Telefónica: punto y aparte (Resultados 1S12)

Juan ST | 27 de Julio de 2012 | (15)

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google

Telefonica

Telefónica ha presentado los resultados del primer semestre del año (1S12). De todas formas lo más destacado no está en la cuenta de pérdidas y ganancias de la compañía. Lo más destacado ha sido el anunció de la compañía de suprimir el dividendo para 2012 y una rebaja importante del mismo para 2013, situándolo en 0,75 euros por acción. Telefónica con esta medida verá cómo no salen de la compañía 6.800 millones de euros correspondientes al dividendo que tenía comprometido pudiendo de esta forma utilizar toda esa caja para reducir su deuda financiera neta (2,65 veces el OIBDA) e intentar volver a la senda del crecimiento. Además, el Consejo se aplica una bajada de remuneraciones del 20% y decide dejar sin efecto este año el Plan de pago variable en acciones (Performance Share Plan) para cerca de 1.300 directivos, lo que, junto a los recortes de retribución practicados en el primer semestre, supondrá una disminución de salarios en torno al 30% para este colectivo.

A continuación vemos cuales han sido los resultados del primer semestre del año:

Vemos por tanto que los ingresos se mantienen iguales en el segundo trimestre y en el primer semestre del año respecto a los registrados en 2011, que el OIBDA por el contrario cae un 7,7% en el primer semestre del año debido a una caída de los márgenes y que el beneficio neto cae un 34,4% también en el 1S12 vs 1S11.

A continuación vemos en números por qué el dividendo no era sostenible con el estado de flujos de caja.

El flujo de caja operacional no da para el nivel de inversiones que realiza la compañía, el pago de intereses de la deuda y el inmenso dividendo que tenía comprometido. En el primer semestre del año tenía 1.000 millones de euros en caja para hacer frente a una remuneración al accionista de 3.700 millones de euros. Es decir, que el flujo de caja después de los dividendos queda en un saldo negativo de 2.750 millones de dólares que se cubrió con un aumento de la deuda financiera principalmente. Inviable.

Por último señalar que a pesar de que los ingresos del área de Latinoamérica crecen un 7% (vs caída del 6,1% de Europa), tanto en OIBDA como en el resultado neto de las dos principales áreas de la compañía (Europa y Latinoamérica), Telefónica obtiene menos beneficios que los reportados en el primer semestre del año pasado debido a la caída de los márgenes.

En conclusión, Telefónica parece que ha tenido que tomar una dura decisión para este año, suprimir el dividendo, para disponer de esa flujo de caja, poder ir reduciendo su deuda financiera neta e intentar volver a crecer en ingresos y en beneficios el año que viene. En definitiva lo que se pretende a corto plazo no es tener contentos artificialmente a los accionistas con un alto dividendo que lo único que estaba haciendo era ahogar a la compañía al no tener suficiente caja para hacer frente a él. Lo que se está buscando es crear valor en la compañía que es de lo que se trata.

Compartir Compartir Twitter Compartir Linkedin Compartir Google
Te puede interesar:

Publicidad


Quiero recibir el resumen diario

Es gratis y ya somos 3 192 suscriptores


25.133 lectores
25.768 seguidores

Publicidad


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Licencia Creative Commons