Ofrecido por

GurusBlog

Protegiendo a una industria con Sobrecapacidad

Los gobiernos suelen tender la tendencia a proteger industrias obsoletas o con claros signos de sobrecapacidad. Sucede con la industria del automóvil en los EEUU o con el carbón en España. La excusa, siempre mal entendida, salvar puestos de trabajo.

Por regla general está protección o respiración asistida de toda una industria se suele hace vía subvenciones  o levantando barreras arancelarias o imponiendo cuotas a las importaciones. Todas las opciones tienen un coste económico para los bolsillos de los ciudadanos. En el primer caso, porque una parte de los impuestos van a financiar la supervivencia de éstas o pagando precios más elevados para comprar los productos de estas industrias.

En el caso de la industria musical, las medidas que se están tomando para proteger a esta industria con sobrecapacidad, empiezan a superar claramente toda racionalidad. Tenemos las subvenciones directas a la “cultura”, bueno a determinados generadores de cultura, tenemos un cánon digital que hace que todos los ciudadanos tengamos que comprar más caros un amplio abanico de productos, pero se está llegando a una auténtica sin razón, cuando se crea un órgano administrativo, al servicio de esta industria, que ejercerá de polícia y juez, vulnerando a su discreción toda presunción de inocencia.

Ante las intoxicaciones que está repitiendo machaconamente el lobby de los bufones, decido recuperar un post que escribí hace algunos meses, sobre mi visión, sobre cual es el problema al que se enfrenta la industria musical y del entretenimiento en general. Nada de P2P, Piratas, ni muerte de la música en 5 años, es simplemente un problema de sobre capacidad.

Es un problema que requiere encajar una simple ecuación. Por un lado tenemos a la variable Tiempo (finita) y por la otra un exceso de oferta (cada vez más creciente y más rica y más diversa)

Sobre Capacidad en la industria del Ocio ¿Dónde esta mi dinero?

Esta post va de una serie de reflexiones personales  sobre los cambios que están surgiendo entorno al mundo de la cultura, entendiendo la cultura cómo una parte del negocio o industria destinada a que la gente destine parte de su consumo de ocio, ya sea un libro, una canción, un programa de televisión o una película de cine, todos tienen en común una misma característica…. compiten por conseguir que sus potenciales clientes les dediquen una parte de su finito tiempo libre, junto a ello también compiten con otras industrias como puede ser la de los viajes, balnerarios, blogs, redes sociales y un largo etc…

Cada vez que alguien escoje leer un libro, escuchar una canción, ir a ver un partido de fútbol o leer este blog, está tomando inconscientemente una decisión que implica necesariamente a que quiere destinar una parte de su finito tiempo libre.

Para mi, el Tiempo, es el problema de muchas de las industria dedicadas al ocio, no tienen un problema con la piratería ni con las redes P2P, ni similares, es un problema de una industria en la cual, aunque es cierto que la demanda ha crecido de forma considerable (somos más personas que hace 20 años, tenemos mayor poder adquisitivo y probablemente más tiempo para dedicarle al ocio) también es cierto que la oferta que tenemos a nuestra disposición de ha multiplicado exponencialmente. (Hemos pasado de tener 1 o 2 canales de televisión, los cines y la radio a ver cómo se publican miles de libros cada año, tener varios canales de televisión, la irrupción de internet con contenidos infinitos, una reducción considerable de los precios de los viajes y un largo etc..).

Al igual que sucede en cualquier otra industria con sobre capacidad, en la relacionada con el ocio, el aumento de competencia y de oferta por encima de la demanda, está provocando una fuerte reducción de precios. Mientras que antes era perfectamente factible cobrar para que alguien dedicara su tiempo a escuchar la canción de un músico, ahora está misma persona tiene a su mano multitud de opciones a coste cero para llenar su tiempo de ocio, opciones que en muchas ocasiones elige no porque sean gratuitas, sino porque  encima le atraen y las disfruta mucho más.

El ejemplo de éste Blog (comitiendo en la industria del entretenimiento)

Reflexionemos… pongamos de ejemplo este blog, hay unos miles de personas (no muchos miles) que dedican cada día de 1 a 2 minutos de las (3 o 4 horas que tienen de ocio) a leernos. No se cómo lo véis vosotros, pero sólo en castellano hay varias decenas de miles de blogs, tenemos la redes sociales, los periódicos online, el cine, la música, la televisión, leer un libro, jugar a la Wii, ir al teatro… de las miles de cosas que podrían hacer, están decidiendo consumir 1 o 2 minutos de su tiempo libre en este blog. No se cómo lo veréis vosotros pero para mi es un auténtico privilegio conseguir esa cuota de mercado del tiempo de ocio de los lectores del blog. ¿debería cobrarles a mis lectores por leer mi blog? ¿debería ofrecer el contenido de forma gratuita? ¿ O bien les debería incluso pagar dinero para que me leyeran?

¿Cómo ganar dinero en una industria con Sobre Capacidad?

Y llegamos seguramente al factor clave. ¿Que es lo que permite a un artista, escritor, actor, músico, y similares ganar dinero?…. Creo que mucha gente en la industria del ocio aún no tiene clara esta respuesta… siguen pensando que la clave es en poder vender los contenidos y obtener un precio por ellos. Para mi está concepción es un error.

Para mi un autor, o artista tiene capacidad de ganar dinero o aumenta su potencial de ganar dinero cuanta más capacidad tenga de poder obtener una cuota de mercado en el tiempo de ocio de su gente. Es un negocio con sobre oferta, gana dinero el que tiene más VISIBILIDAD.

Es decir cuanto más conocido sea y cuando más predisposición tenga la gente de “perder” su limitado tiempo disfrutando de su obra, más capacidad tendrá el autor o artista de poder incrementar sus ingresos. Puede ser que los ingresos provengan de la venta de su obra… pude que provengan de dar conciertos, conferencias, charlas, o bien de los ingresos publicitarios que las marcas quieran invertir para poder acceder a la cuota de público que tiene ese autor y artista. La clave sin embargo radica en cual es la cuota de mercado, la penetración de ese artista, blog, película, obra de teatro o similar.

La industria del ocio sigue pensando que la amenaza, lo que está mermando sus ingresos es la pirateria o el P2P, puede que así sea para los diferentes intermediarios del sector. Pero para el artista, el escritor de un blog o un libro en un actor de teatro, su principal amenaza es la terrible competencia por el tiempo de sus potenciales consumidores de su obra y esta competencia de acelera a medida que se derrumban las barreras de entrada en del sector.

Antes eran los intermediarios de la industria los que daban la capacidad de competir a un determinado artista, eran los intermediarios los que tenían la capacidad de otorgar cuotas de mercado a los diferentes artistas. Con la aparición de internet, está barrera de entrada del sector se derrumba, los intermediarios pierden su poder de negociación, su capacidad de aupar o dar a conocer a los artistas y la oferta además se multiplica.

Volvamos al ejemplo de este blog, antes de internet, los que escribimos en el blog, ni si quiera podíamos soñar en lograr la cuota de mercado en el tiempo de ocio de los lectores que tenemos. Tendríamos que haber acudido a una editorial para lanzar un libro o invertir una cantidad de dinero importante en lanzar un fanzine semanal sobre finanzas, imposible entrar en el sector del ocio. Creando un blog, con el coste mensual del hosting, hemos accedido a una cuota de mercado interesante. Poco a poco, si lo seguimos haciendo bien, nos va leyendo más gente, poco a poco tenemos más notoriedad, no ganamos ni para pipas, pero seguramente nuestra capacidad, nuestro potencial para poder llegar conseguir ingresos se ha multiplicado exponencialmente, la visibilidad ante el publico ha pasado de cero a x. Ya es algo. Si hubiésemos decidido cometer el error de empezar escribiendo el blog haciendo pagar a nuestro lectores, tendríamos que haber rezado para que alguien lo hubiese hackeado y lo ofreciera nuestro contenido de forma libre por internet, de lo contrario no nos leería ni la madre que nos parió. La competencia de opciones de ocio es enorme cómo para permitirnos el lujo de hacer pagar a nuestros lectores.

Algunos siguen sin enterarse de cómo está cambiando esta industria y que la competencia es mucho más agresiva y la oferta infinitamente más amplia que hace años.

El cambio está claro, hay que luchar por hacerse un hueco en el tiempo de ocio de la gente. Se está pasando de un modelo en el que antes se pagaba por acceder a un contenido, ahora se están ofreciendo gratuitamente…. en el futuro igual habrá que irse planteando en tener que pagar porque la gente escuche tu música, lea tu blog, el periódico o vaya a ver tu obra de teatro. Al final lo que permitirá generar ingresos es el ser conocido,el poder vender una determinada cuota de mercado, el que te dediquen una parte de su tiempo y su atención. Querer cobrar porque la gente gaste su tiempo con tu obra es el camino al desastre en una industria con sobrecapacidad. Que cada artista, medio, o blog tome su decisión estratégica, veremos de aquí unos años cuales serán los que generan más ingresos. Los que quieren cobrar para que disfruten de sus obras o los que pagan para conseguir que la gente les dedique su tiempo.

El problema es que empezarán cerrando web a su discreción, y acabarán prohibiendo los videojuegos, e internet. En algún momento de darán cuenta que la única forma que tienen de volver a seguir forrándose produciendo productos mediocres como antaño es eliminando la competencia.

Ni un cierre de una web sin una decisión judicial. En el grupo creado en Facebook a favor del Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales de internet” ya hay más de 124.000 miembros.

Más información en http://twitter.com/gurusblog
También puedes unirte a nuestra red social http://es.linkedin.com/in/gurusblog



Conversación

17 comentarios

  1.    Responder

    Por lo que veo este post tiene algo más de dos años y la industria musical sigue igual que entonces (más los años anteriores acumulados desde la generalización del uso de internet).

    A mi lo que no deja de sorprenderme es el compromiso de los dos últimos gobiernos por proteger un sector desfasado que no ha sabido adaptarse a los cambios

  2.    Responder

    La industria de la música ha olvidado lo que es innovar y se ha quedado anclado en un modelo de negocio más que obsoleto, ahora está ocurriendo lo innevitable.

    Aquí se detallan los porqués de esta situación:
    http://www.elescaner.com/2011/07/16/recetas-para-

  3.    Responder

    El futuro de la industria musical pasa por stream de audio tipo spotify y similares. En el futuro (muy cercano por cierto) no habra soportes fisicos todo estara conectado a la nube, los servicios estaran financiados por medio de suscripciones de pago o cuñas publicitarias u otros modelos aun por surgir (Ej, la compra de una entrada a un concierto te dara acceso gratuito al servicio durante un mes). LOS VERDADEROS ARTISTAS LO SABEN, EL MODELO ACTUAL ESTA CADUCADO PERO SE DEBEN A SU AMO ACTUAL, LAS DISCOGRAFICAS.

  4.    Responder

    Coincido plenamente con la reflexión expuesta.
    Precisamente ese es mi mayor problema. A pesar de disfrutar de más tiempo de ocio del habitual, apenas me llega para leer un mínima parte de lo que me interesa.
    En realidad yo no leería otras cosas ni pagándome. Prefiero leer análisis inteligentes y distintos como éste que otras muchas cosas.
    Espero que no tenga que volver a conectarme a Internet a través del modem y conformándome con la lectura de los correos que recibo. Muchos de ellos de blogs. 🙂 Todavía no he pensado que haré con los casi 50€ que me ahorraré. 😉

  5.    Responder

    Tremendo análisis. Desde luego, si el P2P no existiese, la industria del entretenimiento lo pasaría igual de mal porque se están ofreciendo sólidas alternativas de manera gratuita. Eso junto a la idea de que lo que mas interesa en esta industria el beneficio hay que encontrarlo en la visibilidad y no en el acceso a contenidos son los dos puntos más fuertes de este analisis.
    Da gusto encontrar un análisis diferente, basado en hechos y que no se limita a repetir las mismas consignas que todos hemos oido ya mil veces.

  6.    Responder

    Muy buen post. Un razonamiento cartesiano.

  7.    Responder

    Coincido en sus comentarios. Me encantaría que las industrias de los contenidos- amplio grupo por cierto que agrupa realidades muy distintas- siguiera sus consejos y aplicase fórmulas de negocio adaptadas a los tiempos que vivimos. Pero mucho me temo que no lo van a hacer así de manera voluntaria. En esa disyuntiva parece ser que algunos, no le incluyo a usted en ese grupo que conste, quieren dictar una especie de reconversión forzosa.Yo les dejaría suicidarse pero nunca se me ocurriría acelerar su muerte alentando a los consumidores o transigiendo con prácticas ilegitimas en contra de los derechos, muchos o pocos, que esas industrias ostenten con legitimidad.
    Creo en las libertades, incluso en las de suicidarse, pero no creo en dictaduras,ni en las del mercado. REconversiones a la fuerza ninguna.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR