Ofrecido por

GurusBlog

La trampa del consumo

Probablemente una de las claves para interpretar como evolucionará el escenario global actualmente, sea entender como evolucionará el consumo en las diferentes regiones del mundo. Un entorno de crisis que esta haciendo menos visible un cambio muy importante en la forma en la que consumimos tanto productos como servicios, provocado por Internet. Cambios que están redefiniendo industrias por completo y ocasionan casos donde empresas como Blockbuster quiebran para dejar paso a otras como Netflix.

Este solo el inicio de una nueva era de cambios en la forma de consumir. ¿Como consumiremos en el futuro?. Esa es una pregunta que trata de resolver la agencia de estudios Roubini Global Economics en un ejercicio de mirar al futuro y que titula “Deflación Secular“.

En este estudio apuestan por una deflación de larga duración y un alto desempleo. Un entorno donde la producción estará liderada por la tecnología, un escenario en el que ya hemos avanzado y que explica una mayor parte de la producción dedicado al sector servicios. La tecnología seguirá por tanto presionando los precios a la baja, a reducir los costes y la mano de obra. Pero pensemos, ¿cual será el escenario en 2025?

El autor del estudio, afirmando que la mayor parte de la producción será realizada de manera automática, pero introduce una interesante cuestión. Afirma que una gran parte de nuestras experiencias pueden llegar a ser cibernéticas.  La tecnología esta llegando a un grado de desarrollo tan avanzado que es posible que estemos cerca del punto donde las experiencias cibernéticas estén muy cerca de las experiencias reales, algo que Robert Nozick recoge en su ensayo de maquinas de experiencias. Una idea que expone que es posible que en un futuro la tecnología nos permita elegir entre una realidad diaria y una realidad simulada sensorialmente idéntica.

Lo cierto es que ya empleamos en la actualidad una importante parte de nuestro tiempo en entornos digitales, donde desarrollamos una parte de nuestra actividad social, y que se complementa perfectamente con nuestra realidad real. Pero que cambia nuestros hábitos de consumo. Que nos hace buscar las recomendaciones en esos entornos, que nos permite llevar a la red una gran parte de la relación con las empresas, incluso que nos permite tener ocio puramente digital y social. En unos entorno donde todavía estamos muy lejos de comparar ambas realidades. Pero generando una sociedad que tiene en muchas ocasiones una menor necesidad de consumir, y que los autores interpretan que puede generar una trampa del consumo. Una situación que generaría deflación en los precios y una menor necesidad de empleo. Como dicen los autores, la tecnologia esta siempre a favor de la deflación.

Lo cierto es que a día de hoy cada vez pasamos mas tiempo en entornos digitales. Incluso empezamos a simular esa realidad con juegos como la Wii. ¿Será posible en el futuro poder tener la misma sensación de cansancio de jugar un partido de padel en una Wii Sensorial que el ir a jugarlo realmente?.  Quizás podamos elegir jugar un partido de Golf en St Andrews y tener la misma experiencia que si hubieramos ido, e incluso jugarlo con amigos.

No creo en la afirmación sobre el empleo, dado que la tecnología solo permite que se transformen empleos en actividades de un mayor alto valor. Es probablemente la misma discusión que se pudo tener con la revolución industrial hace un siglo. Pero probablemente estos nuevos empleos estén entorno a  la red. Lo que si que creo es que la forma en la que consumimos seguirá cambiando y creo que cada vez mas pagaremos por cosas digitales. ¿Porque no hacerlo si empieza a ser para nosotros un entorno en el que pasamos tiempo y donde podemos también tener ciertas comodidades?. Creo que los paradigmas del gratis de la red caerá en un futuro, sobre todo en entornos de realidad simulada, como de alguna forma ya están demostrando juegos como WorldCraft.

Una mirada al futuro de este articulo que nos hace escapar un poco de la actualidad presente y desde luego nos puede hacer pensar en nuevas ideas de inversión.

Jesús Pérez Sánchez

Bolsa.com



Conversación

4 comentarios

  1.    Responder

    El caso Netflix como proveedora de contenido multimedia on demand via streaming (y DVD´S) acaparando un 20% del ancho de banda en horario prime en USA es un claro ventanazo al futuro.

    Tendencia: la gente dejara de consumir multimedia a traves de las cableras y conectara la tv a internet.

  2.    Responder

    Es relativamente cierto el hecho de que la tecnología sea deflaccionista. Ella misma tiene el mecanismo de autoregeneración, retirando constantemente aparatos "antiguos", por muy válidos que estos sean, para poder sacar el nuevo. Los precios se van "corriendo" hacia abajo, y así hasta que el nuevo gadget pasa a ser el viejo, y a su vez desaparece. Se podría decir que, desde un punto de vista extraño, los aparatos "siempre valen lo mismo", sólo que van cambiando, ampliándose.

    El problema, desde un punto de vista de inversor, es que todo va tan rápido que a) no da apenas tiempo a amortizar el antiguo (ni al consumidor, ni a la empresa) y b) dudo de que un ritmo alto continuado de diseño/pruebas/producción, a las empresas les pueda resultar rentable a largo plazo.

    Salud.

  3.    Responder

    La tecnología y el empleo.

    Todo este debate es analizado con profundidad en “Zeitgesit Addendum” y sobre todo en “Zeitgeist Movement Orientation Presentation”, dos documentales que están en youtube y google video.

    Es inevitable que la tecnología cambia nuestras vidas y que además destruya más empleo del que puede generar pues el trabajo que antes hacía una persona lo hacen ahora las máquinas.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR