Ofrecido por

GurusBlog

La retórica de la crisis: tabús, eufemismos y escaqueos

¿Qué es un tabú? Un gran elefante rosa en medio de la habitación al que nadie puede nombrar, o sea, el tema más interesante y prohibido del momento. ¿Cuál es el tabú en nuestros días? Ni el sadomasoquismo (legal y documentado hasta el hastío), ni el SIDA (del que casi no muere nadie) ni la heroína (muy marginal y mil veces sustituida); es el DINERO. Y si alguien piensa que no, que se pregunte a sí mismo: “¿cuántas personas saben cuánto gano cada mes?”

Pero si el dinero es nuestro tabú, mucho más es el de nuestras instituciones y de nuestros políticos. ¿En qué se nota? En todo lo que no saben, no pueden o no quieren decir con claridad. Y eso es, otra vez, los grandes elefantes rosas de nuestro tiempo, que se esconden tras 3 grandes cortinas:

1. Eufemismos

El nuevo Real Decreto-Ley 24/2012 de 31 de agosto, de reestructuración y resolución de entidades de crédito nos ha brindado 2 grandes eufemismos:

  • “Instrumentos híbridos de capital” = PARTICIPACIONES PREFERENTES
  • “Determinadas situaciones de inviabilidad transitoria de entidades de crédito” = BANCOS INSOLVENTES (ésta recuerda al “Cese temporal de la convivencia matrimonial” de Marichalar y señora, ¿verdad?)

Y el Gobierno nos ha brindado, al menos, otros 2:

  • “Reformas estructurales” = RECORTES
  • “Integración de dos entidades” = ABSORCIÓN (un banco se come a otro, como el Sabadell a la CAM)

 2. Adjetivos difuminados

Rajoy sobre el IVA: “Tomaremos todas las decisiones que nos parezcan oportunas” (Lainformacion.com 20 de julio de 2012)

Sáenz de Santamaría sobre las CCAA: “Se adoptarán las medidas pertinentes” (Expansión 27 de julio de 2012)

“Medidas pertinentes”, “recursos necesarios”, “acciones oportunas”… ¿Necesarios para qué? ¿Oportunas para quién? ¿Pertinentes desde qué punto de vista? Este tipo de adjetivos, muy usados por nuestros mandatarios en los últimos tiempos, no añade ninguna información concreta pero les sirve para rematar airosamente la frase y darse cancha para acabar haciendo… cualquier cosa. Cualquier cosa oportuna, se entiende.

 3. Despersonalización o escaqueo

Aquí se trata menos de esconder la cosa y más de esconder a la persona, o sea al responsable. Y eso se consigue despersonalizando la frase. Es fácil: se le quita el sujeto (yo, el banco, el Gobierno…) y se le sustituye por un se. Por ejemplo, lo que le dijo un banquero a un usuario de HelpMyCash.com cuando le preguntó qué índice hipotecario se le aplicaría cuando desapareciera el IRPH cajas:

Se confirma el vigencia del índice IRPH Cajas todavía por plazo indefinido.” – Empleado de la entidad Kutxa

Ni qué decir tiene que esta información que le daba el banquero era del todo falsa (ver aclaración en el último comentario al pie de este artículo), pero hay que reconocerle una cosa al señor: consiguió que colara sin comprometer a nadie.

En fin, que después de leer el Real Decreto-Ley 24/2012 de 31 de agosto lo que les ha quedado claro a los afectados por las preferentes viene a ser, más o menos, que:

“Se tomarán las medidas pertinentes con respecto a los Instrumentos híbridos de capital y de deuda subordinada”

Señores, ha llegado la hora de hablar del elefante rosa y de que cada afectado sepa en concreto cuánto DINERO, en EUROS, va a costarle la broma de las PREFERENTES, para que pueda decidir cuanto antes si denuncia, se inmola, atraca el banco, emigra o se sienta a hacerle una chaqueta de ganchillo al elefante.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

31 comentarios

  1.    Responder

    Helpmycash; felicidades un tema fatigoso, explicado de forma llana, amena y con mucha gracia.

  2.    Responder

    Se acabaron los eufemismos, los adjetivos difuminados y el escaqueo: tenemos RESCATE A ESPAÑA http://laproadelargo.blogspot.com.es/2012/09/rescate-espana.html

  3.    Responder

    Regularización de activos ocultos, otro.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR