monedas y billetesTradicionalmente, la estrategia de invertir en valores con alto dividendo en mercados volátiles “suele salir bien”. Hablamos de altos dividendos que hayan pasado la criba de las revisiones a la baja por parte de las compañías como consecuencia de malos resultados.

De los 12 meses del año, enero y julio son los de mayores pagos ya que las eléctricas y bancos abonan los suyos.

Sin embargo, las cuatro próximas semanas van a ser algo peculiares. En la medida que la fiscalidad en fuente de los dividendos se incrementa, muchas compañías han optado por A) adelantar el dividendo a diciembre o B) por trocearlo en más pagos, incrementando los “a cuenta” y uno será antes de final de año.

En el cuadro adjunto incluimos las compañías del Ibex que pagan dividendo, la fecha y la rentabilidad del mismo:

dividendo a pagar a corto

Más información en http://twitter.com/gurusblog
También puedes unirte a nuestra red social http://es.linkedin.com/in/gurusblog

Imagen vía Micora

  1. Una cosa interesante, quizá, sería que las empresas españolas y casi diría europeas, se acostumbrasen a fraccionar el pago en uno cada trimestre, al más puro estilo de EEUU. De esa manera, aunque también tiene sus desventajas, 1) atesoran el dinero del pago durante más tiempo al diferirlo en cuatro pagos anuales, lo cual puede ser ventajoso si se pone en repos a corto plazo, dándoles un extra de rentabilidad sin riesgo 2) se mitigan las ventas en alguna medida, pues mucha gente es reticente a vender cerca de la fecha del pago, y al ser ésta cada menos tiempo, se tiende psicológicamente a mantener antes que a vender.

    De cara a la empresa, igual no es demasiada la diferencia. Desconozco si eso les supondría demasiado trabajo, pero me parece una opción bastante interesante. Creo que el Santander lo hace así, y pienso que debería cundir más el ejemplo.

    Salud.

  2. Cuando pagan el dividendo, el precio de la acción cae por una cantidad equivalente. En ese momento la ganancia es prácticamente nula. Sólo se ganará si la empresa tiene fuerza para recuperarse.
    La volatilidad en los precios de muchas acciones es muy superior al pequeño porcentaje que representan los dividendos. ¡ No invertir pensado sólo en los dividendos !

  3. Y además también hay que tener en cuenta la normativa fiscal, por la que si compras acciones dos meses antes de cobrar el dividendo éste no estaría exento. A quien maneja muchos ceros le da igual, el pequeño accionista debe vigilarlo.

  4. Lo que comentais es muy cierto.

    Sin embargo, en mercados como el actual de muy alta volatilidad o de riesgo a la baja:

    1) El dividendo da un suelo a la valoración.

    2) Tras descontar el dividendo, en un plazo inferior a 10 sesiones, “recupera” el nivel.

  5. Bueno, por lo pronto informar que estos dividendos estan equivocados, cuanto menos en la fecha. Habria que intentar republicar la lista completa sin errores, porque asi no sirve para nada. Sin ir mas lejos, FCC y ACS estan equivocados. Nula credibilidad por mi parte, pues.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda