Los PGE 2013 proponen el camino hacia un futuro equilibrio presupuestario

Francisco Fernández Reguero | 4 de Octubre de 2012 | (1)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

No hay nada, numéricamente hablando, en estos PGE que no fuese lo aprobado en el Consejo de Ministros del 20 de julio cuando se inició su proceso de elaboración. Pasar de un Déficit en 2011 de 100.440 millones de euros (9,4% sobre PIB) del conjunto de nuestras Administraciones Públicas, a un estimado para 2.012 de 77.000 (7,3% sobre Pib) y proponer una disminución para 2013 en estos PGE hasta 48.383 millones de euros no es labor grata para ningún político. Nadie quiere perder nada, pero se impone la razón. La Administración no puede prestar servicios a la ciudadanía sin un plan de recaudación previo. Nada es gratis.

Nada nuevo en los Presupuestos Generales del Estado – PGE 2013

No hay nada nuevo numéricamente hablando, porque en realidad estos presupuestos ya habían sido expresados en los Objetivos de Estabilidad 2013-2015 y con la aprobación el 20 de julio en Consejo de Ministros del Límite de Gasto no Financiero del Estado para 2013 (1). Se sigue fielmente lo establecido por la Ley General de Estabilidad Presupuestaria, para iniciar el proceso de elaboración de los Presupuestos Generales del Estado. Lo que no estaba concretado era su aplicación práctica, a qué Ministerios afectaba, a qué políticas de gasto, cómo incidía en las Administraciones Territoriales y en otros entes dependientes de la Administración.


De la misma forma que afectaba a la Administración Central del Estado, afectaba a los presupuestos del resto de nuestra Administración Pública al contener los Objetivos de Estabilidad presupuestaria. Para el conjunto de nuestras Administraciones el Déficit presupuestado no puede superar los 48.343 millones de euros en 2013 (excluido el coste de reestructuración del sistema financiero que aumentará el déficit previsto).

¿Serán capaces de alcanzar el objetivo?

Un poco de historia para comprender la situación de nuestras Finanzas Públicas 

El Presupuesto del conjunto de nuestras Administraciones Públicas, según los datos de Contabilidad Nacional, cerró el ejercicio de 2011 con un Déficit del 100.402 millones de euros (9,44% sobre PIB). El objetivo inicial de Déficit presupuestario del Gobierno era del 6%, por importe de 64.851 millones de euros, que la titular del Ministerio de Economía y Hacienda – la Sra. Elena Salgado – hasta noviembre dijo que no se sobrepasaría. Con la entrada del nuevo ejecutivo, la apertura de “cajones” en todas las Administraciones, tanto las gobernadas por PP como las del PSOE u otros partidos, elevó esa cifra inicialmente  hasta el 8,5%, posteriormente al 8,9%, y de ahí hasta el dato hecho público el 29 de septiembre del 9,44%. El Déficit, por tanto, ha aumentado en 35.588 millones de euros sobre el comprometido con el Eurogrupo y con nuestros acreedores financieros.

Durante las dos legislaturas de Gobierno del PSOE en nuestra Administración Central, el conjunto de nuestras AA.PP.  – para los ejercicios completos de 2004 a 2011- lograba multiplicar el PIB corriente por 1,4 veces respecto al de 2003, los Gastos por 1,6 veces y los Ingresos 1,3 veces. Esto no podía llevar nuestras finanzas a buen puerto, nuestra Deuda PDE se multiplicó en el mismo período por 1,9 veces.

Los Ingresos máximos del conjunto de nuestras AA. PP. se alcanzaron en 2007, con 433.209 millones de euros, el último año de nuestra burbuja inmobiliaria. El Gasto máximo se produjo en 2010 cuando alcanzaron los 485.467 millones de euros, similar al de 2009. En 2011, el Gasto apenas bajaba un 1,1%, hasta los 480.111 millones de euros.

La suma de Gasto de 2004 a 2011 del conjunto de nuestras AA. PP. fue de 3.368.868 millones de euros, frente a la de Ingreso de 3.055.023 millones. En este desfase presupuestario no hay cantidades destinadas a la recapitalización del sistema financiero, como ocurría en Irlanda, Alemania o Francia.

Esta “forma” de gestionar lo público del conjunto de nuestras Administraciones (AA.PP.), gastando en los últimos tres años de entre un 31,8% y un 26,5% más de lo que ingresaban nos llevó a acumular un Déficit de 2004-2011 de 313.845 millones de euros.

Nuestro Saldo Primario, el que excluye los gastos financieros del Déficit y es equivalente al flujo de caja libre, acumulada un Déficit de 164.860 millones de euros. Este Saldo Primario, es un dato muy revelador de salud financiera para nuestros acreedores financieros. El primer objetivo de un presupuesto es tener Saldo Primario positivo, si no es posible alcanzar el Superávit.

Claro, hablar de recortes de gasto no está muy bien visto por muchos ciudadanos. Pero es que no puedes tener, o disponer, de un servicio público al que tú previamente como ciudadano o empresario no has dotado de recursos financiando con tus impuestos. Puntualmente, puedes acudir al endeudamiento con el compromiso de ahorrar a futuro para pagar la Deuda, pero continuar gastando cada año más que ingresas (gasto creciente) sin financiar con impuestos, no es la solución. La Deuda Pública PDE de España en 1995 era de 283.076 millones de euros, en 2006 de 391.055 millones y al cierre de ejercicio de 2011 de 736.468 millones de euros (2). Siempre fue creciente, salvo en 2007 que disminuyó 8.748 millones de euros respecto a 2006 ¿En algún momento pensaron nuestros políticos que había que pagarla?

A los ciudadanos no nos queda más remedio que analizar si nuestros políticos gastaron, cada uno en la Administración que gobernaba y en su conjunto, en beneficio de su “grupo político” o de sus “estómagos agradecidos”, o bien en beneficio de todos, o también si en realidad no fue en beneficio de nadie por desconocimiento de las variables que promueven el crecimiento. Lo cierto es que España tiene una tasa de paro estructural difícil de erradicar con las políticas que se fueron poniendo en marcha, ya que históricamente nuestra menor tasa de desempleo fue la del 8,7% (para España es pleno empleo, cuando en otros países desarrollados hablan de ello es cuando alcanzan 4%-6%). A la luz queda que Gastar por Gastar, aunque sume en el PIB, no ayudó históricamente en mejorar las tasas de desempleo:


Las bases del crecimiento están en otras medidas de las que carecemos o más bien flaqueamos, más que en el Gasto y Gasto:

  • Un sistema legal justo, con un órgano de administración de justicia rápido y eficiente, e independiente del resto de poderes.
  • Un sistema educativo que potencie los valores de conocimiento, de esfuerzo, de mérito y que potencie la iniciativa.
  • Un sistema legal que garantice la propiedad privada y dé seguridad a la libre contratación entre las partes. Hay que dar seguridad a los inversores.
  • Libertad de establecimiento en todo el territorio nacional, de implantación para el ejercicio de actividades lícitas, sin cortapisas, que potencien la competencia entre las empresas. Hay que preservar la unidad de mercado.
  • Liberalización de todos los sectores productivos a la competencia.
  • Un sistema de representación democrático, ligero de “peso”, adecuado a nuestra estructura de país y capacidad de gasto.
 
¿Cómo se presenta el cierre de ejercicio de 2012?

Para el conjunto de nuestras AA. PP., y con datos de Contabilidad Nacional al 30-06-2012, ya se aflora un Déficit PDE total de 45.233 millones de euros ( incluye 5.418 millones de euros de ayudas a Instituciones Financieras), cuando el presupuestado para todo el ejercicio era de 66.713 millones (6,3% sobre PIB). La Administración Central (el Estado y sus Organismos Autónomos) presentaba un Déficit total de 47.691 millones de euros, al igual que las Administraciones de las CC.AA. de 8.063 millones. Presentaban Superávit las Administraciones de la Seguridad Social con 9.867 millones de euros y Corporaciones Locales con 654 millones.

El dato más reciente, proviene de Contabilidad Nacional y data del cierre de agosto de 2012, donde se expresa un Déficit sólo del Estado de 50.132 millones de euros, cuando el objetivo para el año de la Administración Central (el Estado y sus Organismos Autónomos) era de 47.277 millones (4,5% sobre PIB).


Es obvio que lo que no va a soportar el Déficit comprometido es la influencia que tengan en el mismo el plan de ayuda o de recapitalización de entidades financieras, tanto en la parte que corresponda al Presupuesto de 2012 como en los expresados para 2013 y siguientes. Si a esto unimos las tensiones que se vienen produciendo en las CC.AA., que a junio llevaban consumido el 51,1% del Déficit presupuestado, podríamos estar en un escenario de mayor Déficit a diciembre para el conjunto de nuestras AA.PP. de + 8.000 /10.000 millones de euros (el año quedaría en el 7,3% sobre PIB).

Los Presupuestos Generales del Estado de 2013. Datos básicos.

No me voy a adentrar en comentar si el escenario macroeconómico que plantean los PGE es creíble o no, o si los planes de recorte de gasto y las nuevas vías de ingreso que imponen son adecuadas o no. Sólo voy a comentar brevemente los cuadros de resumen adjuntos. Lo mejor es acceder al Libro Amarillo y al Proyecto de PGE 2013 en la web del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y formarse una opinión propia. (3)

Comentamos brevemente los Gastos del Estado (la Administración Central sin sus Organismos Autónomos):

  • El Presupuesto de Gasto No Financiero aumenta respecto al Presupuesto de 2013 en un 6,21%. Este aumento se debe fundamentalmente al aumento de los intereses de la deuda (+4,79pp sobre el porcentaje que representaba en el año anterior respecto al Gasto del Estado), de las Pensiones de clases pasivas (+0,15pp.) y de la aportación a la Seguridad (+3,63pp.), dado que el resto de partidas disminuyen.
  • El Gasto No Financiero disponible para Ministerios disminuye 3.341 millones de euros, el 9,44%. Si incluimos los Activos Financieros, el recorte del Gasto para Ministerios es del 8,9%.

Conclusión: El Estado va a Gastar más (+6,21%), aunque los Ministerios dispongan de menos recursos (-9,44%).

Y es que nuestro GASTO es muy reacio a bajar, el 80,24% de Gasto No Financiero está bloqueado o comprometido, quedando sólo para recortes el Gasto No Financiero disponible para Ministerios (el 19,76%). O atacamos las bases del problema, o seguirán sufriendo los departamentos afectados por la parte del gasto, y los ciudadanos por la búsqueda constante de financiación de nuestra Administración, vía nuevos impuestos o aumentos de tipos de gravamen.


Respecto de los Ingresos:
  • La Recaudación Tributaria se estima que aumente un 2,65% sobre la estimación de recaudación del cierre de ejercicio de  2012. Los datos de Cesión de Impuestos a Entidades Territoriales  y los Ingresos no Tributarios no son comparables, por la distorsión que se produjo en 2012 por la liquidación del sistema de financiación de 2010.
  • El Total de Ingresos No Financieros del Estado ascienden a 124.044 millones de euros, un +2,58% sobre la estimación de cierre de ejercicio de 2012. Sobre la recaudación real de 2011 supone un aumento del 18,89%.

Una vez descontados a los Ingresos No Financieros del Estado los Gastos No Financieros, obtenemos el Saldo del Estado, siendo en este caso para el Presupuesto de 2013 de Déficit de 38.062 millones de euros en términos de Caja. Imputados los Ajustes necesarios al Saldo Presupuestario (en términos de Caja) obtenemos el Saldo de Contabilidad Nacional, que es el válido para control y reporte comparativos ante organismos. Las Necesidades de Financiación del Estado (Déficit) ascienden a 40.390 millones de euros (3.413 millones más que los expresados en el Presupuesto de 2012).

Si imputamos al Saldo de Financiación del Estado el correspondiente a los Organismos de la Administración Central, obtenemos las Necesidades de Financiación de la Administración Central (Déficit) por 40.903 millones de euros (3,85% sobre PIB), (4) siendo inferior al estimado de cierre de 2012 en 6.374 millones de euros (-47.277 vs -40.903).


Conclusión sobre las Necesidades de Financiación de la Administración Central: La mejora del Déficit de la Administración Central en el Presupuesto de 2013 respecto al estimado de cierre de 2012 en 6.374 millones de euros, corresponde a mayores Ingresos 3.123 millones y a menores Gastos 3.251millones.

Estimación sobre el Presupuesto Consolidado de las Administraciones Públicas para el período de 2012-2015

En los PGE que se remiten no se explicitan los % de peso que tendrán sobre el PIB los Ingresos y los Gastos. Así que me he basado en las series históricas y mi propia experiencia para que partiendo de unos datos básicos encajar los Saldos de Capacidad o Necesidad de Financiación comprometidos. Los resultados quedan expresados en el cuadro posterior.

Lo primero que llama la atención es que las tasas de crecimiento compuesta anual desde 2011 a 2015 juegan a favor del equilibrio presupuestario. La tasa %CAGR de los Ingresos crece en términos del 2,1%, mientras las de los Gastos decrece al 2,5%. El primer Saldo Primario no aparece con signo positivo hasta 2014, y éste es el primer signo positivo que esperan los mercados financieros.

No podemos decir que con esto se arreglen nuestros problemas de financiación, ni que los países de la Zona EU pierdan el temor a financiarnos. La realidad es muy dura, y estamos expresando que la Deuda PDE del conjunto de las AA.PP. va a pasar de los 736.468 millones de euros de 2011 a los 1.013.922 millones de 2015 (89,8% sobre PIB). Los incrementos que se aprecian en los % Deuda sobre PIB en 2012 sobre 2011, obedecen en parte al Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico, el Fondo de Financiación de Pago a Proveedores, la parte asignada a España de los países rescatados y el préstamo para la recapitalización del sistema financiero, además del Déficit presupuestario del ejercicio.

Y todo ello, para conseguir sólo el equilibrio presupuestario, porque para poder amortizar realmente Deuda hay que obtener Superávits.

Y es que nuestro GASTO es muy reacio a bajar, ya no se trata de recortar, de introducir el copago en Sanidad, de …hay que hacer una nueva Administración, una nueva Gestión de lo público. Hay que dar un tajo de un 10%-25% al gasto conjunto de todas nuestras Administraciones. Pensad en las prestaciones por desempleo que no dejan de crecer, en el aumento de las pensiones de jubilación asociadas a una mayor esperanza de vida y su gasto sanitario asociado, y todo con una pirámide de población invertida ¿Qué hacemos? ¿Subir impuestos?

Hoy, perder lo que consideras tuyo como ciudadano, tu estado de bienestar atendido desde lo público, no gusta. Fueron nuestros políticos y la facilidad crediticia que existía en los mercados los que propiciaron la financiación del estado de bienestar y el derroche, y no el esfuerzo colectivo de los ciudadanos. Ante esta situación se presentan pocas alternativas. Primero quitar el derroche y despilfarro que impregna el ejercicio de la función pública y la política. A partir de ahí, si quieren los ciudadanos mantener el estado de bienestar tienen o que pagar más impuestos o forzar a los políticos a mejorar su forma de gestionar.

¿Para cuándo dejan los políticos la puesta en marcha de la presupuestación en base cero, el temido PBC? (5)

Hay otras formas de gestión, de prestación de servicios a ciudadanos que no tienen por qué ser atendidos por organismos de índole pública. Un ciudadano, a cambio de pagar impuestos, quiere recibir de su Administración una serie de prestaciones, y las quiere obtener de la mejor calidad. Estas prestaciones les da igual recibirlas de una empresa o establecimiento público que de uno del ámbito privado, lo que quiere es que lo pague el Estado. ¿Por qué no entregar a cada ciudadano un bono de igual cuantía para que elija el establecimiento que le preste el servicio? Pienso que de esta forma se introduciría la competencia entre lo público y lo privado, se elevarían los niveles de calidad en la prestación de servicios, y todo ello con los costes por habitante que ya determinó la Administración.

—————————-

(1) http://www.minhap.gob.es/es-ES/Prensa/En%20Portada/2012/Documents/PPT_Techo.pdf
(2) Deuda PDE: Deuda según el Protocolo de Déficit Excesivo. Realmente nuestra Deuda Pública a 31-12-2011 era de 933.517 millones de euros según el BdE (Pasivos en circulación y Deuda PDE). Al cierre del primer trimestre de 2012, la Deuda PDE ascendía ya a 804.615 millones de euros.
(3) http://www.sepg.pap.minhap.gob.es/sitios/sepg/es-ES/Presupuestos/ProyectoPGE/Paginas/ProyectoPGE2013.aspx
(4) Cálculos con datos de PIB históricos actualizados por el INE el 27-08-2012
(5) http://desdemiatalaya-paco.blogspot.com.es/2010/10/el-presupuesto-base-cero.html



Francisco Fernández Reguero.
Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

  • skye

    Entonces cuando el gobierno sube los impuestos hasta llevarlos a unos niveles (tipos impositivos) que se empiezan a colocar entre los del grupo de cabeza de los de tu entorno… ¿es lógico que el ciudadano exija también como contrapartida unos servicios públicos que estén en consonancia con los de esos otros países con niveles impositivos similares a los que actualmente soportan los ciudadanos de este país o, por el contrario, aquí jugamos al “impuestos centroeuropeos” y servicios públicos del sur de Europa?

    En definitiva, ¿no estamos asistiendo ahora mismo a un escenario en el que tenemos unos impuestos en clave alta y unos servicios cada vez de peor calidad, con menor financiación y para cuyo disfrute se exije a los ciudadanos que, además de lo que ya pagan por impuestos, coadyuven a su financiación vía copago? O sea, el peor de los mudnos posibles?

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 080 suscriptores


25.133 lectores
24.485 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons