GurusBlog

Activos fiscales. La nueva fuente de beneficios artificiales para la banca.

producto financiero banca

Bienvenidos a una nueva era para la banca española, una nueva era en donde la banca no hace falta ni que de un préstamo para ganar dinero, y una era en la que la alquimia contable permitirá que en los próximos años, los bancos puedan simplemente convertir las pérdidas en ganancias.

Quizás algunos de vosotros ya lo habréis notado al mirar las cuentas de algún banco español durante el 2012. Generalmente en las cuentas de resultados de toda empresa, cuando llegamos a las líneas finales, observamos que tenemos el Resultado antes de Impuestos. A esta cifra, se le suelen restar los impuestos a pagar para obtener el resultado neto de la compañía.

Si efectivamente, he dicho, se suelen restar los impuestos, porque, ahora, para nuestra banca, la resta se ha convertido en suma. El secreto de esta metamorfosis, lo tenemos en los Activos Fiscales. Anótense esta palabra, porque en los próximos años, va a ser este concepto el que permita a la banca española presentar beneficios.

La Banca y los Activos Fiscales:

Los denominados créditos fiscales, o activos fiscales diferidos, consisten en apuntar en el balance como un activo real el ahorro en impuestos  por cerrar en pérdidas, aunque realmente ese ahorro no se produce de forma efectiva hasta que la entidad vuelve a tener beneficios netos. Son ahorros en impuestos futuros.

Vamos a poner unos ejemplos para ir entendiendo magnitudes.

CaixaBank, En el primer trimestre del 2013, obtuvo un beneficio antes de impuestos de 190 millones de euros. En teoría obteniendo un beneficio de 190 millones tendría que haber tributado por el 30% de este beneficio. Es decir tendría que haberse apuntado una pérdida de 57 millones de euros por pago de impuesto de sociedades y anotarse un beneficio neto final de unos 133 millones de euros. Sin embargo, el impuesto de sociedades arroja un impacto positivo de 144 millones (en lugar de la pérdida de 57 millones de euros) y acaba contabilizándose un beneficio neto de 334 millones de euros, sin haber pagado un euro a las arcas del Tesoro Público.

¿El motivo?, pues los más de 6.279 millones que CaixaBank tiene anotados como activos fiscales en su balance. Entre otras cosas porque al quedarse con el Banco de Valencia, entidad que  tenía créditos fiscales por 1.959 millones de euros y que al ser absorvida por CaixaBank por 1 euro, le permitirá a CaixaBank, ahorrarse el pago de cerca de 2.000 millones de euros en los próximos años.

Otro ejemplo… Banco Sabadell. En 2012 obtuvo una pérdida antes de impuestos de 302 millones de euros y se anotó una ganancia por impuesto de sociedades de 398 millones de euros, así pudo cerrar el 2012 con un beneficio de 96 millones de euros.  El Sabadell acumula en su balance casi 6.280 millones de euros en activos fiscales.

La lista, es larga y afecta en mayor o menor medida a toda la banca española. Incluso Bankia, la entidad a la que hemos inyectado miles de millones de dinero público, acumula activos fiscales por 12.029 millones de euros, así que probablemente no pagará impuestos durante la próxima década.

En total se estima que el sistema financiero español, generará cerca de 50.000 millones de euros de colchón, gracias a la magia contable de los activos fiscales. Bueno gracias a la magia contable de los activos fiscales y a los ciudadanos españoles, que verán como Hacienda le permite a la banca no pagar impuestos durante unos cuantos años. ¿Lo apuntamos a la cuenta del rescate a la banca?

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

20 comentarios

  1.    Responder

    Tengo entendido que Basilea III no permitirá que se contabilice como activo real los DTA y debido a ello el gobierno quiere implantar el modelo italiano

  2.    Responder

    Esto también lo sufren muchas empresas no sólo la banca.

  3.    Responder

    No del todo correcto porque los activos fiscales aparecen por una diferencia entre el resultado del ejercicio presentado y el resultado del ejercicio presentado a hacienda, que pueden diferir por ejemplo por utilizar diferentes tipos de amortización en cada uno de ellos.

    Cuando un año el beneficio presentado a hacienda es mayor que el presentado en los resultados anuales, los impuestos pagados son mas altos a los que realmente deberían pagarse, y esta diferencia es la que los bancos y cualquier empresa se apunta como activo fiscal (tax deferred asset en ingles)

    1.    Responder

      ¿”los impuestos pagados son más altos que los que realmente deberían pagarse”? Por el contrario, pagan menos porque las normas fiscales permiten reducir el impuesto de las pérdidas de ejercicios anteriores, siempre que esté razonablemente asegurado que serán cubiertas con beneficios futuros, lo cual deben verificar los auditores.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies