fgd 5 cosas a saber“¿Pero lo mío está seguro?”, nos preguntamos todos en este país, a cada nuevo titular sobre Chipre, Bankia, participaciones preferentes y gurús del Finantial Times. Los ahorradores tradicionales, con dinero en cuentas y depósitos bancarios, nos aferramos como un clavo ardiendo al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) porque muchas más certezas no nos quedan, pero hay que ponerlo todo en contexto antes de saber con qué podemos contar:

  1. Hasta el año 2010, los depósitos bancarios solo estaban garantizados hasta los 20.000 €. En 2008 había quebrado Lehman Brothers, así que Irlanda, Alemania y Dinamarca reaccionaron garantizando el 100% de sus depósitos. Y a los pocos meses, se aprobó una directiva europea que incrementaba la garantía hasta los 100.000 euros por titular y entidad, que llegó a nuestro país a través del Decreto Ley de mayo de 2010. Desde entonces estamos más protegidos que nunca, al menos teóricamente.
  2. Todos los países europeos garantizan la misma cantidad, 100.000 € por titular y banco, es decir, que nuestros depósitos ING (FGD holandés) o depósitos BES (FGD portugués) están igual de garantizados que los del Santander o los de CatalunyaCaixa, por nombrar uno ‘bueno’ y uno ‘malo’.
  3. Chipre ha estado a esto de pasarse la garantía sobre los 100.000 €, tan responsablemente instaurada por Europa, por el arco del triunfo. Y aunque al final no se ha tocado la cifra sagrada, todos hemos visto lo que cualquier gobierno de un país en crisis puede hacer en un momento de desesperación.
  4. El Gobierno decidió a finales de 2011 que el FGD asumiría las pérdidas del FROB derivadas de la reestructuración de cajas y recapitalización del sistema bancario. Es decir, que ese dinero destinado a servir a la seguridad del ciudadano pagó los platos rotos de los bancos. Como consecuencia, ahora mismo no queda casi nada en las arcas para que el FGD pueda cumplir con su función original.
  5. Legalmente el FGD nunca ha garantizado el 100% de los depósitos, básicamente porque no existe garante con capacidad suficiente. Pensemos que los depósitos en España ascienden a 1,48 billones de euros, el 140% de nuestro PIB.

Al final, se supone que deberíamos estar tranquilos; existen más garantías gubernamentales que nunca y el sistema financiero español ha sufrido un saneamiento muy importante en los dos últimos años. Eso y los 40 millones de euros que ha recibido de Europa, deberían asegurarnos muchos meses de equilibrio por delante.

Lo que ocurre es que aún existe incertidumbre sobre el futuro de algunas entidades financieras como Bankia, CatalunyaCaixa o Novagalicia Banco, por lo que todavía no está 100% descartado que aparezcan nuevos agujeros en las cuentas de estos bancos y cajas, con lo que volverían a necesitar echar mano del dinero del muy maltrecho FGD.

En definitiva, el Estado ya no puede verse como en un salvoconducto infalible de nuestros ahorros, más cuando la sombra de un rescate a España todavía no anda tan lejos como nos gustaría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Adivinas cuál es el mejor banco de España? ¿Y el menos valorado?

El mejor banco de España no es uno de los más grandes. Descubre todos los ganadores de los Premios HelpMyCash a la Excelencia Bancaria de 2018.