Ofrecido por

GurusBlog

Value Investing Congress 2012. La Super Bowl de los inversores

value investing congress

Lunes y martes, 1 i 2 de octubre,  de la semana anterior tuvo lugar en el hotel Marriott Marquis de Nueva York uno de los eventos, indiscutiblemente, más importantes del mundo de las inversiones: el Value Investing Congress.

El congreso realizado en forma de ponencias de inversores en activo, gestores y propietarios de hedge funds en pleno rendimiento, que presentan nuevas ideas de inversión. En algunos casos, también hacen la lista de motivos que les han conducido a ser los inversores principales de empresas sospechosas de no tener ningún tipo de futuro. Ponentes de la talla de Bill Ackman o Whitney Tilson – también organizador -, hicieron una vez más las delicias de los inversores aficionados, al dejar al descubierto sus modelos de gestión y decisión.

Motivos para seguir este congreso

Muchas páginas de internet hicieron el seguimiento casi en directo del evento como si los ponentes fueran los ministros de economía declarando la subida de los tipos de interés.

Es cierto, que cualquier declaración de estos masters provoca movimientos perpendiculares en las cotizaciones de las acciones cuando las presentan. Incluso, se les ha puesto nombre y apellidos al rebote de las acciones, como el denominado efecto “Einhorn”, por los sobresaltos que provoca el gestor cada vez que abre la boca. Si alguien recuerda la fábula del traje del emperador, a quien le estafaron vendiéndole un “traje invisible” y lo paseó ante los espectadores atónitos pero callados. Muchos de los ponentes del Value Investing Congress son como el niño que de repente exclamó: “el Rey va desnudo!” cuando hablan de sus acciones. Es posible que muchos inversores se imaginaran o tuvieran alguna sospecha sobre el valor de las acciones numeradas, pero nadie es capaz de contradecir al “sabio” mercado hasta que alguién les abre los ojos.

Aparte de las oportunidades instantáneas que este cambio de opinión genera en los mercados, el congreso es el lugar ideal para comprender el modelo de trabajo de los inversores profesionales, los mejores en su ámbito, comprender cómo y de dónde sacan sus ideas y qué factores en común tienen.

Yo he hecho un pequeño resumen, por denominadores comunes, de su modelo de inversión:

Contrarios

Sus opiniones no son las mismas que las del mercado y justo por este motivo consiguen gangas. Si el criterio general dice “A”, ellos dicen “B” o incluso “C”. Creen en las modas pero no confían en ellas y con una base suficientemente sólida pueden estar en contra. Einhorn, por ejemplo, este año se ha situado corto en la empresa de moda de comida rápida Chipotle y Whitney Tilson presentó como buena inversión la rebajada empresa de alquileres de películas por internet Netflix.

Estudio

Obviamente, son profesionales de la inversión y cualquier idea tiene un trasfondo valorado que va mucho más allá de una fórmula y una hoja de cálculo preparada. En algunos casos son muchas horas de investigación en el que han participado muchos profesionales del sector. Sin embargo, por muchas pruebas que justifiquen sus opiniones, continúan invirtiendo miles de millones en activos con un riesgo.

Margen

La mención del margen de seguridad se hace en más de una ocasión durante las ponencias y es que el legado de Benjamin Graham ha perdurado hasta nuestros días, incluso entre la nueva hornada de los money managers de Wall Street.

Una idea simple pero efectiva: los gestores calculan un precio intrínseco – un valor – para las acciones que proponen. A mercado estas acciones cotizan a otro precio. La diferencia entre el precio de mercado y su valor intrínseco es el margen de seguridad. El margen de seguridad, según Graham debería ser 2/3 para cubrir el riesgo de invertir en activos de renta variable.

Por ejemplo: una acción del sector minorista cotiza a 8 dólares. El inversor en cuestión le da una valoración, según sus estudios de 14 dólares. La diferencia és una revalorización del 75% (14 dólares/8 dólares – 1 ). Esta diferencia abismal es mas alta que el margen propuesto de 2/3 (66,6%), y por lo tanto, una inversión a valorar.

La mayoría de gestores buscan estas diferencias abismales para cubrirse las espaldas.

Estas ideas no son inamovibles, al contrario. Pasadas estas sesiones siguen buscando y profundizando sobre las acciones mencionadas. Si creen que la idea es buena continuarán con ella hasta el final, pero si algún punto los hacen cambiar de opinión entonan el mea culpa y cierran posiciones.

En otros casos, el activismo es llevado al extremo, cuando creen en una buena inversión pero en cambio los ejecutivos de la empresa objetivo no hacen lo posible para que ésta sea realizable. En este caso, gracias a su poder accionarial y la confianza de muchos inversores, toman el rol de inversor activo, situado en el consejo de administración como Bill Ackman para poder cambiar el rumbo del negocio hacia buen puerto.

Estas son las líneas generales por donde se perfila el Value Investing Congress, en las páginas Valuewalk y Market Folly han hecho un seguimiento extenso, el primero en vivo y en directo, resumiendo las ideas de todos los oradores.

El próximo congreso, por los interesados, a principios de mayo en Las Vegas. Más y mejor. 😉

Via The Money Glory



Conversación

9 comentarios


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR