Ofrecido por

GurusBlog

Vorágine europea

Vorágine Europea / Foto vía Taringa

Yo no sé ustedes pero mi percepción es que cada vez que voy andando veo el euro más difuso, como borroso. Veo a un proyecto de moneda única derruido, sin base y próximo a la destrucción. Veo a un proyecto que no debería haberse llevado a cabo con la rapidez y con la poca ejecución con la que se está empleando. Veo a un proyecto que me da pena ver. Porque como siempre he dicho, Europa es algo excelente. El problema es cómo pusimos en marcha esa excelencia; el problema está en cómo nos comportamos cuando las situaciones económicas – ergo políticas y financieras – nos dan la espalda. Porque si algo ha quedado demostrado de Europa es, paradójicamente, la poca unión que tenemos. Es llamativo sí, pero certero. Y parece curioso que aún nos digan que el euro es un proyecto que vale la pena. ¿Lo es? Responda el lector por si mismo.

Sin embargo e intentando ser algo objetivo – aunque con Europa lo tengo difícil – me gustaría traerles aquí lo qué está sucediendo ahora en Europa. Todos ustedes saben que nosotros somos la presa de los grandes depredadores alemanes. Parece ser que nuestra piel vale mucho. Sin embargo, los ‘activistas’ del BCE no nos echan una mano. Miento. Nos la echan, pero al cuello. O lo que es lo mismo: ayudan a los depredadores. Y aquí estamos. Los cerdos huyendo de cazadores y – falsos – ‘activistas‘ que nos quieren matar para a saber qué.

Europa tenía varias cosas entre las que poder elegir: austeridad o gasto. Si el lector decide preguntar a alguien qué opina de Alemania la respuesta será, ciertamente, positiva: no tienen deudas – de hecho ellos dan los ‘préstamos’ -. tienen un alto número de empleos, su Estado está beneficiando a los ciudadanos etc… Lo cierto es que esta no es la más estricta realidad. Pese a que nos han intentado comerciar una actividad de Alemania esa misma no existe – al menos, no ahora -.

El otro día leía que Berlín está empezando a aplicar recortes a sus ciudadanos – porque sí, la crisis de deuda de la UE ha ido ya demasiado lejos. Alemania es un país que ha hecho las cosas muy bien y cuyas estrategias financieras les han salido redondas pero ¿a costa de qué y de quién? Del resto. Aún así el país del Rin tiene que lidiar con los Minijobs, con esa oposición a Merkel y con las deudas – las entregadas y las pedidas -. Incluso Berlín que podría enorgullecerse que no tener que recortar, lo hace. Por vicio, entiendo, ¿no?

El mayor ejemplo de que a la UE no le gusta España es que nos convertiremos en contribuyentes netos en muy poco tiempo. Si los europeístas argumentaron que lo bueno de estar en Europa eran las ayudas, su argumento ya está en la estratosfera. Pero no es sólo el hecho de querer dejarnos sin ayudas. Es el hecho de hacerlo en esta situación. Puede sonar incluso a que es algo cruel. Nosotros, al borde de la quiebra, con recortes sociales por doquier, con la falsa creencia de que la austeridad nos sacará de aquí y ahora, encima, sin las ayudas de la UE. Estamos solos, y a la deriva.

Pero lo peor es que parece que en medio de esta vorágine europea no se erige ninguna voz que quiera realmente dar un vuelco a las cosas. Tengo esperanzas en Hollande, pero Merkel sigue parándole los pies. Hollande – ergo Europa – propone y Merkel para. Europa vs Merkel ¿entonces? No lo sabemos. Pero tampoco sería justo decir que los PIGS hicimos las cosas bien. Si empezamos a contar lo que hicimos mal: Aznar liberalizó el suelo – liberando la caja de pandora del ladrillo -, José Luis Rodriguez Zapatero actuó como un espantapájaros y Rajoy está acabando con nuestro país.

Feliz semana.

Pueden seguirme en twitter: https://twitter.com/JaimeMAD y seguirme en mi blog http://www.economiaplus.net/



Conversación

2 comentarios


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR