este y llamadlo intuición, vi claro que Linkedin iba a sorprender gratamente (eso no quiere decir que justifique su valoración actual), así que compre las acciones un par de días antes que publicara resultados.

Efectivamente, publicó resultados, y el viernes  la acción empezó a despegar, por suerte, el viernes por la tarde estaba tranquilo, así que me puse a vigilar la cotización delante del ordenador, hasta que me llamó mi mujer diciendome que tenía que ir a buscar a mi hija  a la parada del autobús, la acción llevaba un rato luchando entre los 84 y los 85 dólares, así que marque precio de venta a 86,19€ y me fui a buscar a mi hija.

A la media hora llegué de nuevo delante del ordenador, ya estaba cotizando por encima de 88$, había vendido, obtenido una ganancia del 7% en un par de días, pero esta hubiera sido del 12 o 13% sólo que hubiera vendido un par de horas más tarde.

Otra vez la maldición del ganador.

Muchos me diréis que debería puesto un stop de ganancias, es posible, pero estamos ante dos casos de acciones muy volátiles. Si pones un stop de ganancias relativamente estrecho, lo nomal es que te lo hagan saltar, por ejemplo en Linkedin antes de irme a buscar a mi hija en poco minutos la cotización había pasado de tocar casi los 86$ a caer a los 84,4$, un stop del 1% me lo hubiera barrido en cualquier momento y total para nada.

Y poner un stop demasiado amplio, pues al final como son acciones que no tendría en cartera a medio plazo, también es probable que se lo coma y aún peor.

Otra opción es la táctica del ni carne ni pescado, vendo la mitad y mantengo la otra mitad… es una opción pero no me acaba de gustar.

Es probable que lo mejor es haber hecho lo que he hecho, era una “apuesta” a corto por un movimiento claro, se cumplió, y afortunado fui y a otra cosa mariposa… pero siempre te queda ese …. pero y si…. la maldición del ganador.

 

 



Conversación

13 comentarios

  1.    Responder

    Una de las peores amenazas con la que nos podemos encontrar cuando invertimos y ganamos en bolsa es pensar a toro pasado de lo que hubiéramos ganado si hubiéramos hecho otra cosa. Y sobre todo en el trading. Además si aciertas dos veces seguidas, el peligro a darte una buena bofetada en Bolsa se incrementa exponencialmente. La confianza en ti mismo aumenta de manera sobrenatural y podrá llevarte a perder todo lo que has ganado más algo más sólo por el hecho de pensar cosas del estilo a “Si hubiera invertido el doble hubiera ganado el doble”, o “Si hubiera esperado un poco más, hubiera ganado un 20% más”. El trading es muy peligroso. Diría que lo más peligroso que hay en Bolsa si además lo juntas con el apalancamiento y con el crédito para invertir. El “tridente de la muerte”: apalancamiento, crédito y trading. Pienso que para que el trading no te suponga un suicidio económico hay que tener la mente más fría que nunca, darle muy pocas vueltas a lo hecho anteriormente, sacar pequeñas lecciones por operación y medir los riesgos lo mejor posible.

  2.    Responder

    No te lamentes, lo peor en el trading es pensar en lo que has dejado de ganar. Cuando entras en una posición hay que tener claro cual es tu objetivo, aunque este puede variar.
    Cuando creo que una operación puede dar más, tomo ganancias parciales y hago un trailing-stop.
    Suerte y buenas decisiones.

  3.    Responder

    Lo que comentas son uno de los típicos sesgos psicológicos del inversor.

    Normalmente el dinero quema y cuando vas ganado, siempre hay prisas por vender. Lo contrario que pasa cuando se pierde, ya que se suelen manter las acciones (y es entonces cuando muchos inversores se convierten en value …ejem)

    El típico dicho de “deja correr las ganacias y corta las pérdidas” está muy bien, pero en la práctica no es tan fácil.

    Lo mejor que puedes hacer para no tirarte de los pelos después de una venta, es marcarte un objetivo con la operación y cumplirlo a rajatabla. Establece un sistema y no le des vueltas. Eso sí, hay que analizar las operaciones y hacer un poco de feedback por si hay que corregir el sistema.

    Un saludo.

  4.    Responder

    el último duro, que lo gane otro.

  5.    Responder

    A toro pasado, se torea mucho mejor. No puedes ver el resultado que habrías obtenido de forma aislada, sin la incertidumbre que rodea cualquier operación. Cuando sale bien, siempre parece que podría haber salido mejor. Pero ha salido bien, y es lo importante. Está el famoso dicho de “el último duro que se lo lleve otro” porque ver sólo el pico alto y no considerar que una ve ahí puede dar la vuelta… Que uno puede vender a 87’5 € y tal, pero… Bastante bien está! Lo importante es hacer inversiones con análisis detrás, que aunque conlleve una incertidumbre, siempre tiene una base más sólida y ya no es una “apuesta”, ni un juego. Tiene un sentido, y puede acertarse o no, pero debe ser una gran satisfacción detectar algunos de esos valores y al analizaron descubrir una oportunidad de compra, hacerlo y que salga bien. Cuando lo der. Lehman ADZ y ITX estaban por unos 50€ ambas, ITX cayó a 25€ y pensé en comprar, no me atreví y continuó cayendo a 23€. Sí es un imperio con bases competitivas extraordinarias, ¿Pero cuál debería ser su valor?. ADZ no dejó de caer desde entonces. Son como anoche y el día en liquidez,posición competitiva management… Pero bueno, de 50€ a 9€ de ahora (o 6 creo que estaba la ultima vez que lo miré) ¿Quien no piensa que el mercado no podría valorar tan tan mal ADZ en50€ para que no valiera más de 9€? . Y Apple, ¿Por qué viendo el pelotazo que debía ser el iPod no compré? ¿O por qué no comprara ora mismo si van a sacar el Apple TV? (aunque los mercados de música entonces y los de TV ahora son muy distintos y no creo que llegue a tener la posición tan de referente que cogió entonces) (aunque también los Pcs eran un mercado maduro en loa 90).

    En fin. Análisis, el hacerlo saber hacerlo y atreverse a ejecutárlo son un gran valor. Y el resto mejor dejar perder un poco que cegarse y arriesgarse a pérdidas. Aunque un stoploss siempre es el mejor remedio a eso!

  6.    Responder

    Esta claro que no es el objetivo comprar al precio mas bajo y vender al precio más alto y anticipar estas posiciones por los cambios de señales, aunque se compre a un poco mas y se venda a un poco menos, pero la operación es más segura.

  7.    Responder

    Está claro que de bolsa no sabe nadie nada.Ni en en el corto, ni en el medio ni- por supuesto, en el largo plazo – . No conozco a ningún operador diario al que le vayan las cosas medio bien(Es muy duro estar más de 12 horas pendiente de tres o más pantallas ) por lo que es fácil inferir que , al que lo hace, no le debe de ir muy bien(dejemos de lado a los profesionales de algunos medios, que se ganan la vida de otra manera).A medio y largo plazo ocurre lo mismo..¿Alguien imaginaba a,por ejemplo, Gamesa, a estos precios?. Pues sí, tendría que habérselo imaginado cualquiera con sentido común. Creo que, en bolsa – y llevo en bolsa desde el año 1976 – lo único razonable es el sentido común- lo que incluye, por supuesto, que “a más perspectivas de ganancia, más riesgo”.Pero no siempre impera el sentido común cuando uno toma decisiones. No la voy a explicitar pero, ayer, hice una operación de alto riesgo. Simplemente diré que vendí una empresa que se podría calificar de “vaca” y lo invertí todo en otra empresa que, lo único positivo que sé de ella es que lleva dos trimestres seguidos disminuyendo sus pérdidas. Y me pregunto ¿eso es sentido común?
    Un saludo, y que los dioses del olimpo sean magnánimos.

  8.    Responder

    Adelanto que no soy inversor, pero sí jugador de póker. De pequeñas cantidades, claro. Este post me ha recordado un principio básico del póker: olvídate de lo que “has dejado de ganar”. Es error común entre los principiantes jugar cualquier mano, porque ven, pasadas todas las rondas, que se les escapa un bote grande que habrían ganado si hubieran aguantado hasta el final. Este tipo de jugadores me encantan porque pierden enormes cantidades de dinero por jugar cuando tienen pocas posibilidades de ganar. La mayor parte de las veces pierden y lo único que han hecho es engordar un bote que se va a llevar otro. La vida es muy larga y hay que pensar en el largo plazo. Si para ganar 100€ ahora tengo que perder 200€ en intentos, mejor me quedo quietecito. Asegura tu premio, y no intentes quedarte con todo porque puedes acabar sin nada.

  9.    Responder

    A mi me han enseñado que pretender retirarse en maximos es siempre una pretension excesiva.

  10.    Responder

    Pues yo en tu lugar no tendría ningún remordimiento; hiciste exactamente lo que tenías que hacer, y esperar mas era coger un riesgo que no te interesaba para nada, ese no es tu juego…. Yo puedo ver subir un 30% en un día a Deoleo o a una inmobiliaria, y no me planteo que yo podría… Yo NO PODRÍA, ese no es mi juego.

    s2

  11.    Responder

    La bolsa es así, unas veces se gana, otras se pierde, y otras se podría ganar aún más. Mirar a toro pasado y darse de cabezazos contra la pared es sencillo, pero si en ese momento lo hiciste así, sería por algo 🙂

  12.    Responder

    A toro pasado todo se ve tan claro… 😉

    Confórmate con lo obtenido, porque los dos casos que mencionas son dos excelentes operaciones, y que te consuelen para cuando las cosas te salgan del revés.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR