Ofrecido por

GurusBlog

Señora, ¿usted nota la crisis?

Mucho estamos hablando estos últimos días sobre la mala situación de la economía en España. La cifra de paros aumenta inexorablemente, si es que realmente sigue estando por debajo de los cinco millones, el déficit público se incrementa de forma desesperante y las pocas medidas fiscales que se toman no ayudan ni al enprendimiento empresarial ni a mejorar la situación de las personas físicas. Por esto yo digo que estamos en crisis. O eso creo.

Últimamente se ha puesto muy de moda en Internet, como yo lo llamo, la teoría de Señoras que creen… En Facebook está siendo un auténtico boom con cientos de grupos cuyo principio es ese; pero la pregunta es clave. Señora, ¿usted nota la crisis?

Con esto no pido que las amas de casa, de entre 50 y 80 años que lean el blog nos den su opinión, simplemente me gustaría replantear la grave crisis vivida durante esta semana desde otro punto de vista. ¿Realmente estamos tan mal como han mostrado los mercados esta semana?, ¿es cierto que el Estado tiene más riesgo de quiebra que el de Colombia? y, más aún, ¿de verdad somos conscientes de la situación los españoles, o es que los que sabemos de esto estamos exagerando?

No me gustaría que mis palabras se entendieran como una falta a la verdad de los datos objetivos del mercado, de las valoraciones internacionales para con España, etc; pero es evidente que en la calle, aunque saben que las cosas no van bien, no se respira el halo de pesimismo que, hoy mismo, se podía respirar en La Bolsa de Madrid.

Actualmente en España tenemos, con esta situación mediante, dos forma de ver los hechos. Los que conocemos las noticias día a día, que sabemos los datos objetivamente y entendemos el grave riesgo en el que nos encontramos. Del otro lado las personas más normales y despreocupadas por las noticias económicas que, pese a entender y posiblemente sentir la crisis de cerca, no entienden completamente el riesgo brutal que tiene actualmente nuestro Estado de perder toda la credibilidad internacional. Y, de paso, entrar en quiebra.

Para ello, os animo a hacer un ejercicio. Preguntarle al familiar más cercano mayor de 75 años qué le parece la crisis que estamos viviendo, a buen seguro tendrá una visión la mar de interesante, distinta y con mejor perspectiva que la de muchos de nosotros.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

5 comentarios

  1.    Responder

    Es posible que la crisis no este tan mal como los inversionistas creen (o mejor dicho, hacen mucho dinero a costillas de los paises en problemas)… pero en verdad el post de “Davos Zapatero vs Papandreu” creo que fue lo peor, aunque no lo vi completo, los primeros 10 minutos acabaron con las buenas perspectivas del gobierno de Zapatero.

    Mientras Zapatero este rodeado de comunistas en su gobierno, las perspectivas son malas… Aqui en Venezuela las cosas son similares, la crisis es fuerte pero es que nuestro gobierno no ha hecho nada de nada para reactivar el aparato productivo (al igual que ustedes estamos rodeados de comunistas, y los mios forrados en petro dolares) y asi es muy complicado de salir de la crisis.

    Saludos
    GC

  2.    Responder

    Una cosa es el mundo de la especulación financiera cuyos agresivos participantes intentan desplumarse mutuamente y otro mundo el de la economía “doméstica”. Todos aquellos (muchos millones de españoles) que no han perdido su trabajo o es poco probable que lo pierdan o tienen habilidades/recursos para “aguantar”… poco les afecta la crisis. Hay épocas mejores y otras peores. Hemos sufrido varias anteriormente aunque otros prefirieron emigrar. La clave sería poder cuantificar la magnitud de la que viene para protegerse o tomar decisiones, pero como ni siquiera los que sabemos Economía somos capaces, con más motivo los profanos están “más relajados” a esperar una clara evidencia y viviendo el día a día. Hay una inercia en los hechos, el tinglado se mantiene con subvenciones y subsidios, hay que esperar uno o dos años para que el deterioro se manifieste si se agotan las reservas.

  3.    Responder

    El comentario de Mendiño sobre el consenso entre las amas de casa es, más o menos, el que tiene todo el mundo entre el trabajo y el precio de los productos fruto de ese trabajo.

    Si todo fueran empresas pequeñas que no cotizaran en bolsa el mundo funcionaría mejor. El agricultor seguiría produciendo su trigo que lo compraría la pequeña fábrica de harina y ésta llegaría a una panadería. Los productos no tiene porqué dejar de producirse. La Bolsa no ha existido siempre pero en cambio el pan sí ha estado en la mesa.

    La bolsa es poco más que una casa de apuestas. Todos los productos y empresas tienen un valor mínimo que sólo depende de las meterias primas, del producto final y de las personas que hacen el trabajo. En la Bolsa la gente hace creer a otros que su empresa vale más por el motivo que sea y así consiguen que algo que se han inventado que se llaman acciones valgan más. Es un juego donde se usa el dinero para ganar más dinero sin que intervengan para nada el trabajo que se hace en la empresa. Que la Bolsa vaya mejor o peor no hará que los trabajadores trabajen mejor o peor.

    El dinero se inventó para facilitar el intercambio de mercancías. Y ya está. En el momento en el que unos listos empezaron a usar el dinero para ganar más dinero es cuando empezaron a crear problemas a la mayoría de la sociedad que se limita a trabajar para acceder a los productos.

    El problema es que estamos muy adaptados a una sociedad enferma (frase que no es mia). Es totalmente absurdo pensar que puedas meter dinero en el banco y al cabo de un año te den más dinero sin haber hecho absolutemente nada. Eso quiere decir que han sido otros los que han hecho el trabajo y que por tanto, han sido explotados porque estás siendo tu el que te llevas el dinero y no ellos que son los que han puesto el trabajo.

    Vean el documental “El dinero es deuda” y entenderán el problema de los intereses.

  4.    Responder

    Chapó al primer comentario, Mendiño!.

    Y decir, tambien con todos mis respetos a las personas que escriben estos posts, (ya que no nos conocemos de nada), en todos estos análisis de por aquí tambien hay mucho de ‘rebaño de ovejas’ e ‘inversores de bolsa cual histéricas’.

    No dudo del riesgo actual y la situación jodida, pero cualquiera con un poco de inteligencia se pregunta por qué estos vuelcos y bandazos de un dia para otro. Tampoco dudo de que haya una razón lógica y de peso para todo ello, pero estoy convencido de que solo unos poquitos la sabe a ciencia cierta.
    El resto, es elucubrar mirando la bola de cristal como las pitonisas, o dejarse llevar por el rebaño histérico.

    Salú.

  5.    Responder

    El Jueves, Santander se despeñaba un 10%, BBVA otro tanto, Ferrovial un 11%…(y la única que subía era la CAM!!! Ver para creer). Es decir, los que entendéis de esto, se supone que de un día para otro pensasteis que Santander valía un 10% menos.

    ¿Qué pasó del Miércoles al Jueves para que cambiarais de opinión, y lo que un día era blanco al otro fuera más negro que el carbón? Pues a decir verdad, del Miércoles al Jueves, tampoco cambiaron gran cosa las circunstancias macroeconómicas que pudieran afectar a los resultados de, por ejemplo, Santander (o Telefónica, o Ferrovial). Los problemas e incertidumbres estaban ahí el Martes, y el Lunes, y la semana pasada… Pero no, hace unos días sólo se veían las oportunidades, las mismas que tiene hoy, con una capitalización de varias decenas de miles de euros menos.

    Puedo entender que una noticia significativa relativamente inesperada haga temblar las bolsas: por ejemplo, el aviso de Dubai. Pero ¿Qué noticia significativa hubo estos días?

    Con todos los respetos, pero veo a los inversores como un rebaño de ovejas (si no de lemmings) que donde va una, van todas. Si una se pone a correr, el resto corren sin preguntarse por qué lo hacen.

    La situación es la misma, pero el análisis es radicalmente diferente según ese día toque contemplar el panorama con unas u otras gafas puestas. Realmente, es como si estos analistos fueran a trabajar con una gafas cutres de cine en 3D. Y ora miran por un ojo, ora miran por otro.

    En resumen, el mundo de la bolsa no es serio y, sin embargo, puede tumbar empresas y países enteros, llevando la ruina a mucha gente.

    Creo que son más inteligentes las amas de casa que, si la pescadilla va a 10€/kg el Martes, no admiten que la misma pescadilla cueste 11 el Miércoles. Porque vale lo mismo. Entre ellas hay un consenso de cuánto valen las cosas.

    Por el contrario, los inversores de bolsa se comportan como unas histéricas.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR