abengoaok-compressor

Abengoa registró unas pérdidas de €194 millones  durante los nueve primeros meses del año debido, principalmente, al saneamiento del valor de la participación que ostenta en su participada Abengoa Yield, según ha informado este viernes la compañía.

La firma sevillana ha precisado que este saneamiento es consecuencia de la disminución del valor de cotización de la filial estadounidense a 30 de septiembre de este año.

Si os miráis la cuenta de resultados y el balance de Abengoa probablemente no entenderéis nada así que si queréis saber el verdadero estado de la compañía lo más recomendable es ir a la prueba del algodón y mirad  en los flujos de caja:

Captura de pantalla 2015-11-13 a la(s) 15.43.12

Y mirando los flujos de caja la fotografía que se obtiene es demoledora. La compañía consume a nivel de operaciones (antes de inversiones en Capex) cerca de 564 millones, lo que no le da ni para invertir sin tomar deuda ni para devolver sus más de €6.000 millones de deuda. Así que dos opciones:

1- A se trocea y se venden activos y se cruzan los dedos para que lo obtenido de para pagar la deuda.

2- A sigue la huida hacía adelante y se le inyecta más dinero.

Deloitte abre los ojos

Por lo que pueda pasar, Deloitte se cubre las espaldas y  ha advertido de incertidumbres sobre la viabilidad de Abengoa debido a sus problemas para acceder a la financiación de los mercados de deuda.

En un informe como auditor de las cuentas de la compañía del tercer trimestre, indica que los resultados negativos de las operaciones a cierre de septiembre, así como la evolución negativa de la cotización en el trimestre tanto de las acciones de Abengoa como de Abengoa Yield, unido a los problemas para acceder tanto a los mercados como a las renovaciones de algunas líneas de circulante “son indicadores de la existencia de una incertidumbre que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento”.

No obstante, recuerda que, con posterioridad al tercer trimestre, Abengoa aprobó una ampliación de capital por 650 millones de euros, así como un plan de desinversiones hasta el 31 de diciembre de 2016, y que, el 8 de noviembre, alcanzó un acuerdo con la sociedad Gonvarri Corporación Financiera (Gestamp) para su entrada en el accionariado mediante una inyección de 250 millones de euros y la posterior suscripción de parte de la ampliación por 400 millones de euros, con lo que podría alcanzar el 28% de los derechos de voto.

A este respecto, el auditor señala que los administradores consideran estas medidas “suficientes para mantener la viabilidad de la operaciones, por lo que han preparado los estados financieros intermedios sobre la base del principio de empresa en funcionamiento”.

Mientras tanto seguimos esperando que la banca acepte la propuesta de Gonvarri para acudir a la ampliación de capital y ponga €1.500 millones más de financiación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…