florentino-perez

florentino-perez

ACS continua con su proceso de podríamos denominar de auto liquidación después de que lo de jugar a ser un fondo de private equity en los años de bonanza haya llevado a la compañía a niveles de endeudamiento no sostenibles. Así que bienvenidos a la nueva era donde el objetivo es intentar que no parezca que el balance tenga tanta deuda y en donde se vende cualquier activo al que aún le quede algo de valor aunque sea asumiendo pérdidas gigantescas.. si lo sé es probablemente el peor momento de todos para aplicar esta estrategia de intentar salvar algo vendiendo lo que se pueda vender, otros lo intentaron antes ( por ejemplo Prisa) y tampoco les fue muy bien.

El último intento, la venta de las propias acciones que la compañía tenía en autocartera. ACS anunciaba que ha vendido a tres entidades las acciones propias que tenía en autocartera (20,20 millones) , representativas del 6,4% de su capital social, por un importe de 360,16 millones de euros, con un descuento del 3% sobre el precio de mercado del miércoles, es decir a 17,83€ por acción.

Las acciones en autocartera fueron adquiridas por ACS a un precio medio de 34,29€, así que la pérdida potencial es significativa. Para acabarlo de liar todo un poco, entra en acción la ingeniería financiera… las acciones se venden pero se ha suscrito un contrato de derivados sobre igual número de acciones propias que las vendidas,  a comprar las acciones a 30€ y liquidable únicamente en dinero y a un plazo de dos años prorrogable por un año más.

Me imagino y es una opinión muy personal, que con esto se busca venderle al auditor que la venta de la autocartera no es una venta sino una especie de  préstamo con el que tratas de conseguir artificialmente tres cosas:

– La primera no contabilizar una minusvalía gigantesca.

– Obtener liquidez.

– Con el cash recibido reducir deuda pero no contabilizar el compromiso de compra de acciones como una obligación.

¿Y que hacía ACS con 20,20 millones de acciones de la propia ACS en autocartera?

Pues no lo se… como indican en Cotizalia, las acciones fueron adquiridas por ACS en 2011 año en el que curiosamente finalizaba el plan de stock options para directivos que se embolsaron más de 200 millones de euros. Hoy la jugada supone una pérdida de más de 350 millones…. perdón pido disculpas que igual resulta que no es pérdida gracias a unos pequeñas dosis de ingenieria financiera.

El problema de la ingeniería financiera, es que sirve para ocultar transitoriamente los petardos… pero no evita que tarde o temprano te acaben explotando en las narices, salvo que tengas un golpe de auténtica buena suerte.

Sigo prometiendo intentar entender las cuentas de ACS cuando publiquen los resultados del 2012 completos. La promesa es intentar.

  1. Esto parece broteverdismo. “Aunque ahora nuestras acciones valgan poco, sabremos que en un año valdrán muchísimo más. Así que, para cuando valgan 50 €, las compraremos a 30 €”. Sí, lo que tú digas. O tiene una información muy fiable de que España saldrá del euro y ese contrato se convertirá en compra por 30 pesetas o no lo entiendo.

    En fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.