acs florentino perez

ACS se ha adjudicado el contrato de obras de construcción y posterior explotación durante 25 años de una autopista en Colombia, un proyecto estimado en unos 690 millones de euros, según informó informa la Agencia Nacional de Infraestructura de Colombia (ANI).

Con este contrato, el grupo que preside Florentino Pérez desembarca en el mercado de concesiones de Colombia, además de potenciar su negocio por Latinoamérica y reforzar su internacionalización.

El proyecto consiste en la construcción y posterior explotación de la denominada autopista Conexión Pacífico 1, una vía entre Camilo Cé y Bolombolo, que permitirá conectar Medellín con el valle del Río Caucaque. Requiere la construcción de 31 nuevos kilómetros de autopista con dos carriles y el mantenimiento del trazado actual.

ACS, a través de su filial de concesiones Iridium, lidera el grupo que ha resultado adjudicatario del proyecto, que completa la firma local Episol, y que competían con un consorcio integrado por firmas mexicanas y colombianas.

Según informó ANI, el grupo liderado por ACS se ha hecho con la obra al estimar en su oferta una solicitud de aportación de fondos de este organismo colombiano de 1,03 billones de pesos (unos 398 millones de euros), cantidad inferior a la que reclamó el otro oferente.

La vida si da segundas oportunidades

Aunque el titular de la nota de prensa era algo así como ACS entra en Colombia al adjudicarse su primera autopista en el país, la realidad es que está no es la primera autopista que se le adjudica a ACS en Colombia.

Hace unos meses ya os comentamos que en 1997 un consorcio formado por ACS y Sacyr ganaron el concurso para construir una autopista en Colombia y que acabó en uno de los mayores fiascos de la historia de las infraestructuras en Colombia. Obviamente la oferta del consorcio liderado por ACS y Sacyr era la económicamente más barata, pero una vez ganado el concurso las dos constructoras españolas pretendieron no construir los 15 túneles proyectados para ahorrarse unos 100 millones de dólares. El organismo público colombiano supervisor de las obras se negó en rotundo, entre otras cosas porquelos túneles era un requisito solicitado por el Banco Mundial para financiar la obra.

La sorpresa para los colombianos vino cuando después de largas disputas intentaron decidieron ejecutar la póliza de indemnización por  incumplimiento aportada por las constructoras españoles y recuperar así al menos 77 millones de dólares cuando se dieron cuenta que no existía ninguna póliza y que el consorcio español sólo había mandado en el concurso el borrador de una póliza que nunca llegó a contratar.

El tiempo parece que lo cura todo, y en estos 17 años los colombianos ya no se han acordado que ACS fue una de las empresas a la que le adjudicaron una autopista que nunca llegó a construir. Casualidades de la vida, la adjudicación a ACS se hace a 2 semanas de que se celebren las elecciones presidenciales en el país.

omentarios
  1. Por favor contrasten las noticias. La razón por la que el consorcio quiso abaratar la construcción fue que el gobierno no garantizaba la seguridad de la vía y los guerrilleros se dedicaban a secuestrar a todo el que pasaba. Como consecuencia nadie quería pasar por la vía y el consorcio no recibía ningún duro ya que era una PPP. Ademas del miedo que teníamos de ser secuestrados. A mi no me vuelven a enviar allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…