Soberanía: La clave de la salvación o el desahucio

ClusterFamilyOffice | 5 de Agosto de 2012 | (76)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

En esta Eurozona convulsa parece que Alemania no está explicando adecuadamente las razones por las cuales no existe un entendimiento financiero entre los países que necesitan ayuda económica y los que están en condiciones de prestarla, es decir entre periferia (más Francia) y Alemania (más apéndices holandeses y finlandeses). En términos políticos podríamos decir que Merkel no tiene un buen asesor de imagen ni un adecuado departamento de comunicación, cuyo portavoz explique claramente a la opinión pública de la Eurozona las miserias políticas de sus contrincantes italianos, franceses y españoles, o sea el afán de éstos por mantener la soberanía de sus respectivos Estados frente a un proyecto de una Europa más soberana.

some_textPorque el entendimiento para que el bloque alemán acepte rescatar masivamente a la economía italiana y española, no depende exclusivamente de que Merkel consiga convencer a su partido o a su banco central. La pelota está más bien en el tejado latino, es decir en manos de Rajoy, Monti y Hollande y su voluntad de ceder soberanía en favor de Europa. Y eso no se está explicando adecuadamente a la opinión pública, que sigue demonizando exclusivamente la rigidez e intransigencia germánica ante la firma de un cheque que se exige que sea en blanco periférico. Pero son España, Italia y Francia los países que no están aceptando las ayudas económicas ofrecidas por Alemania (fondos de rescate, BCE, IMF…), debido a las concesiones de soberanía e intromisión en sus respectivos gobiernos que éstas conllevan.

El trío Hollande-Monti-Rajoy están forzando la situación pidiendo que lleguen los rescates centroeuropeos a cambio exclusivamente de intereses por debajo del mercado, subvencionados. Sin concesiones de soberanía, sin controles presupuestarios, en definitiva sin contrapartidas políticas, sin tener que dar explicaciones ni justificaciones a ningún extranjero. Y eso, señores, está resultando inaceptable para el bloque germánico, como es natural. Es comprensible a todas luces que quien debe rescatar financieramente a los insolventes a tipos de interés muy por debajo de los que el Mercado está dispuesto a fijar, inyectando a manos llenas su riqueza ganada por su mayor competitividad y calidad productiva, exija un control sobre la gestión económica futura. Entre otros motivos porque, desde que el Euro existe, la gestión económica de los gobiernos periféricos se ha venido demostrando desastrosa. Y por tanto un control externo exigible por parte de quien va a poner la pasta, no sólo es razonable, sino conveniente.

Dinero a cambio de soberanía. Esa es la clave que Alemania no está explicando convenientemente a la opinión pública, al menos a la periférica. Y aunque muchos europeístas por estos lares se han llenado la boca con grandilocuentes defensas de una Eurozona con un sólo cerebro y brazo ejecutivo, al estilo de los EE.UU., llegada la hora de la verdad los gobiernos de Monti y Rajoy, con la bendición de Hollande, están tensando la cuerda al máximo antes de ceder los mandos de sus respectivas políticas económicas y fiscales.

Y lo mismo o curre y va a ocurrir respecto a las negociaciones sobre el regulador bancario único, la Hacienda única o el Tesoro único europeo. Los gobiernos europeos, especialmente aquellos con mayores problemas económicos (y por tanto menor influencia política) tienen demasiados problemas identitarios -antaño imperialistas-, electoralistas y de apego al poder para aceptar una Europa soberana, lo cual implica ineludiblemente unos estados integrantes menos soberanos y de poder político mucho menor.

Además las economías fuertes no van a aceptar una Europa unida, y por tanto financieramente rescatada, sin una pérdida de soberanía de todos los integrantes, sobre todo de los menos competitivos. Sin dicha pérdida de poder, el rescate pierde todo el sentido para los rescatadores, como es lógico. No habrán cheques en blanco para seguir dilapidando ineficientemente como exigen italianos, franceses y españoles (como ya pretendieron los griegos) sino cheques cifrados y barrados con un control estricto de su uso por parte de los emisores germánicos, como debe ser.

Sin embargo Rajoy, Monti y Hollande están echando un pulso temerario a los Mercados al negarse a ceder soberanía. Siguen exigiendo dinero a cambio de nada, simplemente con la amenaza de morir matando, de ser demasiado grandes para que les nieguen el pan gratuíto y les dejen caer al abismo arrastrando a Dios y a su Madre. El problema mayor es que esta especulación político financiera que están perpetrando los gobiernos latinos de Europa, está llevando a las economías periféricas a deterioros de difícil retorno. Y cuando los dirigentes europeos en apuros económicos se vean obligados a ceder soberanía en el umbral del default al más puro estilo griego o portugués pero a lo bestia, los rescates pueden llegar ya demasiado tarde.

Quizá sea ya hora de dejar de mirar inquisitivamente hacia Alemania por dejar morir de inanición las economías periféricas, y responsabilizarles de poner en riesgo así buena parte del crecimiento económico mundial. Quizá debamos clavar de una vez la mirada en nosotros mismos que, siendo los generadores de los abusos y desmanes económicos, nos hemos llevado a nosotros y al resto de la Eurozona a esta situación límite. Y  por un patriotismo malentendido nos estamos aún negando  a ceder los mandos de unas naves que cada vez están más cerca del desastre.

Especular en la negociación de la cesión mayor o menor de soberanía, con las primas de riesgo por las nubes desde hace muchos meses, y con unas cifras de paro y contracción económica como las que tenemos, es cuando menos temerario. Seamos europeístas de una vez, aunque sea por el egoísmo de ser rescatados cuando todavía tenemos alguna posibilidad de sobrevivir dentro del Euro sin quebrar estrepitosamente.

La Eurozona será más Europa y menos nacionalismos de los Estados integrantes, o no será. Y esta crisis y Mr. Market nos están obligando a ello, a pobres y a ricos. Pero a pesar de ello parece que ni siquiera con esa obligación los integrantes estamos por esa labor, y el futuro de la Eurozona tendrá que pasar por encima de algunos cadáveres nacionalistas o quedar en el camino.

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

  • twitter_ConanChe66

    la primera vez que leo un artículo que, para mí, cuenta las auténticas verdades del barquero

  • Emilio

    No tiene mucho sentido hablar de transferencia de soberanía cuando ya España e Italia hacen toooodo lo que Alemania les pide. Esta transferencia de soberanía ya existe, per se, y si acaso el debate sería más en el lado francés. A mí no me importaría ceder más soberanía si Alemania se empeñara realmente en ayudar nuestros problemas (alcanzar un nuevo modelo productivo, conseguir un estado donde no se premie al fiel a un partido político y no al que realmente quiere arreglar las cosas), pero de todas las cosas que ha exigido Alemania, éstas no han sido prioritarias. Soberanía, además, no es cederle el poder a Alemania: es cederle poder a una autoridad común. Algo que Alemania no parece entender, creyendo que ella es la única cabeza de Europa. Pues así estamos.

  • Juan D.

    Genial. El primer artículo que leo que va al centro del problema. Y por esto creo que el euro se acerca a su final. Ni Hollande ni los franceses jamás … pero jamás de los jamases van a permitir que su política la decida la Unión Europea. No veo salida, la verdad.

    • http://www.clusterfamilyoffice.com ClusterFamilyOffice

      Ni su chauvinismo francés, ni su imperialismo (ni el español), ni el electoralismo de todos ellos… En fin, mucho tendrán que apretar los mercados para conseguir concesiones significativas que eviten la desintegración y que formen una UE de verdad.

  • http://dinerosos.blogspot.com Bucan

    De hecho, sin moneda propia no hay soberanía. El Euro implica cesión de soberanía o no puede existir. Pero aquí lo que se protege es los intereses de los partidos políticos y sus ramificaciones autonómicas, con su caciquismo y todo eso. No quieren que nadie del exterior meta sus narices en el mondongo que aquí tienen montado.

    Es evidente que no te van a prestar cantidades ingentes de dinero sin condiciones y supervisión estricta. Aparte de que Alemania no tiene suficiente máquina para tirar de vagones averiados o sin ruedas como son Grecia, Portugal, Italia, España…

    • rafa

      evidente,pero el mondongo es el mondongo,si acudimos a un congreso español de cualquier partido politico,los militantes,el 90% de los asistentes viven de la cosa publica,si les quitamos a los politicos el mondongo,los partidos politicos españoles serian menos relevantes que la falange española y a lo mejor me quedo corto

  • Ignacio

    En parte de acuerdo. Hay que ceder soberania pero no para defender exclusivamente los derechos de los prestamistas, sino también de muchos ciudadanos que son víctimas colaterales.

  • Pingback: Soberanía: La clave de la salvación o el desahucio. | La Cebolla

  • Rosara

    ¿Ceder soberanía? ¿Para que proyecto?¿Para la europa del capital? No gracias. Se suponía que entrábamos en el euro para mejorar, no para acabar siendo camareros y enfermeros por 600 euros al mes para los jubilados alemanes.

  • clusterfamilyoffice

    No se trata de ceder soberanía para vivir mejor o defender nuestros derechos, no. Simplemente hay que cederla para evitar un oscuro default al estilo griego. Las opciones no son buenas o malas, sino malas o peores y , aunque en menor medida, también son malas o peores para Alemania.

  • David

    Visto cómo le va a Grecia haciendo lo que le piden…. como que no. Las medidas de austeridad y control del déficit alemanas han demostrado su fracaso, mientras que en EEUU están más o menos tirando con la estrategia contraria. Es obvio que hay que atajar el déficit, pero no de la manera que quieren imponer.

  • Pingback: Bolsa Economía Inversión- Gurusblog

  • Pingback: La política se fue de vacaciones

  • Pingback: Bolsa Economía Inversión- Gurusblog

  • Pingback: La falta de estadismo de Rajoy

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 2 879 suscriptores


25.133 lectores
24.485 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons