Ofrecido por

GurusBlog

Tarjetas de crédito vs. pago en efectivo; todo tiene su precio

Tarjetas de crédito vs. pago en efectivo; todo tiene su precioA finales del mes de octubre el congreso aprobó la nueva ley de medios de pago, que entrará en vigor en enero y que entre otras cosas establecía que los comercios podían repercutir a sus clientes parte de las comisiones que debían soportar cuando éstos pagan con tarjetas de crédito.

La verdad es que sé que es una ley que al consumidor le pilla a contrapié, y es sencillo a nadie le gusta que le cobren por algo que durante mucho tiempo nos ha parecido gratis. Cuando comento la jugada con conocidos siempre digo lo mismo, hay una solución muy fácil, llevar dinero en metálico.El caso es que hay que hacer un pequeño análisis de cuáles son las ventajas para el consumidor a la hora de pagar con tarjeta de crédito con respecto al pago en metálico y lo mismo para los comercios.

El consumidor esencialmente tiene las siguientes ventajas:

  • Ahorro de tiempo no teniendo que ir a  sacar dinero.
  • Mayor disponibilidad: si entra en un comercio y le apetece comprarse algo va a poderlo hacer de forma inmediata, además va a poder pagar 24x7x365.
  • Posibilidad de disponer de más dinero del que hay en la cuenta corriente. Efectivamente las tarjetas de crédito funcionan así, hasta final de mes no te cargan el recibo.
  • Disminución del riesgo que conlleva ir con la cartera rebosante de dinero, riesgo de perderlo, de sufrir un atraco, etc.

Parece que el consumidor se beneficia bastante por el hecho de disponer de las tarjetas de crédito por lo que tiene sentido que asuma una parte de su coste.

Por otro lado está el comercio que también recibe algunas ventajas:

  • Disminución del riesgo de robos por parte de los propios empleados o por parte de extraños (¿a quién le interesa un recibo de la tarjeta?).
  • Ahorro de tiempo yendo y volviendo al banco a realizar ingresos con los riesgos que conlleva, así como ahorro de tiempo asociado a la disponibilidad de cambio.
  • Facilitar el pago a los clientes, incluso a aquellos que en sus cuentas no disponen de saldo suficiente (asociado con el punto tercero de las ventajas de los consumidores).

Como contrapartida, hasta la fecha, los comercios deben asumían la totalidad del coste que este medio de pago supone.

Según mi modesta opinión nunca debería haber estado regulado que el precio no pudiera ser distinto con o sin tarjetas de crédito. De cara al futuro, seguro que conforme vaya evolucionando este mercado parte del coste de la transacción se irá pasando desde el comercio al consumidor. No obstante lo que más me preocupa es cómo se va a indicar qué parte del coste se le va a cargar al consumidor ya que me da que va a dar mucho juego, más aún pensando en que los países latinos somos el reino de la picaresca.

Más información en http://twitter.com/gurusblog



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

11 comentarios

  1.    Responder

    Es evidente que hay ventajas para el cliente y para el comerciante con el dinero de plástico. Pero el fondo del asunto, son las comisiones que cobran los bancos, que en España hacen lo que les da la gana, y sino vean que en tiempos de crisis,el Santander gana 8500 millones de euros, son los únicos que no se enteran de los malos tiempos.

    A santo de qué, tienen que llevarse el 2% de una transacción económica cualquiera solo por emitir una tarjeta.Saben a nivel de toda España de la cantidad que estamos hablando?, pue un absurdo.

    Por otra parte, no es cierto que todos los comerciantes puedan calcular sus precios teniendo en cuenta el gasto de tarjetas de crédito, por ejemplo saben que una comisión normal por litro de gasolina de una gasolinera puede ser alrededor del 4% del precio y que no pueden variar porque son precios tasados y que el banco se lleva un 1% de dicho beneficio bruto sin hacer nada más que emitir una tarjeta.

    La solución es que el Gobierno apriete a los bancos y exigirles unas comisiones que debería rondar el 0.10% como máximo de cada transacción.

  2.    Responder

    Los comerciantes obtienen muchas ventajas derivadas del uso de tarjetas de crédito. Por ejemplo se me ocurren:

    1-Tienen menos dinero en efectivo, por lo que el riesgo de robo es menor. Tengamos en cuenta que una tienda no es un banco. Si una tienda, por ejemplo, un Zara tuviera TODO el dinero que gana una tienda media … sería mas atractiva para ciertos ‘elementos’ que andan por ahí …

    2-Agilidad en las transacciones: No tienen que dar cambio, recoger billetes, contar billetes, esperar a que se saquen los billetes, esperar a que el cliente cuente el cambio, … por lo que cuando pasamos por caja es mas rápido. Si la caja es lenta, la gente compra menos. Yo hay en sitios que no compro por esperar la cola. Como yo hay millones de personas en españa.

    3-Transporte del dinero. No hay que llevar el dinero al banco con tanta frecuencia (Dependiendo del sitio, esto tambien) y al ser menor el problema de ser un objetivo de robo es menor.
    Que se lo digan a los chinos que son objetivo de robos, por poner un ejemplo conocido.

    4-Valor añadido: Pagar en efectivo, para la gente que estamos acostumbrados a usar tarjeta, es comprar el pan. Fuera de España me dejan pagar las cervezas con tarjeta … y me gusta.

    5-Compras impulsivas: Hay sitios que viven de esto. Yo personalmente entro en algunos centros comerciales donde se venden aparatos electrónicos y a veces compro por impulso. Si hicera una compra mas meditada, seguramente usaría otros medios, por ejemplo internet o diréctamente no compraria.

    6-Mas control para los dueños de los comercios: Cuanta mas gente pague con tarjeta menos capacidad de quebranto de caja … hay otros métodos por el que el dueño del comercio puede perder dinero a costa de sus empleados … pero este es uno.

    7-El dinero entra diréctamente en las cuentas de los comerciantes: El tiempo es oro, para mí la inmediatez es muy importante. Poder disponer del dinero rápidamente para por ejemplo pagar un pedido a proveedor, pagar a tus empleados, etc.
    El dinero en el banco como que vale mas, cada dia 😉

  3.    Responder

    anibal archi, buff muy duro. Me explico.

    Todos trabajamos y la mayoría pagamos nuestros impuestos. Me parece muy fuerte lo que tú propones, sobre todo porque es un camino hacia el trueque.
    Recordemos que las monedas se inventaron para dar liquidez al mercado que ya existía mediante truque. Si resulta que por grabar la existencia de dinero en metálico y que, contra toda presunción de inocencia, suponemos que proviene de fuentes en “B” lo que hacemos es que la gente vuelva, aunque parcialmente al trueque, o utilizando otro patrón moneda (vease vuelta a los lingotes) … nuestro gozo en un pozo.

    Creo que lo que propones se extralimita mucho al papel del dinero. Además, no creo que seas consciente la capacidad de análisis y control que haría falta para monitorizar TODAS las transacciones electrónicas que se realizan en un país … necesitaríamos aún más funcionarios …

    Mi modesta opinión.

  4.    Responder

    – piedras contra el propio tejado. ¿objetivo animar la economía sumergida?
    – el ideal sería que desapareciera el metálico y toda transacción tuviera el plácet de Hacienda, que somos todos.
    – en australia la acción gubernamental ha conseguido rebajar las comisiones de los gestores de tarjetas por debajo del 0,5%.
    – evidentemente, ese es el camino. una tasa sobre la retirada de dinero en efectivo de las entidades bancarias por un % similar haría el resto.

  5.    Responder

    Me parece muy bien que me cobren por usar dinero de plástico.

    Lo que me parece fatal es que, vía impuestos, me cobren por la posibilidad de pagar en metálico.

    El que quiera pagar en metálico, llevar fajos de billetes con un clip de oro o tener los bolsillos cargados de cinc y latón, que se lo pague de su bolsillo.

    Es mi muy humilde opinión.

  6.    Responder

    Nadie aplica un descuento de un 2% porque consideraríamos que es muy poco. Esta norma creo que no va a repercutir nada en la situación actual.

  7.    Responder

    Jorge, correcto
    Gurus Alnair, efectivamente, refuerza mi opinión de que no tiene ningún sentido cobrar lo mismo cuando alguien paga en efectivo o con tarjeta. ¿Qué sentido tiene hacer sistemáticamente un descuento si pagas en efectivo?

  8.    Responder

    La cuestión es que los comerciantes ya cargan el coste de las comisiones en el precio final. Logicamente tiene en cuenta todos los costes (incluido este) a la hora de fijar los precios.

    Un conocido mio lo ejemplificaba perfectamente cuando al ir a pagar les preguntaba a los comerciantes: ¿Descuento o tarjeta?

  9.    Responder

    otra ventaja para los comercios: no necesitan dar cambio.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR