Ofrecido por

GurusBlog

Los trabajadores despedidos por un ERE tendrán el mismo trato fiscal que los despidos improcedentes

El Gobierno ha decidido solucionar (transitoriamente) una “injusticia histórica” con los trabajadores afectados por ERE.  La situación por paradójica que parezca era difícil de entender ya que  hasta ahora los despedidos por Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) tenían un trato peor que los despidos declarados improcedentes.

Si un trabajador era despedidos mediante un ERE, sólo tenía exención fiscal para los 20 primeros días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades, teniendo que tributar al fisco la diferencia en caso de haber obtenido un mayor número de días pagados por año o superar el número de mensualidades, mientras si un trabajador su despido era declarado improcedente, obtenía por el mismo concepto 45 días por año trabajado libres de pago a Hacienda, con un máximo de 42 mensualidades.
Es decir que en cierta forma un trabajador que tenía la desgracia de formar parte de un ERE tenía toda la razón para sentirse “cornudo y apaleado” respecto a los derechos de un despido declarado improcedente.  Primero porque habitualmente cobraba indemnizaciones peores al recibir como indemnización menos días por año trabajado, pero para rematarlo, Hacienda recogía mayor tajada proporcionalmente en su caso que en el de los despidos improcedentes y con un máximo de sólo 12 mensualidades exentas de pago.

Esta “injusticia” va a ser resuelta por la ley de medidas urgentes para el mantenimiento y el fomento del empleo y la protección de las personas desempleadas, publicada en el BOE el 29 de diciembre, que iguala los dos tipos de despido al declarar exentas de tributación a las indemnizaciones percibidas en un ERE hasta 45 días por año trabajado.  Esta igualación además tendrá efectos retroactivos para los ERE aprobados después de Marzo del 2009 y tiene una duración prevista hasta 31 de Diciembre del 2010.

Esta decisión del Gobierno va a tener un coste económico importante  y que tienen un reflejo en los Presupuestos del Estado 2010 al renunciar a estos “ingresos” procedentes de los ERE. Este coste será según primeras estimaciones será de 342 millones según indica la memoria de beneficios fiscales que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado para 2010. Con esta decisión, el Gobierno nuevamente va a crear un poco más de déficit al Estado, pero que en este caso creo que más que justificado y sin que sirva de precedente bienvenido!

Más información en http://twitter.com/gurusblog
También puedes unirte a nuestra red social en Facebook y a nuestra red profesional en Linkedin



Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR