Ofrecido por

GurusBlog

Las pensiones como síntoma

el problema de las pensiones

Con el advenimiento de la crisis el debate sobre el futuro de las pensiones se está convirtiendo en un tema candente. Unos de los grandes animadores de este debate es el grupo de economistas de Fedea y su siempre interesante blog Nada es Gratis.

En sus posts se intenta aportar razonamientos econométricos por los cuales nos tenemos que preocupar por nuestro sistema de pensiones y que se precisa una reforma, más pronto que tarde, si queremos evitar efectos traumáticos en la sociedad.

Uno de los posts más clarificadores sobre el futuro con el que tenemos que enfrentarnos nos dice, y yo creo que razonablemente es cierto, que en el año 2050 se producirá un pico en el coste de las pensiones que se elevará hasta el 15.4% del PIB, como cifra más probable. En función de los supuestos que se tomen a la hora de hacer la predicción esta cifra puede oscilar entre un 12% y un 22%, que podemos considerar el rango de incertidumbre lógico en toda predicción de este calibre.

Si aceptamos esa predicción como algo razonable, lo que nos dicen los proponentes de las reformas es que debemos cuestionarnos si el estado va a poder soportar hasta un 22% del PIB dedicado a las pensiones. La respuesta es que obviamente no, y las reformas son la solución inevitable.

Pues bien, supongamos que llevamos a cabo las reformas y limitamos el coste para el estado de las pensiones, a digamos un 9% del PIB. Problema solucionado ¿no?

No, el problema real es que siguen existiendo la misma proporción de personas mayores de 65 años que, con reforma o sin ella, deben apañarse con entre un 25% y un 55% menos de ingresos y que por tanto, o viven con menos o complementan de alguna forma su misera pensión y recuperan entre el 4% y el 13% del PIB que les falta.

Suponer que las pensiones privadas pueden suplir ese diferencial, y si asumimos que estas rinden un 4%, significa que los jubilados tendrían que tener ahorrado ¡el equivalente a entre un 100% y un 325% del PIB de todo el país!

Todos esos ahorros deberán retraerse de los consumos previos a la jubilación, lo que podría mermar aún más el crecimiento del PIB.

Por otro lado, si deciden alargar su vida laboral pueden provocar un efecto tapón en los jóvenes que se incorporan, dificultando su estabilidad laboral y el establecimiento de una vida familiar. Una reducción aún mayor de la natalidad, solo va a agravar el problema.

EL problema real es el demográfico, es el de por qué los jóvenes no quieren o no pueden formar una familia, es el que no tener hijos conlleva una gran ventaja económica y laboral, es el que las nuevas generaciones son menos numerosas que sus padres como resultado de nefastas políticas sociales.

Si se incentivaran políticas de natalidad orientadas a mantener la población (actualmente vamos camino de que la única forma de mantener la población es mediante la inmigración) e incluso a un crecimiento moderado y racional, encontrar el equilibrio entre crecimiento y pensiones será factible.

Lo demás es esconder la basura bajo la alfombra.



Conversación

16 comentarios

  1.    Responder

    HOLA.- Es que no es solo mencionar al “poder económico”, los BANCOS, ETC., que manda en todos los gobiernos, juntos esos poderes fácticos está la DERECHA de este país quien no da solución a cosa gluna, mucha crítica, pero aquí lo importante que el PP presente su plan de ajuste, no vale decir siempre cifras de paro, pues, en las comuinidades que este partido gobierna, mucho pudo aportar al sistema macroeconómico del Estado; no se le ve mas que alegrones de que todo vaya mal, hablar mal de España en otros países. Llaman mentiroso…no sé quien miente,pues,deja mucho que desear lo de avión YACOLET con 96 víctimas jugando con los muertos como si fueran objetos; el mentir sobre lo de Irak metíendonos en la guerra; el 11 M. hubo más mentiras que…Vale más no seguir y pedir que no sean tan guerreros, que no siga mintiendo el PP indicando mienten los demás; que sean un poco mas pacifista y no tan partidarios de este voraz “neocapitalismo”, pues, ellos fueron los culpables de la crisis por “el ladrillazo” creando empleos fantasmas, pero era solo un castillo de naipes.- Queremos soluciones, en las comunidades que gobierna y se sumen a las muy reiteradas llamadas del GOBIERNO para salir de la crisis. Confio que no sean afectadas las pensiones mínimas por otros ingresos que pudieran tener y les supriman los mínimos, mientras que los que se cobran a 1500€ ó más, esos, sí, no les afectan otros ingresos o ganancias que pudieran tener, que no paguen siempre los pobres diablos que se sienten penalizados por esa Ley.

  2.    Responder

    Ahora estoy trabajando con un contrato por obra, sin posibilidades de que me hagan indefinido, y con muchas, de que me despidan cuando se termine dicha obra. Y pensando que sera muy dificil que pueda llegar trabajando a los 65 años, incluso a los 60, porque cuando tenga 56 o 57 años, nadie va a contratarme, ni eventual, y que por lo tanto, después de tantos años cotizados, me quedaré con un 60 o 70% de mi pensión. Mientras otros cotizando 15 años, de los 50 a los 65, pueden cobrar el 100%. Totalmente injusto. Saludos

  3.    Responder

    Hola a tod@s. Tengo 53 años. Empece a trabajar y a cotizar con 15 años, esactamente el 16 de Octubre de 1972 . Con lo que llevo 38 años cotizando y afortunadamente en todo este tiempo no he parado de trabajar ni de cotizar, ecepto los 14 meses que me pasé en el servicio militar, durante los cuales ni pude cotizar ni ganar un duro. En el 2006 cerró la empresa donde llevaba trabajando 31 años. Fué de verguenza. Nos dejaron varios meses sin pagar, se o les declararon insolventes, un sin fin de historias como para hacer una pelicula. Al final se hizo cargo Fogasa. Con lo que perdimos un monton de dinero. Por suerte a la semana ya estaba trabajando en otra empresa, que el 12 de Febrero de este año, también cerró sus puertas.

  4.    Responder

    El crecimiento de la población es irrelevante e innecesario para la sostenibilidad de un sistema económico tecnológico como el actual. La falacia de "necesidad de importar inmigrantes" es un burdo montaje (en un país que no tiene pleno empleo) para degradar las condiciones laborales y sociales, que beneficia exclusivamente al Capital.
    Como bien señala Mendigo, una pensión es un beneficio social al que tiene derecho cada ciudadano cuando llega a una edad o situación en que no puede "ganar el sustento" y por tanto es el Estado a través de TODAS sus fuentes de ingresos el que debe garantizarlo. Es un problema de prioridades ¿ deben de tener nuestros mayores una vida digna o debemos rescatar a todos los bancos o comprar 30 aviones de guerra o enviar un cohete a Saturno o …. ?

  5.    Responder

    Bueno, veo que he fracasado en comunicar mi mensaje en este post. Creo que deberia habrelo planteado de otra forma.

    En definitiva lo que yo planteo, es que el gran problema a largo plazo de nuestra sociedad es que no estamos ofreciendo un futuro a las nuevas generaciones, y que el fracaso estrepitoso del sistema de pensiones es solo un síntoma de esto. La gente joven no siente que tenga una fuente de ingresos estables hasta pasados los 30 y por eso retrasa tanto el tener una familia y limita su tamaño a 1 o 2 hijos.

    Si no resovemos eso, ya podemos reformar el sistema de pensiones 100 veces, que al final va a quebrar de todas formas.

    Por otra parte, como se ha aludido en los mensajes, un crecimiento moderado de la población puede ser sostenible si se acompaña de politicas adecuadas. Entiendo un crecimiento moderado el doblar la población cada 150 o 200 años.

  6.    Responder

    * * * * * * * * * U L T I M A S N O T I C I A S * * * * * * * * *
    En España hay un stock de 4.200.000 personas que quieren y pueden trabajar pero que no pueden. No hacen falta más niños..

    En serio: este debate se saca a pasear todos los años en el último trimestre, y con más virulencia en épocas de crisis, para ver si consiguen más dinero para los fondos de pensiones privados, de los que me fío mucho menos que de la Seguridad Social dirigida por políticos.

    Las previsiones son completamente falaces: no cuentan el incremento de productividad que se produce todos los años, con lo que cada trabajador produce más. Además, está el hecho de que en el caso de falta de trabajadores existe la posibilidad de la inmigración.

  7.    Responder

    Buen punto de vista mendigo, otra cosa es que en estos estudios nunca se ven los efectos de los incrementos de la productividad.
    Hoy en día cultivar un tomate es más eficiente que hace 40 años, imagínate en el 2050.
    Lo mismo para el cuidado médico, educación, bienes materiales, etc…
    Un saludo.

  8.    Responder

    Las pensiones se pagan con las cotizaciones de los trabajadores. Como éstas representan cada vez un parte menor de la riqueza de un país, cayendo desde hace años en beneficio de los rendimientos del capital, cada vez habrá menos base para mantener esas pensiones. No ya por la demografía, sino por la propia lógica del capitalismo de concentración de capital.

    La solución al problema es sencillo: integrar, como en otros países, las pensiones en la caja única del Estado. De esta forma, se pagarán no sólo con los impuestos sobre el trabajo (que pagan los asalariados) sino con todos los mecanismos fiscales que el Estado tenga a su disposición, desde impuestos indirectos a impuestos directos sobre las rentas del capital (que, al ser cada vez mayores, en una proporción similar a desequilibrio en la pirámide de población, pueden servir para pagar las pensiones sin necesidad de ir incrementando el tipo).

    ¿Sería justa tal medida? Sin duda, porque el capital acumulado sería empleado en pagar las pensiones de aquellos que hemos contribuido (con nuestro trabajo y consumo) para que esa persona logre acumularlo.

    En otras palabras. Ahora mismo el edificio del Estado está soportado por los hombros de los trabajadores. Basta con cambiar y permitir que recaiga su peso sobre los que obtienen provecho del sistema: sobre el capital. Cada vez sus hombros son más anchos, con lo que podrán soportarlo mejor y, así, de paso, garantizar que se cumple el precepto constitucional de la redistribución de la renta (que a veces parece que la Constitución sólo tiene un artículo, el octavo).

  9.    Responder

    El problema es que a largo plazo no nos podemos basar en el crecimiento demográfico para mantener el sistema económico. Hay que desarrollar un nuevo sistema que permita su viabilidad de forma indefinida con un crecimiento demográfico neto a largo plazo de 0. El resto, son paños calientes que lo único que hacen es retrasar el problema hasta que podamos alimentarnos de soylent green…

    1.    Responder

      Si, pero el problema es que ahora tenemos un crecimiento demográfico negativo, que se acaba compensando con la inmigración. El problema de las pensiones no se resuelve con reformas si no se ofrece un futuro digno a las nuevas generaciones.

  10.    Responder

    Efecto tapón sobre quién?

  11.    Responder

    La conclusión a que llega el artículo me parece una insensatez.

    El problema no es demográfico, sino de estructura (piramidal) así como de planificación. Siendo las cotizaciones de los trabajadores las que nutren el fondo de pensiones, no por haber más población, habrá más ingresos sin que esa población esté ocupada (y generando riqueza, no en cursos de formación).

    Así, si se da un incremento demográfico sin que éste vaya acompañado de una tasa de ocupación alta, lo único que se conseguirá es vaciar aún más la caja, ya que a las pensiones habrá que sumar los subsidios varios del modelo de "Estado del bienestar".

    Y teniendo en cuenta la tecnificación de todas las actividades (desde las industriales a las asistenciales), que resulta en una menor necesidad de factor trabajo para obtener el mismo o mayor rendimiento económico, el incremento demográfico se me antoja más una rémora que una solución al problema.

    1.    Responder

      Lo que no es sostenible es una sociedad con disminución demografica, en la que los jovenes no tienen futuro ni posibilidades de formar una familia en condiciones.

      1.    Responder

        A parte de que a largo plazo sí es insostenible una sociedad con un aumento demográfico indefinido, ya que los recursos -siendo uno de ellos el suelo- son finitos, de lo que se habla en el artículo es de la viabilidad del sistema de pensiones, y éste se basa en una estructura piramidal y se nutre no de la mera existencia de los individuos, sino de los rendimientos del trabajo de estos.

        Por este motivo, a más individuos, si este incremento no se acompaña de una tasa de empleo elevada, el sistema de pensiones, ya hoy insostenible, deviene en ruinoso o deficitario. Y con el actual ritmo de tecnificación de todos los sectores, que hace que cada vez sean necesarias menos unidades de trabajo humano para obtener un rendimiento económico cada vez mayor (eso que llamamos todos productividad, y que tanto perseguimos), basar la sostenibilidad del sistema de pensiones en el aumento demográfico me parece un razonamiento simple y que no tiene en cuenta otras variables, que inciden de forma decisiva en el sistema.

        Y pasando a las consideraciones sobre las sociedades, una sociedad con un aumento demográfico 0, se muestra más sostenible a largo plazo que una en la que el número de individuos crece indefinidamente, ya que, como apuntaba antes, los recursos necesarios para el sustento no son infinitos.

        A parte, a mi entender las consideraciones morales sobre las expectativas de futuro de los jóvenes, entre ellas la posibilidad de formar una familia en condiciones no deberían estar conectadas a la procreación sin más, sino a la capacidad de sustento de los integrantes de ésta y a la capacidad de realización del individuo, de nuevo no necesariamente ligada al hecho de crear una familia.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR