Ofrecido por

GurusBlog

Productividad, competitividad y salarios

productividad competitividad salarios

En los últimos días se está difundiendo con fuerza que la única salida a la crisis para España es la reducción de salarios y precios para recuperar competitividad. La razón de esto sería que al estar en el Euro, no podemos devaluar nuestra moneda respecto al resto de países europeos y por tanto debemos corregir un “excesivo” aumento de los costes laborales producida durante los últimos años de exuberancia de crédito.

Esta es la postura que defiende Paul Krugman en el New York Times y Edward Hugh en Expansión entre otros. Por otro lado, Jesús Fernández-Villaverde  pone en duda que el aumento de costes laborales haya sido excesivo y expone que ante una crisis parecida en Japón, y salvando las diferencias, la corrección de salarios no los sacó de la crisis.

Aunque ambos argumentos tienen buenos fundamentos y sus defensores los argumentan sólidamente, antes de decantar nuestra opinión creo conveniente repasar los conceptos de productividad y competitividad  y su relación con los salarios.

La competitividad de un producto viene determinada por el precio y la calidad/prestaciones que tiene. Disminuir los salarios permitiría disminuir precios y por tanto aumentar la competitividad, asumiendo que no podemos aumentar la calidad del producto sin que se repercuta en el precio. También podríamos intentar mejorar la productividad, es decir, producir más unidades con la misma gente, lo cual disminuiría el coste de los productos. La disminución de salarios no es la única forma de aumentar la competitividad, pero si la más simple y rápida.

A priori las relación entre sueldos y productividad parece simple, pero si lo pensamos un poco mejor podemos llevarnos alguna sorpresa. Veamos un ejemplo. Supongamos un fontanero español y otro alemán que tuvieran las mismas habilidades, conocimientos, entrega y capacidad de trabajo. El fontanero alemán puede cobrar un sueldo mayor ya que vive en un entorno donde los sueldos son mayores que el español, en caso contrario podría cambiar de trabajo por uno con mayor remuneración. Además, al recibir mayor dinero por hora trabajada, tiene mayores incentivos para comprar herramientas y materiales que le ahorren trabajo aunque tengan un coste mayor. Así, paradójicamente, no solo una mejor productividad permite tener mayores sueldos, si no que unos mayores sueldos acaban conduciendo a una mayor productividad por hora trabajada. Es por esta razón que en los países desarrollados los trabajos agrícolas están muy mecanizados mientras que en los del tercer mundo el trabajo es básicamente manual; no se lo pueden permitir porque no son productivos y no son productivos ya que no se pueden permitir maquinaria.

La clave porque esto sucede es la dificultad de exportación de productos y servicios a medida que las distancias o barreras crecen. Si el fontanero español se pudiera teletransportar a Alemania todas las mañanas y mediante un implante cerebral pudiera entender y hablar el alemán a la perfección, no existiría ninguna dificultad a que ofreciera sus servicios en ese país y por tanto se equiparara al fontanero alemán. Sin embargo su servicio es básicamente no exportable, y por tanto sus ingresos están ligados a la productividad del país donde vive. Esto afecta a todos los asalariados ya que, a no ser que estemos dispuestos a emigrar a otro país con mejores sueldos, nuestro nivel salarial estará igualmente limitado por el factor país.

Por contra, los bienes y servicios fácilmente exportables no se comportan de esta manera ya que al competir en igualdad de condiciones, los precios se equiparan y no están ligados al país productor. Si para exportar tu única baza es el precio, los salarios que podrás pagar estarán limitados por los salarios de tus competidores. Si compites con países con mayores niveles salariales, siempre tendrás margen para subir tú los sueldos si es necesario. Por contra si compites con exportadores con menores niveles salariales, estarás siempre presionado a bajarlos. Por eso tiene poco o ningún sentido apostar por sectores que compiten con países menos desarrollados que el nuestro.

Por contra, si tus exportaciones son productos innovadores y/o exclusivos, que no compiten por precio, puedes tanto exportar a países ricos como menos ricos sin tener presiones del precio a la baja, y por tanto elevando la proyección salarial de tus trabajadores ¡y del resto del país! Dentro de este tipo de exportaciones podemos encontrar la alta tecnología, el diseño o los productos culturales. Nadie duda que el iPhone,  D&G y Harry Potter no compiten en precio.

La razón por la cual Japón lleva veinte años estancado es porque sus productos pasaron de competir con los de Estados Unidos y Alemania a competir con los de Corea y Taiwán, pues no supo evolucionar su exitoso modelo productivo cuando nuevos actores aparecieron en la escena internacional, si no que se emborracharon con él creando su particular burbuja.

Es por todo esto que es tan importante invertir en investigación. Solo si somos capaces de hacer lo que no puede hacer nadie más vamos a poder elevar nuestro nivel económico independientemente de nuestros competidores. Claro que también son muy importantes los demás sectores (turismo, servicios, etc.), pero el futuro económico de todos ellos depende de los primeros.

Nos debería importar a todos más que el gobierno recorte las inversiones en I+D que no si alarga o no la edad de jubilación. Si no hacemos bien lo primero, poco importa lo segundo, pues tarde o temprano la realidad económica situará la jubilación en el nivel que nuestro país se pueda permitir.

Pero claro, incrementar nuestra competitividad por esos medios no es ni fácil ni inmediato. Hoy sufrimos por el olvido del anterior gobierno a la ciencia y la investigación y mañana sufriremos si el actual la recorta y la frena. Deberíamos exigir al gobierno el aumento del presupuesto para investigación y el fomento de los investigadores con sueldos dignos y competitivos. ¡El sueldo futuro de todos nosotros depende de ello!

Craso error sería que por conservar nuestro status quo renunciáramos al progreso futuro. Quizás nos toca ahora sacrificar nuestros ingresos, pero en ningún caso debemos sacrificar la inversión en educación e investigación.

Así mismo resulta imprescindible que el sistema financiero se desatasque, y si hace falta, eliminar del mercado aquellos actores que no pueden asumir sus deudas. De poco servirá si tenemos buenas ideas y gente preparada si no hay capital para llevarlo a cabo.

Mi conclusión es que a corto plazo, para salir del atolladero, si hace falta una reducción de los costes salariales, pero no tendrían ningún sentido si luego no se invierte en innovación para no quedarnos estancados en una crisis permanente.



Conversación

31 comentarios

  1.    Responder

    Hay otros campos en los que competir: medico-farmaceutico, nanotecnología, energías renovables, …

    Ciertamente USA es muy potente pero estas tecnologías son tan amplias que siempre se pueden encontrar nichos de mercado interesantes.

    Por ejemplo, no hace mucho, la empresa Cosentino, una empresa del sector del mármol (que poco tecnológico, no), pero que tiene un producto que todo el mundo conoce (Silestone), buscaba especialistas en nanotecnología para su departamento de I+D, supongo para investigar sobre como crear superficies con caracteristicas avanzadas. Esto es alta tecnología y no solo los iPods, iPads i demás.

  2.    Responder

    Sí, pero ahí a ver quien es el guapo que compite con USA.
    No digo que España no pueda, pero para hacerlo tiene que cambiar TODO.
    Eso es I+D+I con mayúsculas, y repito, eso no se hace en dos días.

  3.    Responder

    cambiosocialya,

    ciertamente el valor añadido en la fabriación de productos electrónicos no es muy alta debido a que los competidores (China, Taiwan, Korea, …) son paises con bajos poderes adquisitivos. Además los productos electrónicos ya no son “alta tecnología”.

    Lo que si tiene valor añadido es el diseño de nuevas tecnologías para hacer chips que conllevan patentes para la contrucción de fábricas de electrónica. Estos son los que se llevan la mayor parte del márgen.

    Una propuesta a corto plazo contra el desempleo la he propuesto en http://www.gurusblog.com/archives/propuesta-de-reduccion-de-costes-laborales/23/02/2010/

  4.    Responder

    Pues no me resisto a entrar, aunque el post tenga ya unos días.

    Estoy y no estoy de acuerdo con la teoría del post. Me explico. Relacionas productos “de alta tecnología” con productos de alto valor añadido, y tal y como están las cosas, eso es más un mito económico que una realidad que confirmen los datos. Primero referiré a unas cifras, y luego daré mi particular explicación a ese fenómeno, que en parte creo que es una variable “no económica” que falta en la ecuación. Los datos son los siguentes (fijaos sobre todo en la tabla a la mitad del post, de Krugman):

    http://cambiosocialya.wordpress.com/2009/07/29/¿quien-trabajara-en-la-espana-del-futuro/

    ¡Oh sorpresa! ¡Los productos de alta tecnología no tienen un alto valor añadido! Efectivamente, es algo que podemos comprobar todos los días. Teléfonos móviles por precios ridículos, netbooks, portátiles y ordenadores de sobremesa cuyos precios no paran de bajar, etc…No hay que confundir la causa con el efecto. Esos productos no son de alto valor añadido, porque se fabrican en países donde directamente se explota a los trabajadores (China, Korea, India…), los sueldos son bajos, y la formación no es tan necesaria, dada la mecanización y estandarización de los procesos. El valor añadido no depende de lo fácil o difícil que sea elaborar un producto, depende del valor final en el mercado de éste, y eso depende de muchas cosas (desde temas legales, la regulación de ese producto, el régimen de competencia, y un largo etcétera). La vivienda tuvo un gran “valor añadido” durante un tiempo, porque se colocaba a un precio anormalmente alto en el mercado.

    En fin, que la cosa no es tan fácil, como cabía esperar. Y con un problema añadido: es cierto que es necesario un cambio de sistema productivo, pero como bien dices, eso lleva mucho tiempo (fácilmente 20 años). ¿Qué hacemos con la gente que no tiene empleo AHORA? Le decimos que espere 15 añitos, que pasan rápido?

    Un saludo, y encantado de descubrir el blog.

  5.    Responder

    A Marcelo le digo que estoy totalmente de acuerdo con que no hay que bajar los salarios sino subir la productividad. Eso creo que está claro en mi comentario y en nuestro Blog. También estoy de acuerdo en que el aumento del nivel educación, de la motivación, los incentivos razonables y la inversión por habitante, son esenciales para aumentar la productividad.
    A Alnair le comento que creo que debemos intentar evitar que bajen los salarios y desde luego hay políticas que pueden hacer incrementar la productividad en un plazo no demasiado largo, con mejorías incluso en un año.

  6.    Responder

    Estimado MCG,
    No estoy de acuerdo en que la productividad se puede aumentar solo reduciendo los costes laborales. Pdría incluso empeorar.
    Algunos ejemplos superficiales de medidas para aumentar la productividad:
    1) Eliminar la jornada partida: España es el único país que conozco (he viajado por mas de 40) donde haya esa aberración.
    2) Obligar a pagar las horas extra a una tarifa brutal(¿responsabilidad penal de los directivos en caso de no declarar7pagar horas extra?).
    La cultura empresarial española es parecida a la mili: si no quieres que te despidan tienes que estar desde las 9 de la mañana hasta las 8 o 9 de la noche en la oficina. De 2 a 4 se come porque no da tiempo a volver a casa, de 4 a 6 se cursa la digestión, a las 6:30 se va a la reunión improductiva que dura horas porque se planifica mal. En el día tipo se sale de casa a las 7:00 y se vuelve a las 9:00 de la noche.
    Las empresas españolas no tienen conocimiento, capacidad, ni incentivos a gestionar por objetivos de forma eficiente.
    También hay que tener en consideración que hay por lo menos 2 Españas: la que vive del turismo de sol y playa y hostelaría y la moderna de multinacionales y servicios centrada en las grandes urbes. Las políticas tienen que ser distintas para ambas.
    Estoy cocinando un post con medidas atípicas necesarias e urgentes.
    De momento, te remito al debate que se llevo a cabo en este post o al post “La boda de la asistenta y el helicóptero” para una ecplicación de porque rebajar los sueldos tendría un efecto negativo en la actividad económica.
    http://leonardmazza.wordpress.com
    @leonardmazza

  7.    Responder

    MCG,

    Interesante vuestra entrada, y totalmente de acuerdo con las conclusiones, pero el problema es que la productividad solo se puede incrementar con políticas a medio y largo plazo. Para el corto plazo no veo otra solución que reducir los costes laborales (http://www.gurusblog.com/archives/propuesta-de-reduccion-de-costes-laborales/23/02/2010/)

  8.    Responder

    En la entrada 13 de nuestro Blog de World Development, del 2 de Marzo de 2010, comentamos, en relación con las opiniones de Krugman, que no son los salarios los culpables de los desajustes de España sino una política económica que congeló la productividad por trabajador en el período 1994-2003 y la disminuyó desde el año 2004:
    http://euroamericanassociation.blogspot.com
    Allí incluimos un gráfico muy claro sobre la evolución de los salarios y el enlace a un interesante artículo de Guisán y Cancelo(2006), disponible gratuitamente on line, sobre las relaciones entre salarios y productividad en Europa y USA.
    Varios países de la Unión Europea, y España en particular, deben desarrollar políticas que incrementen al mismo tiempo los salarios reales, la productividad real y la tasa de empleo. Ello es posible si se fomenta la inversión productiva por habitante, el desarrollo industrial, el capital humano, el capital social y otros factores que sin duda tienen un efecto positivo en este sentido.

  9.    Responder

    Hola Alnair,

    He leído algunos de tus post y me han parecido bastante interesantes ademas de acertados.

    Soy el Director de Servicios de FEDIT, la Federación de Centros Tecnológicos y me gustaría publicar este post en el blog de la federación. http://www.feditblog.com.

    Lo puedo publicar allí? por su puesto comentando la fuente, autor y todo aquello que indique de quien son los derechos.

    Mi mail es mgarcia@fedit.com
    Espero sus comentarios
    Saludos

  10.    Responder

    Enhorabuena por el post y también por los comentarios. Hace tiempo que sigo este blog y creo que es una de las mejores entradas y los comentarios más inteligentes y con más sentido común que he visto.

    La única aportación que se me ocurre es recordar de donde venimos. España ha cambiado muy deprisa y a veces se nos olvida como era hace 30 años. En la última crisis que tuvo Alemania, en el 2001, yo me reía de mis amigos alemanes porque se quejaban de la crisis, que les impedía cambiar cada dos años al último modelo de BMW como tenían por costumbre. Esa crisis nos la saltamos en España, la última fue en el 92 y en aquel momento el paro se disparaba igual pero sobre una población activa de 14 millones y no de 22 como ahora y los sistemas de protección social eran mucho peores. Ahora nos veo en el papel de aquellos alemanes ricos tan preocupados por su crisis. Todos los inmigrantes de cualquier rincón del mundo coinciden en que aquí mal se vive mucho mejor que en sus países bien y ellos tienen una tasa de paro en España de más del 30%!

    Todo lo que se dice en los comentarios anteriores hay que hacerlo, por supuesto, pero llevará algunos años más. Hace diez años el páis estaba ya haciendo los deberes pero es que tenía muchos acumulados. Por ejemplo, ahora muchas empresas españolas no se han hundido porque han equilibrado sus ingresos con la actividad fuera de España que en las más grandes es cerca de la mitad. Hace diez años simplemente no tenían ninguna actividad fuera. Nuestras cifras en I+D empiezan a ser dignas aunque no lleguemos al nivel de los nórdicos, pero hace quince años estábamos todavía en el que inventen ellos y la estructura de investigación no se desarrolla en tres años. Hace diez años entramos en el euro por los pelos y venciendo todas las desconfianzas de Alemania y ahora nuestras cuentas públicas son bastante más presentables que las de la mayoría (no hay que dejarse engañar por la propaganda, sino mirar los datos). Hay muchísimas actividades nuevas en sectores de futuro que no existían hace muy poco tiempo.

    No me remonto a como era esto hace 30 años para no deprimir a los lectores. Además los más jóvenes simplemente no se lo creen. Es verdad que sobran algunos funcionarios pero no tantos como se dice, la mayor parte son médicos, profesores, policías. Es verdad que el sistema educativo puede mejorar, pero si se mira la evolución histórica los datos han ido mejorando de forma continua y sistemática en relación al resto de los países desarrollados.

    A veces tengo la impresión de que no nos conformamos con menos que ser los primeros en todo y eso no es posible, hay mucha gente lista en el mundo. Este es un gran país para vivir, de los mejores. No nos pongamos nerviosos y disfrutemos de las muchas cosas buenas que tenemos mientras seguimos trabajando para mejorarlo.

  11.    Responder

    Una vez más, propongo que leais la parte que en mi novela “Leche y Bananas” dedico a la Década perdida de Japón. Allí se ven claramente expuestas las diferencias que tenía entonces la economía japonesa con la que España tiene en estos instantes.
    También debeis leer la parte que llamo “La Tormenta Perfecta” de la misma novela, que dedico expresamente a la competitividad externa de los mercados ante el dragón asíatico que ha despertado: China.
    La novela está disponible GRATIS para los seguidores de Gurus Blog en http://www.lecheybananas@gmail.com

  12.    Responder

    Todo muy bonito y muy bien explicado.
    Pero mientras en España arrimar el hombro está aún en un plano teórico y el trabajo en equipo significa la oportunidad de mi compañero para ver como consigue más información de mí y de esta manera aprovecharse en beneficio propio, ni buenas ideas, ni buenas aportaciones, ni buenos razonamientos.
    Y lo comento en términos económicos no políticos. nada de confusiones, por favor.

  13.    Responder

    Interesante post Alnair… sin embargo hay un par de matices que me gustaría comentar sin que sean una crítica a tu post:
    – En mi opinión, uno de los problemas que tenemos ahora a nivel de productividad viene dado porque durante las épocas de bonanza no hemos hecho bien los deberes. Me explico: decías: “… al recibir mayor dinero por hora trabajada, tiene mayores incentivos para comprar herramientas y materiales que le ahorren trabajo aunque tengan un coste mayor…” sin embargo en España el dinero durante la última década se ha destinado a comprar tochos y no a invertir en materiales y herramientas.
    – Por otro lado, resulta difícil ser competitivo en un sistema con tanto funcionario, quizás una comparativa en estos términos con Francia podría dar algunas luces pero de buen seguro que es un lastre complejo de arrastrar pues al final la proporición de trabajadores que debe sostener al resto de la sociedad resulta un lastre para todo el país a nivel de inversión y presupuesto.
    – Finalmente, yo también he trabajado en un departamento de I+D de una multinacional americana y mi opinión es que se deberían revisar tanto las ayudas del estado como el uso que se hace de las mismas desde la empresa. Dicho de alguna manera, dudo que dada nuestra cultura y picaresca consigamos por el simple hecho de invertir en I+D desarrollar grandes ideas y anidar empresas en las que sostener el empleo sino más bien en analizar resultados y rendimiento de las inversiones y un exhaustivo dinero de dónde y porqué pongo el dinero así como qué vamos a sacar de ello.

  14.    Responder

    Buenas gurús,
    En mi opinión la pérdida de competitividad viene dada por el lastre del sector público: ¿quién cree que faltan funcionarlos y, que serlo, no es tirarse a la buena vida?
    Así todos perderíamos menos dinero y el estado podría gastar más en educación, así como I+D (aunque soy un poco escéptico de los resultados de esto último).

  15.    Responder

    Falta de inversión para aumentar la productividad: el modelo español está montado sobre mano de obra barata.
    Más inversión en I+D: no se imaginan el despilfarro y la falta de rentabilidad de todo el dinero que se gasta actualmente en el sector público.
    Aumentar la productividad sin invertir más, sin trabajar más y sin pagar menos: Simplemente organización, organización y organización. “All just in time”

  16.    Responder

    Porque no hay un estudio del déficit industrial de España que ayude a nuevos empresarios a orientar sus ideas.
    Ya se que suena a planificación centralizada pero solo me refiero a la información.
    Para muestra un botón: Por que no se fabrican mas bicicletas en este país?

  17.    Responder

    Competitividad e Investigación.

    La competitividad tiene el problema de que alguien siempre perderá.

    La investigación tiene un límite, cada vez es más dificil mejorar algo y llegará un punto en el que no se pueda o simplemente no sea práctico.

    Son otros motivos para entender que el sistema capitalista está ya en sus límites, que no da más de sí. Es absurdo seguir compitiendo entre nosotros, siempre ganan los de siempre. ¿Qué problema hay por crear una sociedad cooperativa? Sería bueno para la mayoría y malo para los ricos y poderosos que se aprovechan de esa mayoría.

    Proyecto Venus.

  18.    Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con Marcello.
    Solo añadiria, unos matices al post, la crisis de la deflacion tiene otras causas, mucho mas importantes que la perdida de competitividad y productividad de Japon (que es muy poca si la comparamos con España) las causas se derivan de una crisis de balance en Japon y en un sistema financiero que no estaba a la altura de las demandas industriales (tambien se quedo colapsado en su burbuja particular)
    El otro matiz, es que la solucion viene de las nuevas empresas que se puedan crear, empresas que deben tener mucho apoyo en los 5 primeros años, tanto de facilidades, incentivos como de capital semilla. Esta empresas si pueden hacer subir los salarios. En otras empresas con productos en ciclo maduro o en sectores taponados, si deberia existir flexibilidad, con un 30 % del sueldo variable, segun actividad, productividad…

  19.    Responder

    Podemos criticar a los empresarios por su falta de visión y preparación. Pero pocos tenemos los arrojos para hacernos empresarios. (Nota: soy asalariado).

  20.    Responder

    Muy buen post! Veo que no soy el único loco! XD. Eso sí, al final, en vez de pedir directamente más dinero para I+D, primero pediría que se auditase el que actualmente se da. Estuve 2 años de investigador en la universidad y otros 2 en una empresa que recibía bastantes ayudas de I+D y lo que vi es que el dinero se derrocha a manos llenas. La cantidad de dinero que viene con un proyecto de investigación es muy grande y luego el rendimiento que se le saca es de risa. Las universidades se gastan el dinero en infraestructuras y en si mismos, ya que los profesores pueden sacar pasta de los fondos que se crean con este dinero legalmente. De ahí que luego quede una miseria para contratar al becario de turno o investigador precario.

    Y la empresa normalmente justifica el dinero en trabajo de empleados que se han dedicado directamente a funciones de producción, no de investigación.

    Lo dicho, no se como funcionan todas las universidades y departamentos ni todas las empresas, pero las que conozco y las que he trabajado, siguen estas pautas.

    Por eso, antes de ponerse a abrir el grifo más, mejor ver en qué se están gastando actualmente la pasta.

  21.    Responder

    Hola Guru,

    La bajada de los sueldos no solo no es una solución (ni de corto ni de medio plazo) sino que agravaría los problemas.
    A cuesta de parecer soberbio, me atrevo a decir que el señor Krugman se equivoca. Y también se equivoca en su análisis del EURO. Es un genio y un premio Nobel, pero no se puede tener razón siempre.

    Bajar los sueldos reduciría todavía más el consumo, que es la primea pata de una recuperación. Lo hemos visto en la recuperación de la última gran depresión.

    Quiero añadir otro ejemplo: Alemania ha vuelto a crecer y con una gran participación de sus exportaciones. ¿Alemania compite en precios? no señor. ¿Sabias que los BMW que “exporta” Alemania no se hacen en Alemania? De hecho, para muchos modelos, BMW ha externalizado totalmente la producción, quedándose como core competence el software para la gestión del motor y la tecnología para el diseño de la mecánica del coche. No compiten en precio.

    Hay que cambiar los precios relativos dentro de la economía. Hay que incentivar la productividad en la economía y en las empresas españolas.

    Doy cursos de habilidades directivas en las empresas españolas y es increíble ver cuantos ejecutivos españoles no tienen ni idea de gestión de tiempo, negociación, planificación, gestión por objetivos… Se apagan fuegos todo el día, todos los días.

    Empecemos por el horario en jornada partida: no hay ningún país desarrollado que lo tenga. ¿A que en todas vuestras empresas españolas os piden quedarse desde las 9:00 hasta las 19:00, 20:00, 21:00? ¿Pagan horas extras? No. Se supone que tienes que estar 12 o 13 horas trabajando.

    ¿Y la educación? 31% de fracaso escolar (chicos entre 18 y 24 años que no tienen ni diploma de ESO) es una cifra de país tercermundista y explica por si sólo la falta de productividad de la economía española.

    Y explica porque unos economistas premios Nobel, miren las estadísticas de España y prescriban recetas aptas para país de tercer mundo. Equivocándose.

    http://leonardmazza.wordpress.com
    @leonardmazza

  22.    Responder

    Por si no ha quedado suficientemente claro en el post: la bajada de salarios no es una solución, es un parche para que no se hunda el barco. (Nota: el barco es el empleo).

    El problema es que las soluciones buenas (mejora de la productividad, etc.) tenían que haberse aplicado hace una decada para que ahora tuvieran su fruto. Las medidas “buenas” que apliquemos ahora solucionaran la próxima crisis no esta.

  23.    Responder

    Creo que no se puede meter a todas las empresas en el mismo saco, en el caso del fontanero o agricultor (autonomo o pequeña empresa) si no se baja la remuneracion o incluso se sube, el excedente ira a mejorar las herramientas de trabajo y maquinaria para aumentar la productividad, pues esa mejora repercute directamente en sus ingresos.
    En el caso de grandes empresas una bajada de sueldos supone una mejora en el margen de explotacion que se la lleva Hacienda por una parte, los bonos de los directivos referenciados a baneficios por otro y si queda algo es para los accionistas. Aqui es donde deberia intervenir el legislador para que la reduccion de costes laborales (hablo de costes laborales , no de sueldos) se produjera y fuera a parar a I+D.

  24.    Responder

    bueno nuy interesante el post,sin duda esta es la clave del problema español,gracias gurus.s2

  25.    Responder

    Una de las recetas, entre otras varias, que el FMI acaba de recomendar a España para hacer frente a la crisis es la necesidad de reducir nuestros salarios. ¿Estaría justificada una decisión de este tipo? ¿A dónde nos conduciría?

    Utilizando datos OCDE, analizamos en primer lugar la evolución de los salarios industriales. Vemos que España sólo supera a países en desarrollo como Polonia y la República Checa, situándose por debajo de todos los países desarrollados que seleccionamos aquí, a considerable distancia de EE.UU., Alemania o Francia. Este dato es indicativo pues, de que los salarios que se pagan en España son competitivos, en términos de costes empresariales, respecto a los que se pagan en los restantes países desarrollados.
    La situación cambia radicalmente, sin embargo,cuando incluimos en el análisis la productividad. Se comprueba que en productividad por hora trabajada sólo superamos a Polonia y Japón (si bien los japoneses trabajan 890 hora año por habitante, frente a las 741 horas año por habitante que trabajamos en España).
    Reflejan todos estos datos que si tratamos de corregir por los salarios en lugar de por la productividad, estamos colocándonos en la liga que juegan los países subdesarrollados o en vías de desarrollo en la que no tenemos ninguna posibilidad de éxito, pues sería imposible, por múltiples motivos que sería prolijo comentar ahora, que podamos competir en costes con ellos.
    Más en: http://afuradadotrasno.blogspot.com/2010/02/baixar-os-salarios-unha-solucion.html

  26.    Responder

    Lo que hay que incentivar es el talento, los resultados y la innovación. Hay que motivar a los profesionales cualificados con salarios acordes y otros beneficios no económicos, como ocurre en EE.UU. Uno debe cobrar lo que vale y demostrarlo cada día. Menos horas + valor hora.

  27.    Responder

    Esto mil veces de acuerdo en fomentar la inversión pública en investigación. Pero en España, la falta de inversión en investigación y desarrollo no es sólo pública, sino principalmente privada: la baja preparación y mentalidad cortoplacista de la clase empresarial española es, en mi opinión, la principal causante del retraso y la ineficiencia de nuestra industria.

    La principal, pero no la única: falta mano de obra cualificada. Pero quizá no tanto, en relación con otros países. Lo que falta es una dirección empresarial que invierta en el futuro de sus propias empresas.

    Por lo tanto, está muy bien la investigación, pero no toda la industria puede ser de alta tecnología. Como no podemos competir con salarios bajos con oriente, podemos competir en originalidad, diseño…lo que ahora se llama valor añadido.

    El problema es que el empresario medio español, con pocas luces y menos cultura, sigue con su mentalidad de explotador, queriendo maximizar beneficios por la vía rápida: recortando gastos. Gastos en investigación y formación de sus trabajadores, condenando el futuro de la empresa. Gastos de personal, creando conflictividad y despreciando valores por buscar la mano de obra más barata. Sortear impuestos, defraudando sistemáticamente a Hacienda…

    La productividad de una empresa depende de la eficiencia con la que produzcas un mismo artículo. Para ser más eficiente no sólo hay que reducir salarios: también mejorar los procesos (muchas veces basta con pensar un poco, sin gastar un euro), eliminar ineficiencias o invertir en maquinaria. También una empresa es más eficiente (hace un mejor uso de sus recursos) si no está permanentemente endeudada, porque el empresario le exige un retorno que no está acorde con el sector o el momento del ciclo. Y probablemente esté ahí el gran mal: que hemos tenido unos años en los que se obtenían rentabilidades fabulosas en una industria tan simple como el ladrillo. ¿Para qué complicarse la vida en sectores tecnológicos, si haciendo adosados ganabas una barbaridad?

    Es cierto que hay sueldos de ciertos profesionales que se habían disparado (no es normal que un encofrador gane más que un arquitecto). Pero, en términos generales, mientras sea Alemania un país exportador, con una balanza comercial positiva y una economía sólida (siempre se toma como referencia, para los spreads)…no me creo que sea bajando salarios a los mileuristas como España va a solucionar su balanza comercial, su enorme deuda (especialmente privada, recordemos) o la falta de competitividad de sus empresas.

    Como mucho, por ese camino nos asemejaremos a la India. Sinceramente, yo prefiero tener como modelo a Alemania…

  28.    Responder

    Mientras algunos aluden al ineficaz mercado laboral; buscando la socorrida formula del despido libre y la mano de obra cualificada muy barata (unos de nuestros éxitos en la UE hasta la entrada de socios con mano de obra más barata) es decir un remiendo rápido muy al estilo español de chapuza rápida, nos olvidamos de datos como que en España en algunas compañías un directivo gana 63,3 veces más que la media de la plantilla o que los directivos españoles perciben el séptimo salario neto más alto de Europa.

    Quizás esa clase directiva, tan bien remunerada, más que los empresarios, tenga parte de culpa de lo que está pasando. Esa clase directiva, que como comento en mi blog ( http://bit.ly/9pgsAO ), solo en un 13%, piensa que sería necesario invertir más en tecnología para incrementar la eficacia de su empresa (se me ponen los pelos de punta solo de pensarlo). A lo mejor a esa clase directiva sería recomendable recordarle que la efectividad es la capacidad de desarrollar las actividades propias de la empresa. En cambio, eficiencia es la capacidad de lograr el efecto en cuestión con el mínimo de recursos posibles viables. Y en eso la tecnología y las TIC tienen y mucho que ver.

    En la mayor parte de las economías desarrolladas el principal cambio de paradigma en los sistemas empresariales en los últimos años, ha sido el tránsito de la efectividad a la eficiencia. En España nos hemos contentado con una mano de obra eficaz (a costa de muchas horas de trabajo) y barata como pilar de nuestro éxito económico.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR