Ser mayor no sólo significa ser más sabio. También significa ser más inteligente, al menos en algunos aspectos.

Consideremos nuestra capacidad para hacer operaciones matemáticas básicas o nuestro manejo de un amplio vocabulario. En contra de la opinión popular acerca del desvanecimiento de la inteligencia en el tiempo, tanto esas habilidades como otras siguen mejorando hasta llegar a los 50 años, según una nueva investigación de Psychological Science.

Muchas habilidades, por supuesto, siguen el patrón de llegar a su máximo a los 18 años y luego empeoran durante el resto de nuestra vida. Pero el estudio revela algunos nuevos hallazgos sorprendentes sobre cómo nuestras habilidades cambian con el tiempo:

inteligencia-edad-compressor

 

STM = memoria a corto plazo; WM = memoria de trabajo; WAIS = escala de inteligencia adulta de Wechsler.

A pesar de que sin duda empeoran algunas cosas a medida que envejecemos (como recordar la información básica para períodos cortos, que se muestra en púrpura, o hacer el seguimiento de datos a largo plazo, que se muestra en naranja y verde), también mejoramos mucho en otras (como en la comprensión de lo más relevante, que se muestra en rojo, y en el conocimiento general, que se muestra en azul).

Otras habilidades maduran más tarde también. Nuestra capacidad de leer las emociones de los demás (“Mind-In-Eyes Task”) y recordar los acontecimientos que acaban de ocurrir (“WM: Digit Span replication”) llegan a su culmen a los 47 y 35 años respectivamente:

inteligencia-edad-2-compressor

Por un lado, los resultados son impresionantes. ¿Quién hubiera imaginado que íbamos a mejorar en multiplicar y dividir a medida que envejecemos?

Por otro, sin embargo, los resultados tienen sentido: a medida que envejecemos, leemos más libros, vemos más películas, y tenemos más conversaciones con diferentes tipos de personas (por lo que es natural que nuestro vocabulario se expanda), pero nuestro cerebro es menos fuerte para recordar los pequeños detalles de personas, lugares y cosas que encontramos hace mucho tiempo.

En casi cualquier edad, la mayoría de nosotros estamos mejorando en algunas cosas y empeorando en otras.

Gustavo Rivero

Linkedin.com/in/griverog

  1. ¡Me encanta Gustavo ! muchas veces nos damos cuenta de la elasticidad que perdemos sin recabar en que somos mejores en muchos otros aspectos. Hemos reforzado con la experiencia actos que se convierten en reflejos y que nos hacen tomar las decisiones acertadas.
    Gracias por vestir con estadística lo que intuíamos.
    Abrazo
    Alex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…