Ofrecido por

GurusBlog

Oro Azul…el Agua

“La Unión Soviética decidió en 1918 desviar parte del agua de los dos grandes rí­os de Asia Central, el Amu Darya en el sur y el Syr Darya en el nordeste, para poder desarrollar cultivos de regadí­o en el desierto de Asia Central. De esta manera, el Asia Central soviética comenzó a producir arroz, melones, cereales y, muy en especial, algodón. La Unión Soviética pretendí­a convertirse en uno de los principales productores mundiales de algodón, y lo consiguió. En la actualidad, Uzbekistán es uno de los mayores exportadores de algodón en el mundo.

Los canales de irrigación comenzaron a construirse a gran escala en los años 30. La calidad de la construcción de muchos de estos canales era í­nfima, lo cual dejaba que parte del agua se filtrara o se evaporara.”

Como consecuencia la superficie del Mar de Aral se ha reducido actualmente en un 60 %, y su volumen en casi un 80 %. En 1960, el Mar de Aral era el cuarto lago mayor del mundo, con un área aproximada de 68,000 km², y un volumen de 1100 km3. En 1998, ya había descendido hasta 28,687 km², el octavo lago del mundo. Durante el mismo intervalo de tiempo, la salinidad del mar ha aumentado desde alrededor de 10 g/l hasta unos 45 g/l.En 1987, la disminución progresiva del nivel de las aguas acabó dividiendo el lago en dos volúmenes de agua separados, el Mar de Aral Norte y el Mar de Aral Sur. Aunque se construyó un canal artificial para conectarlos, la conexión se habí­a perdido ya en 1999, debido al cada vez más acusado descenso de las aguas.”

Creo que esta introducción del post que he tomado de la wikipedia es un buen ejemplo, de la que en muchos casos está siendo realmente una desastrosa gestión de los recursos hidricos de nuestro planeta. El agua dulce no se encuentra bien distribuida en nuestro planeta y para colmo nos seguimos empeñando en realizar una gestión poco eficiente de ella.

Distribución recursos hí­dricos del planeta versus población mundial: (Fuente:Princeton)

Asia: 60% de la población mundial y 36% de los recursos hí­dricos.

Europa: 13% de la población mundial y 8% de los recursos hí­dricos.

África: 13% de la población mundial y 11% de los recursos hí­dricos.

Sur América: 6% de la población mundial y 26% de los recursos hí­dricos.

Norte América: 8% de la población mundial y 15% de los recursos hí­dricos.

España, y especialmente su cuenca mediterránea, no es precisamente uno de los principales manantiales de agua dulce del planeta, y sin embargo, y aunque no soy ni mucho menos un experto, algo me dice que seguimos sin afrontar con suficiente valentia el tema del agua. Me explico, el 80% del agua se destina a fines agrí­colas (mientras que la agricultura representa un 3,1% del PIB del paí­s en 2004), y el costo pagado por la agrí­cultura Española por el agua utilizada está fuertemente subvencionado, repercutiendo sólo entre un 10% y un 20% de su coste real y como no muy inferior al coste del agua que pagamos por el consumo humano. Si además tenemos en cuenta que las actividades agrí­colas y de ganaderí­a son la principal fuente de contaminación de nuestros acuí­feros (fertilizantes, insecticidas, purines, etc). Para acabar de rematar el tema, de sobra son conocidas las enormes subvenciones del mundo occidental al mantenimiento de la actividad agrí­cola en el mundo desarrollado y su protección ví­a aranceles (por cierto el grueso de la ayudas van a parar a grandes terratenientes y empresas). Quizás serí­a interesante empezar a pensar en una distribución más eficiente de los recursos en el mundo. Dejarnos de proteger tanto nuestra agrí­cultura y directamente dejar desarrollar otras zonas del globo donde pueden producir los productos agrí­colas de forma menos costosa y además cuentan con recursos naturales suficientes para hacerlo.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

8 comentarios

  1.    Responder

    no esto no tiene que ser hci por lo tanto los regidores dendran que omar mdidas daastricas .

  2.    Responder

    Pienso que una solución sería el fomentar en el ámbito de los países desarrollados un estilo de agricultura ecológico. Este reduce consumos de agua, pero aumenta el trabajo a realizar y los beneficios con el aumento de precios. De tal manera, se le da una salida al agricultor.

    Sería cambiar el modelo de negocio como se ha hecho con los zapatos en España, o eso me parece, donde frente la producción barata de los países orientales, los fabricantes ofrecen productos “made in spain” con mayor calidad, hechos a mano y sin problemas morales de haber sido cosidos por menores.

    Cierto es que parece importarnos bien poco la calidad de la comida; mas, yo que soy maniático en este sentido, estoy viendo cómo las grandes marcas están abandonando el abuso de las grasas vegetales hidrogenadas y que los jóvenes empiezan a entender la baja calidad que tiene la carne que suelta litros de agua en la sarten. Tal vez, sí que haya un interés por una mayor calidad y pienso que es una muy buena vía de ataque.

  3.    Responder

    Por lo tanto más educación (motivación, obligación,etc…) y menos subvenciones.

  4.    Responder

    Lo peor no es eso.

    Lo peor es que el sector agrícola en España está condenado porque nunca podrá competir con el sector agrícola marroquí o cualquier otro de paises en vías de desarrollo y nunca podrá hacerlo.

    Mucho menos si además no tienen ningún aliciente para hacerlo gracias a que las subvenciones que lo mantienen a flote.

    Total, que los campos de golf tienen mucha peor fama a pesar de que se mantienen con menos agua y menos contaminación y generan dinero para el estado y puestos de trabajo estables, pero todo eso sólo vale para mantener a la agricultura, que desperdicia el agua, contamina y supone además un coste para todos los españoles.

    El verdadero problema es que al igual que el PER, las subvenciones son algo contra lo que ningún partido puede acometer debido a los votos que perdería.

    Así que nada, a seguir haciendo el gilipollas con la economía española, que el día que los turistas se vayan todos a jugar al golf a bulgaría, nosotros podremos comer las 4 naranjas que nos queden.

    Lo más curioso de todo es que los mismos que defienden el ayudar a los paises en vias de desarrollo son los que defienden las subvenciones y el mantenimiento de la agricultura en España, y por lo tanto no quieren que los productos de esos paises se vendan en igualdad de condiciones. Así los paises en vías de desarrollo no van a llegar muy lejos, aunque siempre podríamos aumentar los impuestos y que así el campo de golf mantenga a los agricultores y mandar dinero a los paises pobres en vez de dejarlos ganarse la vida.

    En fin, somos lo que somos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR