Ofrecido por

GurusBlog

Vuelve el Príncipe de las Tinieblas del Gobierno

principeduplaisirle2.jpgReconozco que por suerte o desgracia toda gran organización suele contar con su particular príncipe de la tinieblas, es hombre de confianza que se mueve entre los bastidores de la organización y se encarga de realizar el trabajo sucio. Antes de continuar con el post, me gustaría destacar o y recordar que este está escrito a título personal, que no tiene que reflejar la opinión del resto de miembros del blog y que lo que escribo a continuación sólo pretende expresar una opinión personal y no tiene porque tener ningún tipo de base científica.

Todo esto viene a cuento por el reciente nombramiento de Miguel Sebastián cómo Ministro de Industria. Reconozco de antemano que el personaje me cae antipático por no decir que me repulsa, y uno que pensaba que tras su desastrosa campaña a la alcaldía de Madrid, Sebastián era mas bien un cadáver político, va y mira por donde, por gracia del destino y del Presidente del Gobierno, ahora lo tenemos compuesto y con cartera.

Repasar la trayectoría de Miguel Sebastián en su anterior etapa cómo jefe de la Oficina Económica del Presidente, me produce escalofríos, por no decir que sin duda para mi fue de lo peor del anterior mandato del Presidente Zapatero y probablemente el protagonista de los episodios más turbios. Recordemos los rumeres de filtraciones de dossiers desde la oficina Económica de la Presidencia para presionar al presidente del BBVA para facilitar el asalto de Sacyr al banco, o las acusaciones de Manuel Conthe sobre las presiones de dicha oficina para bloquerar la OPA de EON sobre Endesa, sin olvidar los debates electorales que sostuvo Sebastián con Gallardón en la lucha por la alcaldía de Madrid, dónde no sólo demostró su falta de talla política sino que nos regaló con uno de los golpes más bajos que visto en un debate político.

Pues bien este es el nuevo Ministro de Industria, con el sector energético español en plena convulsión de movimientos corporativos, donde los señores del ladrillo (ACS, Acciona, Sacyr) están apostando sus cartas, Sebastián será el gran hacedor. Si me permiten el desafortunado ejemplo, a mi me parece que es como poner a un drug dealer de conserje de un colegio.

Lo siento, no me gusta, el estilo de Sebastián, no me gusta su pasado, ni creo que sea el hombre más adecuado para manejar la cartera de Industria. En fin pobre Solbes, pobre país.



Conversación

15 comentarios

  1.    Responder

    Yo no lo conozco. Sólo sé lo que escucho en los medios. Pero partiendo de Ahí, todo tiene sus pros y sus contras.
    Pros:
    – Es Economista, doctor, profesor y llegó alto en un gran banco como BBVA. No son malas credenciales.
    – Es fiel como pocos a su jefe (esto también debió aprenderlo tras su paso por BBVA).
    – Es capaz de explicar que quiere y movilizar y convencer a un grupo de militantes socialistos. No sé si eso es bueno, pero está claro que tiene carisma y capacidad de liderazgo.

    Contras:

    – Muy polémico. Genera diversidad de opiniones allá donde van. Le siguen o lo repelen.
    – No tiene ningún logro que mostrar (como casi todos los nuevos ministros, en especial la ministra de vivienda con 31 años).
    – No genera nada de confianza en un amplio sector de la población (buen trabajo de Pedro J, pero alguna parte también corresponde al nuevo ministro de industria).

    ¿Será un buen ministro?. Pues me merece la misma opinión que la gran mayoría del nuevo consejo de ministros. Démosles 100 días.

  2.    Responder

    Los políticos empiezan su carrera desde abajo luchando por el partido. Si en eso son buenos, más tarde el partido les recompensa con un puesto de ministro que dura menos cuanto más incompetentes son ahí. Un buen soldado no suele ser un buen general. Pero tienen salario para el resto de su vida. Lo malo es que ese defecto de la democracia es ahora más acentuado que nunca y son los ciudadanos quienes lo permiten. Esta táctica de los partidos que juega a plazos de pocos años es nefasta para el país a plazos más largos y son nuestros hijos quienes sufrirán las consecuencias y quienes en su momento, al analizar el resultado, mejorarán el sistema.
    Yo siempre voto en blanco, como no tengo talante de luchador político, es mi única manera de gritar flojito.

  3.    Responder

    Pues yo no se si me pierdo algo pero no me parece tan malo… Mejor que Clos como dicen por ahí. También de acuerdo en que las lineas políticas se deciden mas arriba, con lo cual dudo que tuviera culpa en el tema de BBVA.
    Lo de perder las elecciones en Madrid a mi no me parece que sea un fracaso político, estaba claro que las iba a perder. Yo mas bién lo veo un sacrificio, y el motivo principal de que ahora esté de ministro… ya me veo a ZP diciendole “tu presentate, si pierdes, prometo que me acordaré de ti en el futuro…”. En fin…
    Yo creo que ha venido para quedarse: probablemente es la última legislatura de Solbes y tiene toda la pinta de ser su recambio. Por otro lado, ha tenido un gesto de humildad al decir, ante los comentarios de posibles fricciones con Solbes por parte de los medios, que “va a trabajar en coordinación con economía” (algo es algo viniendo de un político). En fin yo creo que habría que darle una oportunidad.
    Un saludo.

  4.    Responder

    Parece que para el puesto de ministro de Industria se siguen criterios un tanto… extraños. ¿Qué méritos atesora este personaje? Porque vamos… aparte de “cabildear”, hacer chanchullos, y demás, no alcanzo a comprender que pinta ahí. Veremos si Solbes consigue ponerlo firme, sino mal vamos con la época de vacas flacas que tenemos encima.

    Saludos. 🙂

  5.    Responder

    Peor que Joan Clos es imposible que sea, aunque a decir verdad a veces es mejor no hacer nada que hacer algo y hacerlo mal… Esperemos que tus augurios no se cumplan, pues mal iremos.

  6.    Responder

    Felipe, quizá hayas confundido la posición de los adjetivos patético y magnífico. Por si Solbes no lo tenía ya bastante difícil, para que le faciliten el trabajo.

    Saludos

  7.    Responder

    No me gusta Sebastián, pero sinceramente creo que lo puede hacer mejor que Clos.
    O por lo menos, tener mejor conocimiento de la materia.
    Slds.

  8.    Responder

    No sé quien es peor si este, o Magdalena, que para lo único que la mantienen en el ministerio es para presentarla al ayuntamiento de Málaga en la próximas municipales, inaugurando en esa ciudad nuevo aeropuerto, metro, nueva autovía y todo lo que pueda tener listo para el 2011.

  9.    Responder

    Igual que digo que Adolfo Dominguez no me gusta, Miguel Sebastian tampoco. Su cara, su aspecto, su comportamiento ante las cámaras y que decir de lo que ha hecho desde la oficina económica, que seguro que es como un iceberg, solo conocemos la pequeña parte que sale del agua, pero la mayor parte no queda a la vista.

    De todas formas, hay que poner las cosas en su contexto. Las cosas que ha hecho no surgen de su lado oscuro, de su maldad intrínseca. La política intervencionista se fija desde más arriba y seguro que no todas las ideas “intentadas” salen de este hombre. Todas las organizaciones necesitan un “ejecutor” que haga el trabajo sucio. El problema aqui es que como pago al ejecutor se le asciende a la primera línea de la escena política, evidentemente por ambición própia cuando seguro que haría un mejor trabajo a su organización desde las bambalinas. A mi me ha resultado cuando menos curioso que Solves haya tenido que remarcar en el FMI que “él es el Vicepresidente y que es él el que fija la política económica”. Menuda jaula de grillos (y grillas, muchas grillas) los consejos de ministros…

  10.    Responder

    Yo también desconfio de este personaje que dicen que es el que se le ocurrió lo de los 400 euros. (Le da 400 euros a su amigo Botín, y una viuda que apenas llega a fin de mes no le da nada porque en la declaración le sale a 0 y no hay nada que devolver). Y encima ZP dice que es una medida justa porque 400 euros a Botín es una limosna.

  11.    Responder

    Gracias Felipe por el comentario,
    Aquí respetamos cualquier opinión, faltaria más, y como tenemos la inmensa fortuna de compartir nuestro blog con gente inteligente como lectora del mismo no hace falta hacer comentario alguno sobre tu post.

  12.    Responder

    lo bueno de lo malo es que nunca es peor……..

  13.    Responder

    Estoy totalmente de acuerdo. Persona de oscuro pasado, que ha demostrado poca talla política (en el ayuntamiento), y que está recibiendo el cheque pactado por sus servicios… Felipe, ya que insultas al blogger, te digo que te huele el aliento a socialista rancio poco objetivo. El blogger simplemente ha destacado las habilidades del ministro. Discútelas, no insultes.
    Saludos,

  14.    Responder

    Creo que has sido demasiado respetuoso con lo de “principe”, aunque sea de las tinieblas.

  15.    Responder

    Entra un magnífico economista en el gobierno y un patético blogger escribe una chorrada sobre el evento. La verdad es que en la realidad hay afortunadamente sitio para todos. Unos en el gobierno y otros en la blogosfera.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR