Los activos dudosos del sector financiero español aumentaron hasta los 194.292 millones de euros a cierre del primer semestre del año, lo que representa un incremento del 34,5% con respecto a junio de 2011, según el Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España.

Según el organismo presidido por Luis Linde, los activos dudosos, a nivel de los balances consolidados (negocios en España y en el extranjero), siguieron aumentando en el periodo, “lo que se tradujo también un mayor ratio de morosidad”.

Así, la ratio de morosidad total se situó en un 6% al cierre del pasado mes de junio, frente al 4,6% del año anterior, concentrándose esta tendencia al alza en los negocios en España.

Por su parte, los activos dudosos del sector privado residente en los negocios en España registró un incremento del 36,1% a junio, superando los 45.000 millones de euros. Este repunte en el ritmo de avance de los activos dudosos se percibe desde finales de 2010, y los datos correspondientes al mes de agosto de 2012 confirman que se mantiene, al crecer en tasa interanual un 41,1%, indicó el Banco de España.

El incremento de estos activos dudosos en España se explica especialmente por el asociado a los sectores de construcción y promoción inmobiliaria, siendo el resto de sectores más modesto, aunque creciente.

MOROSIDAD.

La ratio de morosidad del crédito al sector privado residente en España siguió así aumentando, hasta alcanzar un 9,9% en junio. La mayor parte de este incremento se debe al aumento en el volumen de activos dudosos, si bien un porcentaje creciente a lo largo del último año se debe a la disminución del crédito.

En cuanto a las personas físicas, la ratio de morosidad se sitúa en el 3,8% en junio, confirmando que la tendencia de la ratio en este segmento ha sido creciente a lo largo del último año (3,04% en junio de 2011).

En concreto, la debilidad de la actividad económica, unida a la situación del mercado laboral en España, explica el aumento de la ratio de morosidad, que, no obstante, sigue siendo relativamente reducida en el crédito a las personas físicas para la adquisición de vivienda (3,1% en junio de 2012 frente al 7,5% del crédito a personas físicas para fines distintos de la adquisición de vivienda en esa misma fecha).

En el crédito a las empresas no financieras, la ratio de morosidad alcanzó el 16,8% a cierre del pasado mes de junio, muy condicionada por el elevado nivel de morosidad registrado en el sector de la construcción y promoción inmobiliaria (27%).

Excluyendo las empresas clasificadas en esta rama de actividad, la morosidad del conjunto de las restantes empresas no financieras se sitúa en el 7,8%, si bien ha seguido una evolución creciente desde junio del pasado ejercicio, señala el Banco de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Condiciones extraordinariamente desfavorables

Me ha gustado mucho el nuevo verbo creado, o al menos publicado,…