Ofrecido por

GurusBlog

Anteproyecto de ley de Transparencia y Buen Gobierno, por fin un poco de control a la Administración

Lo más destacado del Consejo de Ministros de este viernes 23 de marzo de 2012 ha sido la aprobación del “anteproyecto de ley de Transparencia y Buen Gobierno”. Esta nueva ley, cuando entre en vigor, obligará a las Administraciones Públicas (AAPP) a hacer accesibles todos sus contratos, subvenciones, convenios y sueldos públicos. En definitiva, lo que se busca es que todos podamos conocer de manera fácil y transparente en qué utilizan nuestro dinero las distintas Administraciones Públicas. Saber qué es lo que hacen con el dinero público con el mayor detalle posible.

Sin duda una ley que hacía falta desde hace mucho tiempo en España. Esta falta de transparencia ha propiciado y facilitado el mal uso que se ha hecho en muchas ocasiones del dinero de las AAPP. Muchos casos de corrupción nos podríamos haber ahorrado en España si todo lo que han llegado a hacer las AAPP hubiera sido publicado de manera transparente y detalla y si además hubieran sido suficientemente justificados cualquier contrato o proyecto público puesto en marcha.

Se abre también una consulta popular sin precedentes. A partir del próximo lunes, día 27 de marzo, los ciudadanos podrán consultar, en la web del Ministerio de la Presidencia y por un período de quince días, el texto de este Anteproyecto de Ley y realizar aportaciones al mismo.

En cuanto a la Ley, ésta se compone de tres grandes bloques:

– Publicidad Activa

– Derecho de acceso a la información pública

– Buen Gobierno

Por lo tanto estamos ante un cambio muy importante en cuanto a la Transparencia de debía existir hace años en nuestras AAPP. Deberán informar antes incluso de ser solicitada por alguien, el cómo, cuándo, cuánto y por qué de todo lo que se haga con el dinero público (contratos, proyectos, sueldos, subvenciones, etc).

Se prevé, además, una serie de infracciones derivadas del incumplimiento de la normativa.  La comisión de estas infracciones dará lugar a la imposición de sanciones como la destitución en los cargos públicos, la no percepción de pensiones indemnizatorias, la obligación de restituir las cantidades indebidamente percibidas y la obligación de indemnizar a la Hacienda Pública estatal en los términos previstos en la Ley General Presupuestaria. Además, se incorporan nuevas infracciones derivadas del incumplimiento de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y se establece la previsión de que los autores de infracciones graves y muy graves no podrán ser nombrados para ocupar determinados cargos públicos durante un periodo de entre cinco y diez años.

Sin duda una medida y una ley que aplaudo. Sólo falta que entre en vigor cuanto antes y que se cumpla a rajatabla desde el primer día.

Ya era hora de poner un “poco” de transparencia en nuestras Administraciones Públicas. Aunque esta nueva ley llega con “cierto” retraso, también pienso que “nunca es tarde si la dicha es buena”. Es cierto que mucho dinero nos hubiéramos ahorrado si esta ley hubiera entrado en vigor hace 10 años, pero el hecho es que lo pasado, pasado está y hay que mirar al futuro. Lo que sí que tenemos que tener claro es que a partir de ya, quién ocupe un puesto o un cargo público deberá saber que si lo hace mal o muy mal, lo pagará “muy caro” sobre todo si ha trabajado sin control de sus actuaciones, sin justificar todo lo realizado y sin informar de manera clara y detalla cualquier gasto en el que incurra con dinero público.

En definitiva, algo de esperanza me da este anteproyecto en cuanto a que las actuaciones de nuestras AAPP mejorarán en el futuro. También sé que “no es oro todo lo que reluce” y que seguirá habiendo abusos, pero esta ley creo que dificultará y hará un poco más difícil que ocurran los excesos y los casos de corrupción que han venido registrándose en España desde hace muchos años.



Conversación

4 comentarios

  1.    Responder

    Pues no sabemos lo importante que es acabar con las redes de clientelismo.

    La corrupción pero sonretodo el clientelismo (variante de la corrupción en la que se favorecen redes de amistades y votantes) han sido el principal causante de la crisis en Grecia.

  2.    Responder

    No le he prestado de momento mucha atención a la corrupción en las administraciones públicas, así que poco podré aportar, en cualquier caso por lo que dices será positiva. Yo me he centrado hasta ahora más en la empresa privada. Es difícil decir cuanto capital destruyen, pero es mucho, solo una empresa como Microsoft destruye miles de millones de capital anualmente. Al menos he empezado a atisbar como lo hacen. Os dejo el link

    http://laproadelargo.blogspot.com.es/2012/03/una-verdad-incomoda.html

    Sobre la función pública, parece que hay mucha controversia pero poco pensamiento. Eso quizás nos indica un sesgo

  3.    Responder

    el diablo esta en los detalles, seguro que sale capada de serie


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR